Niña frente a casa de jardín

Las casas de jardín para niños están diseñadas para brindar grandes dosis de diversión al aire libre. La principal cualidad de estos juguetes es que son del tamaño de los peques, de ahí que los sientan como su refugio. En estas adorables casitas podrán jugar solos, con amigos, sentarse a leer o simplemente descansar en su lugar favorito.

Estos juguetes les encantan porque les ofrecen una enorme sensación de libertad. Así que, si estás buscando una casa de jardín infantil y necesitas un poco de orietación, te animamos a consultar esta guía de compra donde encontrarás consejos y tips de interés para ti.

Lo más importante

  • Las casas de jardín infantiles, al estar indicadas para exteriores, suelen estar fabricadas en materiales resistentes a la lluvia o al sol, como la madera o el plástico de calidad.
  • Son juguetes que favorecen su creatividad y les permite divertirse por todo lo alto al aire libre. De ahí que también propicien el contacto con la naturaleza.
  • Hay modelos equipados con toda clase de accesorios, desde terraza, verja, ventanas abatibles, chimenea, buzón o, incluso, tobogán.

Las mejores casas de jardín para niños: nuestras favoritas

Para los padres es una prioridad hacer feliz a los pequeños de la casa y, si tienes un jardín, una de las mejoras formas de lograrlo es instalando una casita infantil en este. Las opciones son numerosas y hay modelos con diversos detalles: varias plantas, porche, escaleras, puerta trasera o ventanas. Te presentamos aquí algunas de las propuestas más destacadas.

La casa de jardín para niños con dos plantas

La casita de jardín Cottage Playhouse de Bosmere Rowlinson está equipada con una puerta y tres ventanas fijas, pero lo más llamativo es que tiene una segunda planta a la que se accede a través de una escalera interna; esta característica la convierte en el sueño de independencia de cualquier pequeño.

Además, las piezas de madera y el techo de tablero sólido le brindan estabilidad, y cuenta con instrucciones de montaje sencillas de seguir. Por sus dimensiones (98 x 81 x 86 pulgadas) y estructura interna, es ideal para niños entre 5 y 8 años.

La casa de jardín para niños más portable

Si estás buscando una casita de jardín portable para tu pequeño, esta es la opción para ti. La Happy Home Cottage & Grill de la marca Step2 resalta por su ligero peso y diseño compacto, que facilita su traslado por el patio de tu casa.

Esta casa de jardín está hecha de plástico con esquinas redondeadas y suaves, por lo que es apta para niños de entre 3 y 6 años. Cuenta con un timbre en la puerta, ranura para correo, lavatrastes y puerta estilo holandesa. Lademás, dentro tiene un espacio de cocina y otro cerca de una chimenea.

La casa de jardín para niños con mesa de picnic incorporada

Esta casita de jardín de KidKraft enamorará a tus pequeños. Su mayor atractivo es la mesita para picnic incorporada en el costado de la casita y que se comunica al interior por una ventana. También incluye un buzón de correo (con banderita roja) y un asador portátil.

Para tranquilidad de los padres, está fabricada con madera reforzada y tratada para soportar la lluvia e intemperie. Tiene unas dimensiones de 70.9 x 48.9 x 62.2 pulgadas y está recomendada para niños mayores de 3 años.

La mejor casa de jardín con temática ecológica

Con esta casa de jardín, Little Tikes brinda una educativo espacio de juego para los niños, ya que está orientado a promover el reciclaje y el autocultivo. Por eso cuenta con dos espacios para sembrar plantas pequeñas (uno en el techo y otro al costado) y cubos de basura con la clasificación de reciclaje.

Adicionalmente, tiene un pequeño panel solar para dar energía a las luces LED internas y cuenta con un sistema de bombeo para que los niños puedan usar el fregadero. Con sus dimensiones de 57 x 37 x 51 pulgadas, está pensada para niños entre 2 y 5 años.

La casa de jardín para niños hecha con madera de cedro

No hay nada como la madera para crear un espacio confortable. En Backyard Discovery lo saben, por lo que ofrecen esta casa de jardín hecha casi completamente con madera de cedro. Tiene dimensiones de 52 x 78 x 84 pulgadas, el acabado es limpio y sin asperezas, y la madera está tratada para soportar la intemperie.

Está pensada para brindarle diversión a niños desde los 2 hasta los 10 años. Incluye una puerta estilo holandesa, 6 ventanas y una mesa exterior con banco unida a un costado de la casa que incluye una ventana que la comunica con el interior. También incluye accesorios de cocina, como un recipiente para verduras, fregadero y estufa.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las casas de jardín para niños

Las casas de jardín infantiles son juguetes de gran tamaño donde el peque pasará mucho tiempo. Por este motivo, conviene tener presentes ciertos aspectos sobre estos artículos con el objetivo de escoger el más apropiado. A continuación, te contamos algunos detalles clave que debes conocer sobre las casas de jardín para niños.

Niños jugando

Las casas de jardín infantiles son sinónimo de diversión. (Fuente: Famveldman: 40928229/ 123rf.com)

¿Las casas de jardín para niños resisten toda clase de condiciones meteorológicas?

Las casas para niños, en principio, están diseñadas para situarse en exteriores. De ahí que, usualmente, estén fabricadas en materiales que resistan no solo el paso del tiempo, sino todo tipo de condiciones meteorológicas. Pero la lluvia o el sol intenso y constante podrían acabar deteriorando las casas de jardín a largo plazo.

Para evitar daños prematuros lo mejor es seleccionar casitas infantiles elaboradas en materiales resistentes y estables, como el plástico o la madera. Si te decantas por una de madera, es importante que esta sea gruesa, de abeto o pino, por ejemplo, y que esté debidamente tratada para estar a la intemperie.

foco

Recuerda que conviene cerciorarse de que los colores sean sólidos, de modo que no se dañen por la acción del sol.

¿Qué ventajas tienen para los niños las casas de jardín?

Las casas de jardín para niños resultan muy decorativas y ofrecen ratos de diversión a los pequeños. Y, más que eso, son juguetes que proporcionan beneficios para su desarrollo. Por ejemplo, impulsan a los niños a crear situaciones de juego diversas, con lo que estimulan la imaginación y creatividad.

También  son estupendos para fomentar su independencia. No en vano, las casas de jardín le permitirá disfrutar de momentos a solas, ya sea para jugar, leer u otras actividades que el niño o niña disfrute. Asimismo, favorecen los juegos en equipo y colaborativos, pues podrá compartirlas con sus amigos. Por último, fomentan el contacto con la naturaleza.

Casa colorida

No solo son fuente de entretenimiento para los peques, sino también muy decorativas. (Fuente: _Alicja_/ pixabay.com)

¿Las casas de jardín son fáciles de montar?

Por lo general, el montaje de las casas de jardín resulta bastante sencillo. No hay que olvidar que son juguetes que se montan una vez y se disfrutan siempre, por lo que esto no es motivo para preocuparse. Dependiendo del modelo, podría constar de más o menos piezas, pero es suficiente con seguir las instrucciones.

Los modelos más livianos (aquellos que están fabricados en tela, por ejemplo) podrían acompañarse de bolsas de transporte. En estos casos, el montaje resulta mucho más sencillo que si es de madera o plástico. Lo normal es que también las herramientas de montaje estén incluidas en el set.

¿Las casas de jardín para niños son totalmente seguras?

La seguridad es un factor innegociable cuando hablamos de artículos infantiles. Especialmente cuando se trata de juguetes que, por sus dimensiones o peso, podrían causar graves daños de no ser convenientes. Por esta razón, lo ideal es cerciorarse de que tienen la certificación ASTM F963-17, lo que indica que cumplen la normativa para juguetes de Estados Unidos.

Asimismo, es preciso asegurarse de que los materiales son aptos para el juego infantil. Por ejemplo, de llevar cristales en las ventanas, lo idóneo es que no sean de vidrio. Un material como el metacrilato podría ser un excelente sustituto. Hay que asegurarse de que los bordes están protegidos y no hay astillas con las que cortarse.

Para confirmar que una casa de jardín para niños es segura revisa que:

  • No tiene esquinas o bordes salientes
  • Está libre de astillas u elementos que pudieran provocar cortes
  • Es suficientemente sólida y estable
  • Está fabricada en materiales aptos para uso infantil (por ejemplo, metacrilato en lugar de vidrio)
Niños con lentes de sol

Las casas de jardín son ideales para que tus hijos jueguen al aire libre. (Fuente: Bak: 22306338/ 123rf.com)

Criterios de compra

Para seleccionar la casa de jardín para niños más adecuada, hay varios criterios que deberías tener en mente. La edad de uso recomendada o los materiales de fabricación son algunos de ellos. A continuación, te hablamos de los aspectos principales a valorar para una decisión de compra acertada.

Edad de uso

Dependiendo del diseño o dimensiones de la casa de jardín, será recomendada para un rango de edad u otro. Hay modelos aconsejados para niños desde los 2 años en adelante. Otros, debido a que tienen más detalles, podrían ser aptos para niños más grandes. Podríamos decir que una edad óptima sería a partir de los 5 años.

Hasta la adolescencia aproximadamente, los niños se sienten cautivados por la idea de disponer de su refugio privado. En él podrán jugar tranquilos, sentarse a leer, descansar o pensar, por ejemplo. La edad de uso recomendada debe estár inscrita en el embalaje del producto, así que no olvides consultarla.

Materiales de fabricación

Es esencial considerar los materiales de fabricación a la hora de seleccionar una casita infantil para jardín. En este punto, entran en juego factores como el clima. Ya que son artículos para situar en exterior, habrá que considerar las condiciones climatológicas. Si llueve mucho, conviene optar por materiales anticorrosivos o plásticos.

La madera es uno de los materiales más apropiados para esta clase de objetos, sobre todo aquellas más resistentes, como la de abeto. La madera, de hecho, soporta a la perfección los climas cálidos. Lo ideal, además, es que esté tratada para una mayor durabilidad. En cualquier caso, asegúrate de que los acabados son óptimos.

Material de la caseta Ventajas
Madera Diseño bonito y natural. Apta para climas muy cálidos.
Gran solidez y estabilidad.
Plástico Apta para climas lluviosos. Resistente y montaje sencillo.

Diseño

La casa de jardín debería resultar atractiva para el peque. Esto significa que habrá que tener en cuenta sus gustos y preferencias. En el mercado es posible encontrar modelos de un sinfín de personajes, diseños y colores. También, están disponibles con todo tipo de formas: cuadradas, triangulares, asimétricas, entre otros.

En este sentido, habrá que conocer quiénes son sus personajes favoritos. Por ejemplo, Patrulla Canina, Mickey Mouse, Peppa Pig o Cars, por mencionar algunos. De este modo, el niño se sentirá familiarizado con la casa desde el principio. Considera que incluya otros accesorios como terraza, ventanas abatibles, tobogán o buzón.

Dimensiones

El tamaño de la casita infantil está estrechamente vinculado con la edad del niño o niña. Si estás pensando en un regalo para un niño de 2 años, por ejemplo, una casita de en torno a un metro de altura podría ser perfecto. Asimismo, cuanto más ancha y espaciosa sea, más niños podrán entrar y salir de ella, y jugar juntos con comodidad.

Es, entonces, vital considerar la estatura de los futuros usuarios de la casa de jardín. En caso de que esta sea para niños un poco más mayores, quizás una altura de al menos 1,5 m sea indispensable. Piensa dónde planeas instalarla y valora el espacio del que dispones. Así te aseguras de seleccionar el modelo perfecto.

Montaje

Por último, es importante tener en cuenta la facilidad del proceso de montaje. Normalmente, son los papás, con ayuda de los niños, quienes se encargan de montar las casitas infantiles. Lo recomendable es que el montaje sea lo más sencillo posible. Así podrás cerciorarte de que la casa es totalmente segura para el niño o niña.

Lo habitual es que el producto incluya todas las piezas correspondientes, y en algunos casos herramientas particulares para el montaje, de ser necesarias. En general no suele requerirse la ayuda de un profesional para montar esta clase de accesorios infantiles.

Sara PalaciosBlogger de puericultura

“Las casitas de plástico para jardín son las más prácticas. Están hechas para aguantar todo tipo de inclemencias meteorológicas”.

Resumen

Por sus características, las casas de jardín para niños son juguetes que nunca fallan. Los niños se sienten atraídos por la emoción que genera la sensación de independencia y tener su propia casa. Podrán jugar a que son como sus papás y disponen de un refugio en el que estar tranquilos y seguros.

Por lo general, se trata de juguetes indicados para niños de un rango amplio de edad. Así, hay modelos aptos para peques a partir de 2 años y otros diseñados para niños más mayores. No cabe duda de que son artículos donde les encantará pasar el rato. De ahí la conveniencia de escogerlos de manera adecuada.

Si te ha gustado nuestra guía para comprar casas de jardín para niños, ¡no dudes en compartirla en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Cathy Yeulet: 89905161/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Me licencié en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y trabajo de redactora freelance desde el año 2012. En este tiempo, he intentado combinar mis dos pasiones: escribir y viajar.
Soy escritora académica y creativa. He trabajado desarrollando contenido para sitios web desde el 2015. Mi enfoque está en crear artículos únicos con información auténtica para ayudarte en la compra ideal. Para mí, más que un oficio, escribir es una forma de vida.