Al igual que necesitamos de un buen colchón para dormir, una excelente almohada es necesaria para tener un descanso reparador. La almohada tiende intervenir en distintos factores al momento de dormir; por ejemplo, si eres de las personas que se despiertan con dolor de cuello, hombros o espalda, es momento de que vayas pensando en comprar una nueva. Este pequeño implemento de dormitorio nos ayuda a mantener una postura adecuada.

Es decir, una buena almohada hace precisamente eso, corregir y alinear la postura. Una buena almohada hace exactamente eso, relajar los músculos y favorecer al descaso, pero ¿cómo se escoge una almohada? Y, ¿Cuál es la que mejor se adapta a mi postura y forma de dormir? Este artículo podrá ayudarte con eso.

Lo más importante

  • El principal factor que debes de tomar en cuenta al momento de escoger tu almohada será la postura en la que duermes. Además, el material que determinará en gran medida el grado de firmeza de la almohada es importante que verifiques su relleno es lo que le da la consistencia.
  • Por otro lado, el largo de la almohada siempre debe superior al de tus hombros. Hay tres tipos de almohadas que debes de considerar; las almohadas bajas son adecuadas para personas de poco peso y para las personas que duermen boca abajo. Las más altas son para los que duermen de lado y las medias para los que duermen boca arriba.
  • Ten en cuenta las almohadas con diseños especiales, como las cervicales, están pensadas para personas con problemas y dolencias musculares. También para el embarazo.

Las mejores almohadas del mercado: nuestras recomendaciones

Escoge la almohada que te permita poder dormir y descansa adecuadamente, esto será lo fundamental. No obstante, hay diferentes modelos de entre los que puedes elegir en el mercado, pero ten a consideración tus hábitos de sueño y tu complexión física. Para ayudarte con esta decisión hemos hecho una selección de las mejores almohadas del mercado que te podrían interesar.

La almohada favorita de los compradores online

Una almohada con un estilo clásico. Hecha en USA, con una cubierta en un 60% de poliéster y un 40% de rayón derivado del bambú, es una de las mejores almohadas ajustables. Su relleno es una combinación de memory foam y microfibra que le da una suavidad intermedia.

Es hipoalergénica y antipolvo, por lo que es perfecta para cualquier usuario, si bien trae una funda lavable a máquina. Este es un producto de primera calidad, certificado ecológico y analizado por diferentes laboratorios. Por si fuera poco, te asegura que en las primeras 100 noches te enamoraras de ella, o se devolverá tu dinero. Tiene garantía hasta por 5 años.

La almohada ortopédica para noches calurosas

Esta almohada es una combinación de un estilo rayado de tela y relleno Memory foam lo cual la hace fresca y nunca perderá su forma. Esta hecha en un 43% de bambú, 56.4% de poliéster, y un 0.6% de licra, esta tecnología hace que te mantenga toda la noche fresca. Este producto es 100% americano, y te da hasta 20 años de garantía.

Además, esta almohada es de uso ortopédico, lo cual da un ajuste perfecto a tu cuello y cuello, tiene una funda de zipper removible el cual puedes lavar perfectamente aparte; incluso la almohada se puede lavar en maquina si lo deseas. Es hipoalergénica, libre de polvo y sellado al vacío, es totalmente eco-friendly y biodegradable; no emite ningún tipo de contaminante al ambiente.

La almohada ideal para el mejor descanso

Una de las mejores almohadas para descansar en las noches, una combinación entre firmeza y comodidad. Descansa tu cabeza sabiendo que podrás tener una noche de relajación total. El relleno de esta almohada está hecho con un material conocido como fibra polyl-gel el cual es el que actúa para mantener la mejor posición.

Esta almohada esta fabricada al 100% de algodón, lo cual la hace muy suave y fresca. Puedes lavar esta almohada en lavadora sin el temor a que pierda su forma o frescura. Es un producto totalmente hipoalergénico, libre de toda sustancia química que pueda provocar una reacción alérgica. Es la ideal para personas con alergias, asma u otro tipo de dificultades respiratorias.

La almohada más relajante

Dentro de este lugar nos encontramos con una almohada de un estilo muy elegante, los materiales por los cuales esta hecha esta almohada son en un 100% algodón dentro de su cobertura, y su relleno de 100% poly-gel fibra. Esta es otro accesorio de cama en el que podrás descansar muy cómodo.

Este tipo de almohadas te asegura que caerás dormido al momento que acomodes tu cabeza en ella, ya que es súper relajante y provee un soporte único para tu cuello y espalda. Es una almohada hipoalergénica, totalmente libre de polvo es totalmente resistente y puede limpiarse en la lavadora.

La almohada de firmeza media

En este ultimo lugar, pero no menos importante, tenemos una almohada de microfibra la cual está disponible en unas medidas de 18×26’ pulgadas. Su relleno la hace una almohada de firmeza media, es bastante cómoda para esas noches en las que solamente quieres desaparecer el estrés.

Prácticamente, es la ideal para cualquier tipo de posición que tomes al momento de dormir, es muy versátil y te provee de confort. Puedes lavarlas fácilmente en maquina con agua helada, el único detalle es que necesita secarse en al aire libre.

Guía de compra: Lo que debes saber de las almohadas

En caso de que pienses que la almohada no tiene importancia, pues déjanos decirte que estás subestimándola. El solo uso de una almohada puede llegar a ser la que interviene dentro de los problemas de sueño, dolores de espalda o cuello; solo necesitas de un cambio para dar con la solución que tantas esperas. No te recomendamos que decidas precipitadamente, en en cuenta lo siguiente:

El solo uso de una almohada que se acomode a tus hábitos de sueño puede disminuir todo el estrés de un largo día.
(Fuente: Puhhha: 46115646/ 123rf.com)

¿Qué es una almohada?

Es un implemento de uso muy cotidiano en los estilos de vida de muchas personas al momento de dormir. Es un implemento mullido que se apoya en la cabeza durante las horas de sueño, generalmente usado en las camas. So objetivo primordial es mantener la columna vertebral recta en el momento que rellena la cavidad que queda entre el cuello y el colchón; de esta forma se relaja la nuca y se evitan tensiones musculares.

foco

Es importante que recuerdes que el uso de una almohada adecuada puede ayudarte a reshacerte del estrés del día y conciliar el sueño. Hoy en día existen muchos tipos de almohada, con formas y materiales de todo tipo.

¿Qué tipo de almohadas existen?

Como ya te habíamos adelantado, las hay de todo tipo y material, pero al momento de escoger una, nuestro instinto dicta que nos fijemos únicamente en el precio y medidas de la cama. Este es un error muy común al no conocer los beneficios que cada tipo de almohada ofrece. Sin embargo, hay un sinnúmero de almohadas en el mercado para escoger.

En cuanto a esto, podrás encontrar almohadas que están hechas con fibras naturales, de rellenos sintéticos, con texturas firmes o extra suaves, etc. Es por todo esto que te hemos preparado una lista con los tipos que existe y las características que poseen para que hagas una buena elección.

Tipo Materiales Ventajas Inconvenientes Características
Viscoelástica Espuma sintética. Se ajusta a la forma del cuerpo. Pueden resultar muy duras y calurosas.
No se pueden lavar en lavadora.
Puedes elegir la talla.
Algunos modelos tienen tejidos adaptados al calor.
De fibra Poliéster y fibras sintéticas. Se pueden lavar a máquina. Son hipoalergénicas y más baratas. Se deforman y pierden la consistencia rápidamente.
El relleno se estropea.
Suelen ser muy económicas.
Las fibras huecas siliconadas son hipoalergénicas.
De gel Viscoelásticas y de látex.
Incorporan una capa intermedia de gel.
Frescas.
Resistentes.
Más caras.
No se pueden lavar.
Deben llevar una funda antitranspirante.
Ideal para zonas calurosas.
Anatómicas Viscoelástica. Mayor relajación al estar en postura correcta.
Mejora el flujo sanguíneo. El peso se reparte por igual.
Las de forma cuadrada solo permiten dormir boca arriba.
Es difícil acostumbrarse a ellas.
Pueden ser muy duras.
Ideal para personas con dolores de cuello o cervicales.
De plumas De plumas de oca, plumón o una combinación de ambas. Estructura moldeable. Ligeras.
Frescas.
Evitar en caso de alergias y dolores cervicales.
Requieren limpieza en seco.Son más frescas.
De látex Látex o mezcla de látex y viscoelástica. Excelente soporte para cabeza y cuello.Cómodas.
Alivian el dolor de espalda.
Demasiado firmes.
No se pueden lavar. Olor desagradable (no tóxico).
Suave y con buen apoyo cervical.
El tacto gusta a muchas personas.
Buena adaptabilidad.

¿Qué es la viscoelástica?

La protección viscoelástica o acolchonamiento viscoelástico es un tipo de material el cual esta desarrollado por la NASA con una serie de propiedades innovadoras, los cuales alivian la presión que los tejidos ejercen sobre el cuerpo. Esta tecnología es la misma que se utiliza para hacer los trajes astronautas durante el despegue.

Actualmente se utiliza este material para el sector textil, descanso y automóviles; por otro lado, también se usa este material para la fabricación de prótesis, colchones y almohadas adaptables. Este material es el ideal para facilitar el descanso a personas con problemas lumbares o cervicales, puesto que alivian la presión que se ejerce sobre el cuello, espalda y extremidades, básicamente se adaptan al contorno de tu cuerpo de forma natural.

Al momento de comprar tu almohada, que no te impresionen las marcas o malos comentarios.
(Fuente: Daria Minaeva: 43933317/ 123rf.com)

¿Qué materiales debo elegir?

Un tipo de almohada que ocupa el mercado en la actualidad, son las viscoelásticas; estas, junto a las de látex, son las que mejor se acomodan al contorno de tu cuello. El problema con las almohadas de lates es que, como ya te imaginarás, causan alergia a las personas que padecen de ella y, si no les tienes un cuidado higiénico, pueden convertirse en foco de bacterias y hongos.

En caso de que seas una persona con alergia al látex, nuestra recomendación es más que obvia; opta por una viscoelástica o de fibras sintéticas. Estas últimas, pueden ayudarte en caso de que sufras de dolencias cervicales, te resultaría muy efectivo ya que ofrecen un mejor soporte y una densidad adecuadas, al igual que las almohadas de gel.

¿Qué tipo de almohada es mejor para mí?

Esta es una duda que siempre nos ataca al momento de elegir. De la misma manera que pasa con la elección de colchones, la mejor almohada no será la misma para otra persona. Todo depende de tus necesidades de sueño, no te dejes llevar por las marcas. Existe una amplia variedad de marcas y almohadas que muy bien se pueden ajustar a tu estilo de vida,

Para facilitarte la tarea de elegir cuál es la almohada que te conviene según tus necesidades de sueño, hemos elaborado una lista según la posición en la que duermas:

  • Duermes de lado: Se recomienda que optes por una almohada gruesa.  De esta manera, conseguirás que tu cuello se mantenga recto y alineado con tu columna. En caso de que tu cuello no queda recto con tu espalda, con el paso del tiempo sufrirás problemas cervicales y dolores musculares.
  • Duermes boca abajo: Lo mejor es que compres una almohada blanda, fina y flexible. Con este tipo de almohada, tu cuello no necesitará tanta altura para mantener alineado el eje de la columna. Sin embargo, esta no es una posición muy recomendada, ya que fuerzas la rotación de las cervicales.
  • Duermes boca arriba: Para este caso es necesario que adquieras una almohada de grosor medio. Por lo que tu cuello debe elevarse un poco para mantener la alineación con la espalda, aunque no tanto como si duermes de lado.

¿Cómo sé cuál es mi talla de almohada?

Hasta hace no mucho tiempo, las medidas con las que se fabricaban almohadas eran estándar, básicamente tomaban como referente el ancho de la cama. Fue con el paso del tiempo que se fueron considerando factores como la suavidad, y factores estéticos y ergonómicos. Con los avances tecnológicos se han establecido criterios anatómicos para la elección de una almohada.

Al momento que vayas a escoger tu almohada y la talla ideal, ten en cuenta tres criterios: la complexión de tus hombros, tu postura para dormir y la firmeza que deseas o necesitas. Una de las formas que te ayudará a descubrir tu talla es acostarte sobre una almohada muy pequeña, e ir añadiendo toallas hasta encontrar la postura correcta; al momento que la encuentres mide la altura y ve a comprarla.

En la actualidad, ya puedes elegir tu almohada conforme a tus necesidades fisiológicas y de sueño.
(Fuente: Lightpoet: 50640652/ 123rf.com)

¿Es mejor una almohada viscoelástica o una de plumas?

Por las facilidades que ofrece este modelo, las almohadas viscoelásticas son las más destacadas, especialmente por su espuma especial. Este modelo de almohada es capaz de adaptarse de mejor manera a la fisionomía del usuario, se amolda al cuello y la cabeza. Es una de las más recomendadas para las personas que sufren de problemas de cuello y espalda, pero no se recomienda que duermas de lado.

Por otro lado, las almohadas con relleno de plumas no ofrecen suficiente firmeza, pero son geniales para las personas que duermen boca abajo. Básicamente su suavidad les permite que se adapten muy bien a cualquier postura; pero, también pueden llegar a ser muy calurosas y no se recomienda para las personas que duermen boca arriba.

Tipo Ventajas Inconvenientes
Viscoelásticas Se adaptan mejor al contorno de nuestro cuerpo.Son hipoalergénicas.
Muy fáciles de encontrar.
Se pueden lavar.
Ideales para personas con problemas musculares.
Pueden resultar muy duras.
No son adecuadas para dormir de lado.
Son algo más caras.
Plumas Más ligeras.
Se adaptan con facilidad a todas las posturas de sueño.
De tacto agradable.
Estructura moldeable.
Controlan la temperatura mejor.
Evitar en caso de alergias.
Mayor esfuerzo de mantenimiento.
No recomendadas para personas con dolor de cuello.

¿Cómo cuido de mi almohada?

El cuidado que le tengas a una almohada aumentará considerablemente su vida útil, y de esta manera sacarás el máximo provecho posible a este implemento. Como norma general, en necesario que periódicamente dejes ventilar al aire libre tu almohada; también, dale vuelta a menudo nunca está de más, con esto evitarás que se deforme, se humedezca o manche. Recuerda siempre utilizar una funda, dependiendo del material cada almohada requerirá de cuidados concretos:

Tipo almohada Cuidados
Fibra Lavado a máquina.
Envolver con una tela del mismo color.
Enrollarla para evitar que se deforme.
Programas de ropa delicada.
No centrifugar.
Lavar por separado.
Viscoelástica No lavar, ya que se degradan y no se secan.
Consultar la etiqueta del fabricante.
Añadir una funda protectora de tejido transpirable.
Lavar la funda con frecuencia.
Ventilar a diario.
Pasar la aspiradora una vez cada 15 días.
Darle la vuelta.
Látex Mismos cuidados que la viscoelástica.
Gel y anatómica Igual que la viscoelástica.
No debe darse la vuelta, ya que el gel perderá su efecto.
Plumas Lavarse almenos una vez al año.
Si tiene manchas, dejar en remojo una hora con agua oxigenada y vinagre.
Introduce una pelota de tenis junto a la almohada para evitar que las plumas se apelmacen.
Programa para ropa delicada y jabón líquido.
No añadir suavizante.
Secar al aire libre sobre una superficie plana.

¿Cada cuánto debo cambiar mi almohada?

Una almohada con cuidados continuos puede llegar a durar hasta cinco años, pero esto dependerá de la calidad de los materiales. Algunas de ellas pueden llegar a durar durante toda la vida, mientras que otras en un par de años pueden llegar a sustituirse; pero si notas que ya no es la misma comodidad de siempre, puedes cambiarla en menos.

foco

Dato curioso: ¿Sabías que la palabra almohada proviene viene del término árabe “al-mukhádda, que significa mejilla, por lo tanto la almohada sería donde reposa la mejilla?

¿Cuál es la mejor almohada para el dolor?

Dormir con o sin almohada, ya sea demasiado alta o baja, puede llegar a generar dolor en el cuello y espalda. En caso de que sufras de estos dolores, busca una que te brinde un bien apoyo al para cabeza y cuello, no deben ser demasiado formes. Ten en cuenta las viscoelásticas si sufres de dolor cervical, o alguno de los anteriores.

Recuerda que estas almohadas se adaptan a la forma del cuello y cabeza. Además, alivian lla presión que en la zona y relajan la musculatura. Este tipo de almohadas se les llama “de memoria”; ya que cuando dejamos de presionar, estas vuelven a su forma original. Tienen una dureza y resistencia media, por lo que consiguen un buen nivel de relajación.

¿Es conveniente dormir con una almohada entre las piernas?

Una buena postura no se limita solo al hecho de sentarse o caminar de manera correcta, también se refiere al momento de dormir. Durante el sueño se regeneran los tejidos, músculos y ligamentos de la espalda, es por todo esto que la postura adecuada es fundamental; no importa de qué lado duermas, tienes que mantener los ejes del cuello y espalda alineados.

Una de las maneras con las que puedes mantener una buena postura al momento de dormir colocando una almohada entre las piernas, de esta manera evitaras lesiones musculares y descansar con mayor comodidad.

El uso de la almohada hace que disminuya el peso y presión que la pierna superior ejerce. De esta forma se elimina la presión en los músculos de la cadera, lo que da como resultado una mejor alineación.

¿Cómo se usa una almohada cervical?

En el caso de que tengas dolores de cuello o espalda con mucha frecuencia, la mejor opción son las almohadas cervicales. Debes de utilizarlas correctamente para que sus efectos sean lo más precisos posibles. Básicamente debes de apoyar tu cabeza en su totalidad sobre la almohada, de manera que tus hombros se encuentren con el colchón.

Lo ideal es que tanto cabeza como cuello y hombros queden alineados y tomen una postura natural para evitar lesiones y dolencias. Al contrario que el resto de almohadas, las cervicales requieren que duermas boca arriba para ser eficiente, de lo contrario los problemas de dolores seguirán presentes.

Criterios de compra

Para asegurar un mejor descanso, las almohadas son un implemento esencial en tu hogar. En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos encontrarás una amplia gama de modelos y tipos de almohadas dentro del mercado. Lee con atención lo siguiente para tener más claro los criterios que debes de tomar en cuenta.

  • Material
  • Medidas
  • Postura
  • Diseño
  • Funda
  • Individual o de matrimonio

Material

Uno de los grandes determinantes de la calidad de la almohada es el material de fabricación, de esto depende su calidad y su adaptación a tus necesidades. En la actualidad las almohadas viscoelásticas son las que se venden más dentro del mercado por su versatilidad, son cómodas y resistentes, y se adaptan de perfecta manera a los contornos del cuello, lo cual alivia el dolor y estrés.

Otro tipo de materiales que se utiliza en la actualidad, y que también son los mas vendidos, son las fibras sintéticas o naturales.

En cambio, si prefieres un modelo de almohada más tradicional, puedes ir pensando en una almohada de plumas o con fibras naturales o sintéticas. Estas ultimas son la mejor opción para aquellas personas que sufren alergias. Mientras que, si gustas de un buen tacto, las de látex son una buena opción, además tienen una alta resistencia, aun que suelen ser más caras.

La vida útil de una almohada puede variar, dependiendo de la calidad de los materiales y el cuidado que se le dé a la misma.
(Fuente: Dolgachov: 71148969/ 123rf.com)

Medidas

Como ya te hemos explicado en el artículo, la medida correcta de una almohada va más allá de la de tu cama. Existe una amplia variedad en cuanto a medidas de almohadas, bien pueden ser bajas o altas, esto dependerá de las necesidades de tu cuerpo, las posturas que tomes al dormir; y no es lo mismo dormir de lado que boca abajo.

Algunas almohadas disponen de altura regulable, esto se hace con las piezas intercambiables. Son ideales con personas con problemas en el cuello o espalda. Este tipo de set de almohada requiere de una mayor inversión, pero si eres alguien que cambia de postura constantemente necesitaras de una.

foco

Recuerda que cada almohada es diferente y no todas son iguales para más de dos personas.

Postura

La postura en la que duermes tendrá un efecto directo en el tipo de almohada que necesitas. Por ejemplo, si tiendes a dormir boca abajo, lo mejor es que elijas una almohada de plumas o plumón, ya que estas suelen ser mucho más finas y adaptables. En cambio, si duermes boca arriba, lo mejor es que escojas una almohada cervical o de gel.

Por otro lado, las almohadas viscoelásticas o de látex, tienen una mayor densidad, suelen ser más cómodas cuando se duerme boca arriba; mientras que las almohadas de fibra se adaptan de mejor manera al cuello y tienden a amoldarse con mayor facilidad, en cualquier caso. Pon atención a la postura que tomas al momento de dormir y adquiere la almohada que mejor te convenga.

En el caso de que duermas sin almohada o que uses una muy alta, puede afectar a tu cuello y espalda.
(Fuente: Subbotina: 30286412/ 123rf.com)

Diseño

Generalmente la mayoría de almohadas cuenta con un diseño tradicional, rectangulares. Algunas tienden a ser más altas, largas o anchas. Por otro lado, también hay diseños especiales con el objetivo médico o terapéutico para solucionar problemas de posturas o dolencias. Escoge según la necesidad que tengas.

No puedes quedarte con la primera que veas, toma en cuenta la postura que tomas al dormir. Debes de adaptar la forma de la almohada a tu estilo de vida.

Funda

Este es otro accesorio de cama que es subestimado al momento de comprarlo. La mayoría de almohadas ya incorpora una funda lavable con la compra. Las viscoelásticas tienen una funda protectora que debes de lavar periódicamente, tienden a estar fabricadas con fibras naturales como el aloe vera o bambú. Fíjate que sea intercambiable y lavable.

Debes de fijarte cuál es el material del cual está fabricada la funda de la almohada. Revisa la etiqueta del producto, recuerda que debe de ser hipoalergénica y antiácaros. Sobre todo si sufres de asma o algún tipo de alergia al polvo.

Individual o de matrimonio

En el caso de que duermas solo, o incluso si tu cama es grande, no tendrás problemas con el movimiento de tu pareja a la hora de descansar con este tipo de almohadas. El único problema que hay con este tipo de almohadas es que cada uno no puede elegir una según sus necesidades específicas, recuerda que una almohada no soluciona los mismos problemas de otra persona.

Por lo tanto, este tipo de almohadas no son muy escogidas entre los usuarios de almohadas; la tendencia actual es que una pareja ocupa almohadas individuales que los ayudan de mejor manera. Además, en caso de que uno de ellos tenga le tendencia a movimientos excesivos, podría molestar al otro.

Algunas almohadas se adaptan a la forma de nuestra cabeza y cuello. Al mismo tiempo, alivian la presión sobre la zona y relajan la musculatura.
(Fuente: Rido: 53545360/ 123rf.com)

Resumen

La almohada es una pieza muy importante al momento de dormir, ya que de ella depende nuestro descanso y postura durante la noche. Una correcta elección nos evitará futuros problemas de postura, el alivio de cuello y espalda. Este accesorio de cama alinea los ejes del cuello y espalda para que se logre un sueño reparador el cual anula todo el estrés del día.

Ya te hemos instruido en el mundo de la almohada actual y su correcta elección, esto depende de muchos factores que por más pequeños que parezcan tienen influencia en nuestro cuerpo. Sigue nuestros consejos para escoger la mejor opción según tus necesidades y darle un buen mantenimiento para sacarle todo el provecho.

Si te ha parecido interesante conocer sobre lo que necesitas saber para escoger tu almohada, comparte este artículo con tus amigos y familiares. De esta manera encontrarás la mejor almohada del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Belchonock: 32985619/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

MONEDEROSMART Redacción
Los redactores de MONEDEROSMART.com trabajan para brindarte artículos de primera, con la información que necesitas para hacer la compra más inteligente.