herramienta especifica para corrientes de aire
Última actualización: julio 28, 2020

Nuestro método

12Productos analizados

22Horas invertidas

16Artículos evaluados

63Opiniones de usuarios

Aunque se cree que los mayas ya habían inventado el anemómetro con anterioridad, lo cierto es que los primeros registros sobre su existencia datan del siglo XV. En cualquier caso, dejando de lado las disputas sobre su origen, lo que resulta del todo innegable es su gran utilidad. Tienen aplicaciones en campos que van desde la meteorología hasta la aeronáutica.

En la actualidad, existen una gran variedad de modelos, tanto para uso doméstico como profesional. Evidentemente, estos últimos tienen un precio más elevado, si bien sus prestaciones también son superiores. Los primeros, por su parte, suelen ser instrumentos compactos y ligeros, muy fácilmente transportables, aunque su precisión es inferior.




Lo más importante

  • Los anemómetros son instrumentos para medir la velocidad del viento, por lo que cuentan, entre otras, con aplicaciones en náutica, aeronáutica y para realizar previsiones meteorológicas.
  • En general, los anemómetros para uso doméstico suelen presentar diseños compactos, ligeros y, además. normalmente, resultan muy fáciles de utilizar.
  • No necesitas el mismo tipo de anemómetro para aplicaciones profesionales que para actividades de ocio. Por eso, cuando vas a comprar uno, lo primero que tienes que pensar es el uso que vas a hacer de él.

Los mejores anemómetros del mercado: nuestras recomendaciones

En esta sección, puedes consultar una completa selección de anemómetros. En ella, hemos incluido instrumentos tanto para profesionales como para usuarios domésticos. Por supuesto, todos los productos que hemos seleccionado ofrecen una muy buena relación calidad-precio. Aunque, como es lógico, unos son de gama más alta y otros más económicos.

El anemómetro favorito de los compradores online

Cuando compras a distancia es recomendable seguir las opiniones de compradores previos. Por eso, hemos iniciado nuestro ranking con este anemómetro digital de HoldPeak que resulta ser uno de los más populares en el mercado. La mayoría de los usuarios lo usan para estaciones meteorológicas o para volar drones.

Este dispositivo portátil mide la velocidad del viento, la temperatura y el nivel de humedad del ambiente. La pantalla de LCD cuenta con luz de fondo que puedes activar de noche o en lugares muy oscuros. Para funcionar requiere de 2 pilas AA.

El mejor anemómetro más portátil

Quienes usan su anemómetro para volar drones o practicar deportes extremos (como parapentismo o vuelo de ícaros) necesitan un modelo como este, que es compacto y fácil de llevar en cualquier bolsillo. Recomendamos este modelo porque su tamaño pequeño no afecta ni un ápice a la precisión de sus lecturas.

Este minianemómetro tiene una parte plegable que, cuando está cerrada, cubre la pantalla y botones, mientras que abierta sirve como mango para sostener el dispositivo. Es capaz de leer la velocidad del viento y la temperatura ambiente. Además, es resistente al agua.

El anemómetro de ventilador con cable

Este modelo de HoldPeak es un anemómetro que destaca porque el ventilador medidor de viento no está unido al dispositivo, sino que se conecta a este con un cable. Esta característica le da autonomía al ventilador y permite tener los resultados del lugar en particular que el usuario desee.

Este dispositivo es capaz de medir la velocidad del viento y la temperatura. Cuenta con un sistema de apagado automático después de 20 minutos de encendido que ayuda a ahorrar batería. La pantalla es retroiluminada y muestra los datos en números grandes.

El anemómetro más robusto

Los que le dan un uso intenso y constante a su anemómetro necesitan un dispositivo como este de Proster. La puntuación de casi 5 estrellas que tiene este modelo se debe a que es robusto y mantiene la precisión de lectura incluso luego de un tiempo de uso intenso.

Este anemómetro permite leer la velocidad del viento en distintas funciones, como mediciones fijas o estableciendo máximos y mínimos de lectura. Tiene una pantalla LCD con luz de fondo que se puede encender cuando haga falta.

El anemómetro con aplicación para smartphones

La tecnología ha llegado a todos lados, por eso recomendamos productos que te permitan aprovechar sus ventajas. Como este anemómetro de HoldPeak que se conecta a una aplicación en tu smartphone a través de bluetooth.

Puedes usar la aplicación para almacenar los datos y configurar el anemómetro. Este dispositivo puede medir la velocidad del viento, la temperatura del ambiente y el flujo de viento. Utiliza pilas AA para funciona.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los anemómetros

Si estás pensando adquirir un anemómetro, seguramente, tengas, por lo menos, algunas nociones sobre su funcionamiento y sus aplicaciones. Aun así, es probable que también tengas algunas dudas. Para que puedas resolverlas, te hemos preparado esta sección.

midiendo la velocidad del viento

Los anemómetros son instrumentos para medir la velocidad del viento, por lo que cuentan, entre otras, con aplicaciones en náutica, aeronáutica y para realizar previsiones meteorológicas. (Fuente: Zaiets: 140512021/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los anemómetros?

Los anemómetros son instrumentos técnicos cuya principal finalidad es medir la dirección del viento (o de cualquier gas). De este modo, pueden ayudar a realizar previsiones meteorológicas. Son también fundamentales como instrumentos de vuelo. A menudo, también pueden medir la temperatura del viento.

¿Cómo se mide adecuadamente la velocidad del viento con un anemómetro?

Los anemómetros miden la velocidad instantánea del viento, que está sujeta a oscilaciones en función de las distintas rachas de viento. Por ello, una medida más acertada es la velocidad media. Una forma de obtener este valor es realizar varias mediciones en intervalos de tiempo de varios minutos. Después, se suman y se dividen entre el número de mediciones realizadas.

¿Qué tipos de anemómetros existen?

Se pueden distinguir principalmente los cinco tipos siguientes de anemómetros. Cada uno está más indicado para un tipo de mediciones.

  • Anemómetro de empuje: lleva a cabo las mediciones de la velocidad del viento por medio de una esfera hueca o una pala que están unidas a una placa fija. De este modo, cuando pasa el viento se levantan permitiendo determinar su velocidad. Hoy en día, se utiliza muy poco.
  • Anemómetro de rotación: es el sistema más común. Permite realizar mediciones precisas. Cuenta con una hélice que gira con el paso del viento. Su velocidad de giro, permite determinar la velocidad del viento. Los hay tanto manuales como digitales.
  • Anemómetro térmico o de hilo caliente: utiliza una sonda anemométrica que está caliente. Cuando entra en contacto con el viento se reduce su temperatura, lo cual permite medir su velocidad. En general, es un método bastante preciso.
  • Anemómetro sónico: es el sistema más moderno y, por tanto, el más caro. Para medir la velocidad del viento utiliza una señal sonora. Es un método bastante preciso y se utiliza en el campo de la meteorología profesional.
  • Anemómetro de compresión: Están basado en el tubo de Pilot. Cuentan con dos pequeños tubos, uno con orificio frontal y otro con un orificio lateral, midiéndose la diferencia de presión entre ambos para obtener la velocidad del viento.
Victor Hugo Escritor francés del siglo XIX

"Los príncipes gobiernan todas las cosas, salvo el viento".

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los anemómetros?

Los anemómetros ofrecen una serie de importantes ventajas, tanto para su uso por usuarios domésticos como profesionales. Puedes consultarlas en el siguiente cuadro en el que también hemos incluido sus principales inconvenientes.

Ventajas
  • Existen modelos con un precio bastante económico.
  • Son muy fáciles de utilizar.
  • Suelen ser dispositivos ligeros y fáciles de transportar.
  • Normalmente, también realizan otro tipo de mediciones.
  • Cuentan con multitud de aplicaciones.
Desventajas
  • Los más económicos no son demasiado precisos.
  • Precisan de baterías, que hay que sustituir frecuentemente.
  • Cada cierto tiempo puede ser necesario calibrarlo.

¿Qué aplicaciones tienen los anemómetros?

Los anemómetros cuentan con aplicaciones en diferentes campos, como la agricultura, la aeronáutica, la náutica, la construcción y la práctica deportiva, entre otros. Por supuesto, también tienen diferentes usos domésticos. Así, muchas personas los utilizan antes de hacer despegar sus drones, ya que puede no ser recomendable hacerlo en condiciones de mucho viento.

También los usan deportistas como los surfers, velocistas, ciclistas o saltadores de longitud. En algunos casos, para conocer si las condiciones son las apropiadas para su práctica y en otros para saber hasta qué punto sus marcas son válidas. En las obras son útiles para mejorar la seguridad de los trabajos y en agricultura para verificar las condiciones de riego.

¿Es posible medir la velocidad del aire en los sistemas de ventilación o refrigeración con un anemómetro?

Otra interesante aplicación de los anemómetros es la medición del caudal de aire en los sistemas de ventilación (como extractores de aire) o refrigeración (aires acondicionados). Sin embargo, para poder realizar mediciones precisas es necesario contar con un equipo específico para ello. De hecho, como puedes ver en el vídeo de arriba, existen dispositivos adaptados a los distintos tipos de salidas de ventilación.

¿Qué otros instrumentos de medida puedo necesitar además de los anemómetros?

Según la actividad profesional o de ocio que vayas a realizar, puedes necesitar diferentes instrumentos de medida. A continuación, te explicamos brevemente las características de algunos de los más habituales y que se suelen utilizar para medir algunas de las más importantes magnitudes ambientales.

  • Termómetros: con los que es posible medir la temperatura ambiente, de las personas, animales u objetos.
  • Barómetros: que se emplean para medir la presión atmosférica.
  • Altímetros: cuya finalidad principal es medir la altitud con respecto a una de referencia que suele ser el nivel del mar.
  • Higrómetros: con los que es posible medir la humedad ambiental.
  • Estaciones meteorológicas: que pueden realizar mediciones de diferentes magnitudes, como temperatura, presión atmosférica y nivel de humedad, entre otras.
foco

¿Sabías que los anemómetros son especialmente útiles para la extinción de incendios, ya permiten estimar la evolución del fuego?

Criterios de compra

Queremos ayudarte en el proceso de compra de un anemómetro. Por eso, te hemos preparado una lista con una serie de criterios de compra que pensamos te pueden resultar útiles. Si los tienes en cuenta, te resultará más fácil elegir el dispositivo que mejor se adapta a tus necesidades.

Uso qué vas a hacer del anemómetro

Según el uso que vayas a hacer del instrumento, te conviene que tenga unas características u otras. En el siguiente cuadro, puedes ver algunas recomendaciones a este respecto.

Si necesitas un anemómetro para te conviene uno
Uso profesional Que ofrezca unas mediciones lo más precisas posibles, como los de tipo sónico.
Navegación, Que ofrezca una buena precisión y si es posible que también indique la dirección del viento.
Actividades de ocio en exteriores Compacto, ligero y fácilmente transporte.
Actividades acuáticas Resistente al agua, compacto y que puedas usar con una sola mano.
Medir la velocidad del aire en sistemas de ventilación o extracción del aire Específicamente diseñado para ello y que cuente con accesorios para los distintos tipos y tamaños de rejillas.

Precisión de las mediciones

Los anemómetros más económicos normalmente no suelen estar bien calibrados ni ofrecer una gran precisión. Así, realizar las medidas con errores del 5 % o del 10 %. Si quieres medidas más precisas, puedes optar por uno profesional. De hecho, existen modelos a un precio no excesivamente elevado que aseguran precisiones en torno al 1 %.

En un punto intermedio se encuentran muchos de los anemómetros de uso doméstico con precisiones en torno al 3 %. Por supuesto, también es importante realizar las mediciones de forma adecuada. Y, en determinadas circunstancias, llevar a cabo varias lecturas para garantizar que tienen una mayor representatividad.

verificando corrientes de aire

En general, los anemómetros para uso doméstico suelen presentar diseños compactos, ligeros y. además. normalmente, resultan muy fáciles de utilizar. (Fuente: Wongpeth: 140640360/ 123rf.com)

Información que ofrece en la pantalla

En general, los anemómetros digitales cuentan con pantallas LCD, con frecuencia retroiluminadas. A través de ellas pueden ofrecer más información aparte de la velocidad del viento. Por otra parte, pueden presentar la información sobre la velocidad eólica por medio de diferentes magnitudes. Las más habituales son las siguientes:

  1. Metros por segundo (m/s)
  2. Kilómetros por hora (km/h)
  3. Millas por hora (mph)
  4. Pies por minuto (ft/min)
  5. Nudos

Intervalo de velocidad en el que puede realizar mediciones

Cada anemómetro está diseñado para realizar las mediciones en un rango de velocidades determinado. De forma similar, ocurre con el resto de magnitudes que pueden medir. En general, el valor mínimo suele el mismo en prácticamente todos los equipos, 0 mph o muy cercano a este. Sin embargo, el máximo puede variar considerablemente.

Normalmente, están preparados para medir velocidades eólicas máximas de hasta 0.018 mph o más. En lo que respecta a la temperatura del aire si vives en una zona con clima frío, deberías comprobar si puede medir temperaturas bajo cero. Desgraciadamente, no todos los equipos lo hacen, algunos solo registran temperaturas a partir de 32 ºF.

Funciones adicionales que ofrece

Los actuales anemómetros digitales pueden medir otras magnitudes además de la velocidad del viento. De esta forma, pueden indicar la dirección del viento, la temperatura, la humedad, la sensación térmica y otro tipo de magnitudes. Por otra parte, existen anemómetros que cuentan con conectividad bluetooth.

Estos anemómetros se pueden conectar a los celulares u otros dispositivos. De esta forma, se puede acceder a las lecturas a través del celular y mediante las diferentes aplicaciones de los fabricantes se pueden analizar las mediciones. En general, estas apps suelen estar diseñadas tanto para iOS como para Android.

Resumen

Los anemómetros son instrumentos de medida que permiten conocer la velocidad del viento, por lo que cuentan con multitud de aplicaciones. A nivel profesional, se emplean en campos como la náutica, la aeronáutica, la agricultura y la construcción, entre otros. Además, los usuarios domésticos los utilizan en sus salidas al campo o para saber si pueden volar sus drones.

Así, según el uso que vayas a hacer del anemómetro, te puede interesar uno de un tipo o de otro. Si no necesitan realizar mediciones muy precisas, puedes apostar por uno modelo económico, con un diseño compacto y ligero. De esta forma, podrás llevarlo siempre contigo. En los últimos años, han ido ganando popularidad los que se pueden conectar al celular.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Zaiets: 141893795/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?