castillo inflable
Última actualización: junio 10, 2020

Nuestro método

17Productos analizados

18Horas invertidas

7Artículos evaluados

81Opiniones de usuarios

La primavera y el verano ya están a la vuelta de la esquina, ¿qué mejor momento para disfrutar de un castillo inflable? Ya sea en un cumpleaños, en un evento infantil o en una celebración familiar, lo cierto es que ningún niño —y no vamos a mirar a ningún adulto— puede resistirse a la diversión que ofrece una de estas atracciones.

El disfrute de los más pequeños de la casa no tiene precio, pero el problema aparece a la hora de escoger un castillo u otro. ¿Qué material es más recomendable? ¿Cuántos niños pueden jugar sobre la estructura al mismo tiempo? ¿Los castillos inflables son seguros? No te pierdas nuestro artículo: te lo contamos todo a continuación.




Lo más importante

  • Los castillos inflables son el sueño de cualquier niño y son una opción estupenda para que los pequeños se diviertan durante el verano. ¡Un descanso saludable de las pantallas!
  • No todos los castillos inflables son enormes: hay también opciones más pequeñas que pueden armarse incluso dentro de casa.
  • Para comprar un castillo inflables, tendrás que tener presentes ciertos criterios de compra, como los materiales con los que está fabricado, su método de inflado y la seguridad que nos ofrece. Entraremos en detalle en el último apartado del artículo.

Los mejores castillos inflables: nuestros favoritos

La seguridad es fundamental en la compra de casi cualquier producto, pero más aún cuando hablamos de un artículo especialmente pensado para nuestros niños. No te aconsejamos que escatimes, pero también te decimos que no es necesario que gastes demasiado dinero para comprar un buen castillo inflable. A continuación, te presentamos las opciones más recomendables.

El castillo inflable más sencillo

Este castillo inflable de Little Tikes es un modelo muy popular, ya que tiene las dimensiones adecuadas para encajar en jardines, incluso pequeños. Es un castillo sencillo, con cuatro torres, una superficie para saltar y un tobogán.

Este es un modelo bastante seguro, tiene malla de seguridad por 3 de los costados excepto donde está el tobogán. El material es resistente a pinchazos. Puede soportar hasta 250 libras de peso y es apto para niños de entre 1 año y medio y 8 años.

El castillo inflable con piscina de pelotas

Meiouka tiene disponible al público este castillo inflable. Este modelo destaca entre otros porque, además de la superficie para saltar y de un tobogán, cuenta con una piscina de pelotas que puede llenarse de agua para el verano y convertirse en una piscina inflable.

Este castillo puede soportar hasta 200 libras de peso y pueden usarlo hasta 3 niños simultáneamente. Incluye una bomba de aire de 350 W. Tiene 9.5 pies de largo, 5 de ancho y 6.6 de alto.

El castillo inflable con el tobogán más alto

Yard ofrece un castillo inflable de gran tamaño y con un tobogán alto y seguro que mantendrá a los pequeños entretenidos. Tiene 9.8 pies de ancho, 11.5 pies de longitud y 9.8 pies en su punto más alto.

Este castillo tiene capacidad para 5 niños simultáneamente o para un peso total de 550 libras. Está cubierto de malla casi por completo, a excepción de la entrada y el tobogán. Incluye una bomba de aire de 580 W (watts).

El castillo inflable más grande

Yard ofrece también este castillo, el cual destaca porque es uno de los más grandes en el mercado. Tiene 13.1 pies de ancho, 12.5 de profundidad y 8.2 de alto.

Este castillo de gran tamaño tiene capacidad para que 8 niños salten de forma simultánea y soporta hasta 700 libras de peso. Está fabricado con lona de PVC y nailon, materiales resistentes y duraderos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre castillos inflables

No todos los días se compra un castillo inflable, así que, cuando se presenta el momento, mucha gente no sabe por dónde empezar, ¡es comprensible! Por este motivo, en el siguiente apartado vamos a tratar de resolver las dudas más frecuentes sobre esta atracción infantil. Cuando te toque comprar un castillo, ¡serás la persona mejor informada!

niñas en castillo inflable

Los castillos inflables son el sueño de cualquier niño y son una opción estupenda para que los pequeños se diviertan durante el verano. (Fuente: Predko: 105226726/ 123rf.com)

¿Qué beneficios tiene un castillo inflable?

Los castillos inflable son una opción estupenda para que los niños se diviertan en cumpleaños u otros eventos y estén alejados de las pantallas. La adquisición de una de estas atracciones puede representar una importante inversión de dinero, pero las ventajas que ofrecen no se limitan al «mero» entretenimiento, sino que hay muchas más:

  • Los niños realizan ejercicio físico, y pueden mejorar su coordinación y su equilibrio desde edades muy tempranas.
  • Son una alternativa a los videojuegos. Aunque los celulares y las tablets no tienen por qué ser perjudiciales si se usan con moderación, lo mejor es combinarlas con actividades dinámicas al aire libre, ¡como un castillo inflable!
  • Son seguros, siempre y cuando se tomen una serie de precauciones —de las que hablaremos a continuación—. Están fabricados con materiales resistentes que no resultan tóxicos para los pequeños.
  • Los padres pueden descansar sabiendo a qué están jugando sus hijos y teniendo un mayor control sobre sus actividades. Ahora bien, es necesario que al menos un adulto supervise el castillo inflableen todo momento.

¿Qué medidas de seguridad hay que tomar con un castillo inflable?

En efecto, los castillos inflables ofrecen diversión sin límites, pero deben usarse con cuidado y siempre bajo la supervisión de un adulto. Los accidentes no son frecuentes, pero, cuando ocurren, casi siempre se deben a negligencias e irresponsabilidades por parte de los mayores. Con estos consejos, se reducirá al mínimo la posibilidad de daños y lesiones:

  • Nadie puede acceder al castillo con zapatos o introducir objetos punzantes, ya que un pinchazo, por pequeño que sea, podría suponer un peligro de asfixia para los niños al desinflarse la atracción.
  • El castillo debe estar bien anclado con anclajes planos que no sobresalgan. No está de más emplear sacos de arena en castillos especialmente grandes.
  • Un adulto debe supervisar en todo momento el castillo inflable mientras esté en uso.
  • Los castillos inflables nunca deben usarse en exteriores cuando hay viento. «Pesan poco y un viento de 15 km/h ya puede moverlos. Jamás se debe tener un castillo abierto si el viento supera los 38 km/h» (2).

¿Cómo se monta un castillo inflable?

Los castillos hinchables pueden parecer muy «aparatosos» a primera vista, pero su montaje no es nada complicado. En caso de que ya hayas adquirido uno y tengas dudas respecto a cómo armarlo, o de que el proceso de montaje que eche para atrás a la hora de comprarlo, aquí te contamos paso a paso cómo hacerlo de forma rápida, fácil y segura.

  1. Revisa el suelo donde piensas colocarlo. Debe estar totalmente llano y seco, sin humedad. En caso de que presente arena o gravilla, te recomendamos que uses una lona protectora.
  2. Despliega el hinchable estirando cada una de sus esquinas. Cierra todas las posibles cremalleras y/o velcros. Échale un vistazo en busca de desperfectos.
  3. Hincha el castillo. Comienza conectando las boquillas a los motores de enflado—las atracciones más pequeñas pueden no tener este sistema—. Enciende las bobas de aire y, ¡voilà! Antes de que los niños empiecen a jugar, asegúrate de que la atracción está del todo dura y sin pliegues en sus paredes.
  4. Ancla los extremos para evitar pérdidas de estabilidad y posibles accidentes.

¿Cómo se limpia y se almacena un castillo inflable?

Para que la atracción siempre esté en perfecto estado, es importante limpiarla después de cada uso. Una buena opción es emplear una aspiradora para eliminar la suciedad. En caso de que también haya manchas, puede utilizarse un trapo húmedo o impregnado en desengrasante suave que no sea abrasivo. Ante la menor duda, te recomendamos que contactes con el fabricante.

Como están fabricados de plástico, los castillo tienden a no evacuar bien la humedad y pueden desarrollar moho. Para evitarlo, es fundamental que no lo guardes cuando notes que no está seco. Tras usarlo en exteriores, nuestro consejo es que lo dejes ventilar antes de doblarlo y que siempre lo recojas antes de que anochezca y caiga el rocío.

inflable

Los castillos inflables pueden parecer muy «aparatosos» a primera vista, pero su montaje no es nada complicado. (Fuente: Nazdravie: 77742355/ 123rf.com)

¿Comprar o alquilar un castillo inflable?

La decisión de comprar o alquilar un castillo inflable es muy personal. Sea como sea, ten en cuenta que hay castillos inflables que no son tan caros y que un alquiler bien puede salir por varios cientos de dólares. Sin obviar lo anterior, nuestro consejo es que consideres los siguientes apartados antes de decantarte por una u otra opción:

  • ¿Con qué frecuencia se usará? A los niños les encantan los inflables y es muy probable que, si compras uno, le termines sacando mucho partido. Ahora bien, en caso de que únicamente lo quieras para un evento puntual, será mejor que alquiles.
  • ¿Qué edad tienen tus pequeños? Si tienes niños pequeños, la compra puede ser la mejor opción. Sin embargo, si tus hijos ya son casi adolescentes, quizá sea mejor no correr riesgos y optar por el alquiler.
  • ¿De qué presupuesto dispones? Los alquileres de castillos inflables no siempre salen más rentables que la compra de una atracción de tamaño mediano. Valora bien los precios de ambas opciones antes de decidirte.
  • ¿Puedes almacenarlo en casa? Los castillos inflables, por norma general, ocupan bastante espacio incluso cuando están plegados. Antes de comprar uno, mide el espacio del que dispones en casa.

¿Castillo inflable o parque inflable?

A la hora de adquirir una atracción para que los niños jueguen al aire libre, muchos padres dudan entre una casita de jardín, un castillo hinchable o un parque hinchable. Las dos últimas opciones tienen en común que son estructuras blandas. Sin embargo, los castillos están indicados para niños pequeños, mientras que los parques son aptos para niños de más de 10 años.

La oferta de actividades que ofrece un parque inflable es más variada y está pensada para «personitas» con capacidades físicas muy desarrolladas. Por supuesto, su tamaño también es mayor. Un castillo inflable permite a los más pequeños desarrollar su motricidad al mismo tiempo que se divierten. Como ya hemos mencionado, no pueden usarse sin la supervisión de un adulto.

foco

¿Sabías que la invención del castillo inflable se atribuye a John Scurlock, quien, en 1959, experimentaba con cubiertas inflables para pistas de tenis cuando advirtió la diversión que experimentaban sus empleados saltando sobre ellas?

Criterios de compra

Equivocarse con una compra nunca es plato de buen gusto, pero aún menos cuando dicho artículo no es para nosotros, sino para los pequeños de la casa. Ellos se merecen lo mejor de lo mejor. Presta atención a los criterios que te presentamos a continuación y no tendrás que lamentar confusiones ni plantearte tediosas devoluciones, ¡apunta!

Este castillo no es de piedra, ¿de qué está hecho?

Uno de los factores más importantes para que el castillo sea resistente, duradero y, sobre todo, seguro para los niños, son los materiales con los que está fabricado. Lo más común es que estén hechos de lona de vinilo de alta densidad, nailon, PVC o hilo de poliéster. También hay opciones más «de andar por casa» fabricadas con un plástico similar al de los flotadores.

Sea como sea, el material con el que está hecho el castillo inflable debe ser flexible —ten en cuenta que, con el paso del tiempo, puede ir haciéndose más quebradizo— y resistente a los pinchazos. También te recomendamos que adquieras una atracción ignífuga, para así reducir al mínimo el riesgo de accidentes relacionados con velas, ¡que nunca faltan en los cumpleaños!

niñas dentro de inflable

Para que la atracción siempre esté en perfecto estado, es importante limpiarla después de cada uso. (Fuente: Opaska: 33707896/ 123rf.com)

¿Qué tamaño tiene y qué peso soporta?

Los castillos inflables son, por definición, bastante voluminosos. La elección de una atracción más grande o más pequeña va a depender principalmente del espacio que tengas para armarlo en tu jardín —o dentro de casa— y del espacio de almacenamiento del que dispongas.

El número de niños que vayan a jugar dentro también es una variable a tener muy presente.

En un castillo muy pequeño, no cabrán muchos niños. En un castillo de 200 x 200 centímetros, caben unos tres niños de cinco años de edad, aproximadamente. Presta mucha atención al peso máximo soportado por la estructura, que determinará el número de niños que esta podrá albergar de forma segura. Los modelos estándar soportan entre 80 y 150 kilogramos.

¿Cómo se inflan?

Este aspecto depende en buena medida del tamaño del castillo que piensas adquirir. Los modelos más económicos normalmente se inflan como cualquier flotador o colchoneta, es decir, soplando mediante una bomba de aire manual que se cierra con una válvula de seguridad. ¡Necesitarás unos buenos pulmones o una bomba de inflado similar a las de las bicicletas!

Las opciones más grandes y complejas suelen incluir un sistema de inflado automático mediante un motor. Este motor va llenando de aire el castillo poco a poco y lo mantiene inflado mientras se está usando —es necesario que el motor esté conectado y funcionando para que el castillo no se desinfle—. Por supuesto, este tipo de atracciones son más caras que las anteriores.

castillos inflables

No todos los castillos inflables  son enormes: hay también opciones más pequeñas que pueden armarse incluso dentro de casa. (Fuente: Famveldman: 94347770/ 123rf.com)

La seguridad es lo primero

Cuando hablamos de niños, toda precaución es poca. Es fundamental que te asegures de que se cumplen todas las precauciones que ya mencionamos en apartados anteriores. Antes de usar por primera vez un inflable que ya tenga varios años, te recomendamos que lo revises a conciencia. El material con el que están fabricados envejece y puede volverse quebradizo con el tiempo.

Los anclajes son otro aspecto crucial. Aunque los castillos inflables sean voluminosos, no suelen pesar mucho. Cuando los niños están saltando dentro, es normal que se muevan, especialmente cuando los pequeños saltan. Por esto, este tipo de atracciones siempre deben estar ancladas al suelo mediante estacas o cuerdas. Recuerda no usarlos en condiciones de viento.

También es importante que sea fácil de limpiar y guardar

Con los castillos inflables pasa un poco como con las bicicletas: cuando más se usan es en verano. ¿Qué pasa durante el resto del año? Que deberían estar limpios y bien almacenados. Por este motivo, te recomendamos que adquieras una atracción que sea fácil de desmontar, que se desinfle sin problemas y que sea compacta, para que ocupe lo mínimo posible una vez doblada.

No pases por alto la cuestión de la limpieza y consulta posibles dudas al fabricante. Lo más cómodo para limpiar los castillos inflables es darles, simple y llanamente, un «manguerazo». Su material debería ser compatible asimismo con productos de limpieza —que, en caso de necesidad, aplicarás usando un paño suave—, ¡porque con niños nunca se sabe!

Resumen

Un castillo inflable se convierte, de forma automática, en la estrella de cualquier celebración infantil, ¿a qué niño no le gustan? ¿Quién no conserva hermosos recuerdos de infancia con estas atracciones como protagonistas? Muchos padres no se aventuran a adquirir uno porque temen que sean demasiado caros, complicados de mantener o poco seguros para sus pequeños.

Como has podido leer a lo largo de este artículo, todas esas creencias no tienen por qué convertirse en realidad. Basta con tener presentes ciertos criterios que nos evitarán posibles decepciones. Y tú, ¿estás pensando en adquirir un castillo inflable?

Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir esta guía en caso de que te haya resultado interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Nazdravie: 77742189/ 123rf.com)

Referencias (1)

1. Organización de Consumidores y Usuarios (2018): «Los peligros de los castillos hinchables», en OCU.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Artículo informativo
Organización de Consumidores y Usuarios (2018): «Los peligros de los castillos hinchables», en OCU.
Ir a la fuente