camara, lente y rollo en fondo amarillo
Última actualización: septiembre 14, 2020

Nuestro método

19Productos analizados

21Horas invertidas

23Artículos evaluados

37Opiniones de usuarios

Las cámaras analógicas cuentan con una gran cantidad de adeptos. Y es que la imagen que se puede captar con ellas tiene una serie de cualidades, como la textura y el grano, difícilmente imitables por las cámaras digitales. Así, la fotografía analógica no solo sigue viva, sino que para muchos es la opción preferida.

Es más, la pasión por las fotografías de rollo está empezando a llegar a muchos nuevos usuarios que quieren experimentar el sabor de lo clásico. Y es que el auge de lo vintage o del "háztelo tú mismo" también ha llegado al mundo de la fotografía. Además, otro aspecto que juega a su favor es que este tipo de cámaras normalmente tienen precios muy económicos.




Lo más importante

  • Las cámaras analógicas utilizan los llamados rollos, carretes o películas fotográficas para captar las fotografías. Estos carretes posteriormente deben ser revelados para poder ver el resultado final.
  • Las cámaras analógicas son muy económicas, ofrecen imágenes únicas y auténticas, y te ayudan a aprender los secretos de la fotografía manual.
  • El primer criterio de compra que debes considerar a la hora de comprar una cámara analógica es el uso que vas a hacer de ella. Después, también te conviene tener en cuenta qué lente integra y qué tipo de carretes utiliza.

Las mejores cámaras analógicas del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te presentamos una selección con cinco de las mejores cámaras analógicas disponibles actualmente en el mercado. Presta atención, aquí podrías encontrar la ideal:

Si quieres una cámara que te convierta en el centro de atención de las fiestas, entonces necesitas una instantánea de Polaroid. Esta es la cámara a la que nadie puede negarse, un modelo tan clásico e icónico que resulta inconfundible.

Cómo cámara no ofrece muchas funciones: el foco es infinito, el lente no es intercambiable y no tiene zoom. Sin embargo, es ideal si solo quieres tener unos recuerdos inmediatos, ya que solo debes apuntar, apretar el botón y esperar unos segundos por tu foto.

La mejor cámara analógica de precio asequible

Si estás apenas iniciándote en la fotografía o no quieres gastar mucho dinero en un primer instrumento, entonces nuestra recomendación es esta cámara analógica de Halina Ansco. Es un modelo tan sencillo como pueden serlo, pero con gran rendimiento y durabilidad.

Es una cámara de foco fijo con un flash que se enciende o apaga con un interruptor. Utiliza rollos de 35 mm que puedes mantener monitoreados gracias al contador de fotogramas.

La mejor cámara analógica instantánea de alta gama

Más allá de su funcionalidad y practicidad, esta cámara analógica de Fujifilm rezuma elegancia. Es un modelo vintage con un diseño que hace pensar en las cámaras de los 40 y 50. Además de su bonito aspecto, es una cámara instantánea que promete durar.

Esta cámara es muy llamativa y brinda funciones que te permitan controlar la foto. Por ejemplo, no tiene foco infinito, sino que debes ajustarlo. Si tienes un presupuesto holgado y quieres invertir en un dispositivo duradero, opta por esta cámara.

La mejor cámara lomográfica

La lomografía es una corriente fotográfica que se centra en capturar con cámaras los instantes en el momento en que pasan y con la mayor espontaneidad posible. Para ello, se necesita de una cámara que capture imágenes con alto contraste y que cree viñetas. Así es como está diseñada esta cámara de Diana.

Es un dispositivo que permite cierto ajuste de las funciones, así que no es la ideal para principiantes. Más bien, está recomendada para quienes ya se iniciaron en la fotografía y están diversificando sus equipos. Además, experimentar con fotos lomográficas siempre es interesante en la búsqueda de tu propio estilo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las cámaras analógicas

Somos conscientes de que no siempre es fácil elegir una cámara de fotos. Y menos aún una analógica. Por eso, es importante que resuelvas cualquier duda que puedas tener sobre sus características y las ventajas que ofrecen. Así, tendrás mucho más claro qué es lo que puedes esperar de la cámara que adquieras.

fotografo

Las cámaras analógicas utilizan carretes o películas fotográficas para captar las fotografías. (Fuente: Rawpixel: 106302213/ 123rf.com)

¿Cuáles son principales diferencias entre las cámaras analógicas y las cámaras digitales?

La primera diferencia y la más llamativa es que las cámaras analógicas utilizan rollos o películas de fotos. Así, salvo en los modelos instantáneos, las fotografías no se suelen obtener en el momento de realizarse, ya que es necesario revelar el rollo y copiar las fotos para verlas. Además, el grano y la textura de las analógicas confieren más cuerpo a la imagen resultante.

Los modelos digitales en su lugar utilizan un sensor de imagen y las fotografías se almacenan en la memoria del dispositivo. Además, suelen llevar una pantalla LCD para, entre otras funciones, previsualizar la fotografía. Por último, el tratamiento de las imágenes se suele realizar mediante computadoras.

Marta ArqueroAdministradora de la tienda Sales de Plata, establecimiento dedicado exclusivamente a la fotografía analógica

"Mucha gente está empezando a tejer, a hacer cerámica, y esto tiene que ver mucho con la fotografía analógica".

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las cámaras analógicas?

Las cámaras analógicas están de vuelta. Lógicamente, su uso tiene algunas desventajas, pero, como puedes ver a continuación, las ventajas compensan sobradamente.

Ventajas
  • Son más económicas.
  • Te ayudan a aprender a previsualizar antes de disparar.
  • Te permiten aprender los secretos del modo manual.
  • Te permiten participar en el proceso de revelado.
  • Te dan la oportunidad de intervenir las fotos en el revelado.
  • Cada tipo de carrete ofrece imágenes únicas y diferentes.
  • Son fáciles de utilizar.
Desventajas
  • El ISO viene determinado por el rollo utilizado.
  • Vas a necesitar cargar con más material.
  • El precio de los rollos pueden ser altos.
  • El precio del revelado (si no lo haces tú mismo) puede ser elevado.
  • Si vas a revelar tú mismo, necesitas una habitación cerrada en la que puedas trabajar.
  • No obtienes la fotografía al instante.

¿Para quién es recomendable comprar una cámara analógica?

En primer lugar, para quienes quieren disfrutar del placer de una fotografía tradicional y más pausada. También son una buena opción para aprender a manejar el modo manual. Son, sin duda, un buen modo de iniciarse en la fotografía y mejorar la técnica. Además, las cámaras instantáneas son una magnífica opción para un uso lúdico.

camara clasica y reloj

Las cámaras analógicas son muy económicas, ofrecen imágenes únicas y auténticas, y te ayudan a aprender los secretos de la fotografía manual. (Fuente: Georgiev: 31213248/ 123rf.com)

¿Por qué vuelve a estar de moda la fotografía analógica?

La primera razón del renovado interés por usar la película química es la melancolía. Sin embargo, sería demasiado ingenuo pensar que este es el único motivo del resurgimiento de la fotografía analógica. Así, otro importante motivo hay que buscarlo en que, con las cámaras analógicas, se pueden lograr efectos que no son posibles con la tecnología digital.

Sí, estamos hablando de aleatoriedad y de la posibilidad de realizar fotografías únicas. A todo ello hay que añadirle la tendencia cada vez más creciente a disfrutar de actividades que te permitan desconectar de los frenéticos ritmos a los que nos vemos sometidos en nuestro día a día. Ahí es donde entra la actual tendencia del “háztelo tú mismo”.

Manuel MoraledaFotógrafo español

"“Una fotografía analógica tiene un grano y una textura particular, que le da más cuerpo. En cambio, la digital es totalmente plana, lo cual le quita profundidad”".

Criterios de compra

No todos los días compras una cámara analógica. Así, a no ser que te dediques profesionalmente a la fotografía, es bastante posible que no tengas muy claro qué cámara es la más adecuada para el uso que le vas a dar. Para ayudarte en el proceso de elección, queremos proponerte los siguientes criterios de compra.

Tipo de cámara

En general, cuando se habla de cámaras analógicas, se pueden distinguir los siguientes tipos en función del tipo de película para el que están diseñadas: de 35 mm, medio formato (4×5 pulgadas) y gran formato (6×7 pulgadas). Además, también se pueden diferenciar en función de su interior y sus capacidades técnicas. En este caso, se clasifican en:

  • Cámara SLR (Single Lens Réflex, en inglés): son las más comunes. Cuentan con un sistema de prismas y espejos que permiten ver a través del visor exactamente la misma imagen que hay frente al objetivo. Permiten intercambiar el objetivo.
  • Cámaras telemétricas:  al contrario que las réflex, carecen de espejo, por lo que al obturar imprime directamente la imagen en el carrete. Así, consiguen imágenes más nítidas y que se produzca una menor trepidación debida al movimiento. Su gran desventaja es que lo que se ve a través del visor difiere un poco de lo que se ve en el objetivo (es lo que se denomina error de paralaje).
  • Cámaras TLR (Twin Lens Reflex, en inglés): tienen dos objetivos gemelos, realizando cada uno una función diferente. El que se sitúa en la parte posterior es a través del cual pasa la imagen hacia el visor. El otro capta la imagen, permitiéndole pasar hacia el rollo. Son especialmente indicadas para realizar tomas de larga exposición y para capturar cuerpos en movimiento.
  • Cámaras instantáneas o Polaroid: permiten obtener la fotografía al instante. En su momento fueron especialmente populares. En los últimos años, han experimentado una nueva juventud.
  • Cámaras estenopeicas: a grandes rasgos, se componen de una caja y un pequeño agujero, a través del cual entra la luz para llegar hasta el material fotosensible que hay en el interior.
camara clasica en manos

La primera diferencia y la más llamativa es que las cámaras analógicas utilizan carretes o películas de fotos. (Fuente: Kaewsai: 150618590/ 123rf.com)

Qué fotografías quieres y cuál es tu estilo

Si quieres la cámara para hacer retratos, te interesa una de medio o de gran formato. Si buscas una para callejear con ella, captar paisajes urbanos y necesitas velocidad, una compacta o una de 35 mm son una buena opción. Si buscas una para convertirte en el rey de la fiesta, nada mejor que una cámara instantánea, como las Polaroid de toda la vida.

Sobre todo, si eres de los que apuestan por un estilo desenfadado. Si estás empezando en la fotografía, lo mejor es una cámara compacta de 35 mm. Estas últimas son también una excelente opción para los viajeros más alternativos. Y para los más bohemios, nada como una cámara lomográfica.

Lente de la cámara

Ya sea digital o analógica, una cámara sin lente no puede capturar fotografías. A fin de cuentas, el lente viene a ser el ojo de la cámara y, por tanto, el elemento más importante. Su medida más importante es la distancia focal, que, de algún modo, va a determinar el zoom que vas a poder realizar. Normalmente, se expresa en milímetros (mm).

Lo habitual es que tengan un valor entre 14 mm y 600 mm. Cuanto menor es la distancia focal, más amplio es el campo de visión. Además, otra medida fundamental de la lente es su apertura (o número f), que puede ser fija o variable. Así, cuanto mayor sea, más luz captara la cámara. Una apertura f/16 permite pasar menos luz que una f/4.

  • Gran angular ultra: menos de 18 mm. Ideales para fotografiar grandes escenas.
  • Gran angular: suelen ser de 18 mm y 30 mm. La mejor opción para las fotos de paisajes, para entornos urbanos y para habitaciones pequeños.
  • Normal: unos 30 mm a 70 mm. Ideal para retratos e instantáneas.
  • Teleobjetivo: entre 70 mm y 300 mm. Ideal para retratos o fotografía deportiva.
  • Superteleobjetivo: más de 300 mm. La mejor opción para fotos de deportes o de naturaleza.

Rollos

Para empezar, debes asegurarte de que vas a encontrar fácilmente carretes para la cámara que compres. Además, es fundamental que su precio no sea demasiado elevado. Por último, de entre todos los que cumplan los dos criterios anteriores, quédate con el que te resulte más cómodo y te ofrezca mejores resultados.

Eso sí, ten en cuenta que, dependiendo del tipo de película, vas a poder disparar más o menos fotos por rollo. Así, en el caso de las de 120 mm, vas a estar limitado a 12 o 16 fotos por carrete. En el caso de los carretes en formato de 35 mm, en general, los de 24 y 36 fotografías son los más extendidos.

Resumen

Aunque, actualmente, las cámaras digitales dominan el mercado, aún son muchas las personas que, por distintos motivos, siguen utilizando las cámaras analógicas. No en vano, son una excelente forma de iniciarse en la fotografía, sobre todo en el modo manual. También te permiten disfrutar de una experiencia más auténtica. Además, son muy económicas.

Son, especialmente populares las cámaras instantáneas Polaroid, con las que obtienes en cuestión de minutos una copia en papel de la fotografía. Son perfectas para llevarlas a reuniones de amigos o eventos familiares. Para viajes o fotografiar paisajes urbanos, te conviene mucho más un modelo compacto.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Tigristiara: 146340333/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primera computadora, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?
Soy escritora académica y creativa. He trabajado desarrollando contenido para sitios web desde el 2015. Mi enfoque está en crear artículos únicos con información auténtica para ayudarte en la compra ideal. Para mí, más que un oficio, escribir es una forma de vida.