Colchcones
Última actualización: abril 30, 2020

Nuestro método

13Productos analizados

19Horas invertidas

6Artículos evaluados

85Opiniones de usuarios

Vamos a empezar con un pequeño problema matemático: en caso de que pases ocho horas al día en la cama, ¿cuántas horas pasarás al año pasarás en ella? Exacto, un total de 2920 horas o, lo que es lo mismo —aunque no suena ni parecido—, ¡unos 121 días completos! Como podrás deducir de ello, la cama no es mueble de la casa más indicado para ahorrarnos unos dolaritos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que un 30 % de la población mundial padecerá insomnio en algún momento de sus vidas (1). La calidad del colchón no solo repercute en la calidad de tu descanso, sino que también tiene efectos sobre tu desempeño a lo largo del día. En este artículo, vamos a contarte todo lo que necesitas saber para adquirir un colchón.




Lo más importante

  • Es recomendable cambiar de colchón cada ocho o diez años, aproximadamente, dado que los materiales con los que están fabricados se van dañando con el uso y con el paso del tiempo.
  • Cada tipo de persona necesita un tipo de colchón distinto, ¡no hay un colchón perfecto para todos!
  • A la hora de adquirir un colchón, es importante tener presente el material del que está hecho, su dureza y su adaptabilidad. Hablaremos sobre estos criterios en detalle en el último apartado de este artículo.

Los mejores colchones: nuestras recomendaciones

Somos plenamente conscientes de que comprar un colchón puede complicarse por diversas razones. Por un lado, supone una importante inversión económica. Por otro, implica elegir entre una amplia variedad de modelos distintos. Nuestra misión es ayudarte, por eso hemos armado esta lista con las mejores opciones del mercado.

El colchón favorito de los compradores online

Este colchón de LinenSpa es muy popular en el mercado online. Es un colchón de resortes de acero templado con una capa de espuma en la parte superior. Está recubierto por tela blanca.

Tiene un grosor de 6 pulgadas. Está disponible en tamaños individual, individual XL, matrimonial, matrimonial XL, queen, king y cal king. Además, no es inflamable.

El colchón individual híbrido

Un colchón de tipo individual que ofrece la marca Modway. Tiene dimensiones de 80 pulgadas de largo, 60 de ancho y 6 alto.

Por dentro tiene 4.5 pulgadas de espuma viscoelástica y 1.5 pulgadas de espuma de gel Aveline. Esta composición lo hace ideal tanto para climas fríos como calientes.

El colchón tipo futón

Este tipo de futones son muy particulares porque se inspiran en tradiciones asiáticas. Este tiene un grosor de 6 pulgadas de la marca Mainstay.

Este futón cuenta con una cubierta superior de microfibra. Sus dimensiones son 75 pulgadas de largo, 54 de ancho. Pesa 28 libras.

El colchón extragrueso

Sweetnight ofrece este colchón de tamaño King. Destaca porque tiene 12 pulgadas de grosor, una de las medidas más grandes del mercado.

Su relleno es híbrido: tiene espuma viscoelástica de gel en la capa superior y una serie de resortes en las capa inferior. La capa de viscoelástica ayuda a regular la temperatura efectivamente.

El colchón de fibras naturales

Este colchón de Sunrising Bedding está hecho con fibras naturales porque tiene un relleno de látex natural. Tiene una composición que fomenta la circulación y ayuda a aliviar dolores de espalda.

Además, el látex natural ayuda a mantener bajo control la presencia de ácaros y moho. También regula la temperatura.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los colchones

Desde que nacemos, dormimos encima de un colchón. No obstante, aunque cueste creerlo, los colchones están entre los grandes desconocidos de nuestros hogares. Párate a pensarlo, ¿cuánto sabes sobre el tuyo? En este apartado, nos hemos propuesto resolver las dudas más comunes que tienen los consumidores a la hora de adquirir un colchón de cama.

cochones

Es recomendable cambiar de colchón cada ocho o diez años, aproximadamente, dado que los materiales con los que están fabricados se van dañando con el uso y con el paso del tiempo. (Fuente: Guzhva: 89746451/ 123rf.com)

¿Cuándo es necesario comprar un colchón?

Por suerte o por desgracia, los colchones no tienen una etiqueta que indique su fecha de caducidad. Ahora bien, la mala noticia es que sí que caducan: sus materiales se van desgastando con el uso y con el tiempo. La vida útil de un colchón «se ve afectada por factores como la calidad, el cuidado y cómo se usa» (2).

No todos los tipos de colchón tienen la misma esperanza de vida: normalmente, los colchones de látex duran más que los de resortes, por ejemplo. En cualquier caso, el plazo medio de renovación recomendada de un colchón está entre los ocho y los diez años.

¿Qué tipos de colchones existen?

Hoy en día, son muchas las posibilidades que existen en el mercado a la hora de adquirir un colchón. Es fundamental tener presente que lo que hace que un colchón sea el adecuado para ti o para tu pareja no es tanto su material, sino factores muy personales. Hay colchones de buena calidad de todo tipo, así que debes elegir en función de vuestras necesidades.

Firmeza Adaptabilidad Absorción de movimientos Regulación de la temperatura Otras características
De resortes Firmeza media/alta. Rápido retorno a su posición inicial. Los de resortes unidos entre sí absorben muy bien los movimientos. Frescos, ideales para climas cálidos.
Viscoelástico Reaccionan al calor temporal y se adaptan para reducir la presión. Excelente adaptabilidad. Buena absorción, perfectos para camas de matrimonio. Idóneos para climas fríos, dado que no transpiran demasiado bien. Buena opción para personas que sufran dolores de espalda.
De látex Sujección firme y uniforme. Se adaptan muy bien al cuerpo y recuperan rápidamente su forma. Absorben muy bien los movimientos. No regula la temperatura. Pueden ser de látex natural o sintético.

Los ácaros no pueden anidar en este material.

Son pesados.

De espuma (HR) Se adaptan bien al cuerpo y son resistentes. La espuma tiende a deformarse con el tiempo. Absorción de los movimientos media, depende de la calidad del colchón. Cálidos, buenos para climas fríos. Poco transpirables, pueden acumular ácaros.
De fibras naturales Resistentes, ofrecen dureza. Tienen gran adaptabilidad. Absorción de los movimientos media/baja, óptimos para camas individuales. Depende de la fibra con la que estén fabricados. Fabricados a base de lana, algodón, crin de caballo y otros materiales de origen natural.
Sin sustancias nocivas.
Futón japonés Muy firmes. Poca amortiguación. Buena absorción de los movimientos. Regula naturalmente la temperatura. Fabricados a base de algodón prensado, que es biodegradable.

¿Qué partes tienen los colchones?

Para entender mejor qué son los colchones exactamente y en qué debemos basarnos para comprar uno, consideramos que es importante saber que están compuestos de varias partes. En efecto, un colchón no es una masa homogénea —con excepciones puntuales—, sino que está formados por capas que, en conjunto, nos ofrecen un soporte óptimo para el descanso.

  • Núcleo: se encuentra en el centro del colchón y debe ser resistente, dado que es la parte que sostiene el peso del cuerpo o de los cuerpos. En el caso de los colchones de resortes, el núcleo serían los propios resortes.
  • Capas de confort: es la parte que hace que un colchón resulte cómodo y confortable, dado que es la zona que se adapta el cuerpo. Puede estar fabricada a base de material textil, de espuma sintética o de gel. Un colchón de buena calidad debe tener dos capas de confort—una en cada cara— para que sea posible darle la vuelta cada temporada.
  • Tejidos superficiales, externos o fundas: son la parte que va en contacto con el cuerpo, en la parte externa del colchón, de modo que debe ser suave, transpirable, hipoalergénica y fácil de limpiar. Normalmente, está fabricada a base de materiales textiles.

¿Qué colchón elegir en función de la postura en la que duermes?

La postura en la que sueles dormir es determinante a la hora de seleccionar un colchón. En caso de que duermas en pareja y cada uno tenga un estilo muy distinto a la hora de dormir, debes saber que también es posible adquirir colchones individuales que se pueden unir mediante un sobrecolchón. ¡Todo tiene solución!

  • ¿Duermes de lado? En este caso, necesitas un colchón de firmeza media/baja que se adapte bien a los relieves de tu cuerpo. De este modo, evitarás la presión en zonas prominentes, como caderas u hombros.
  • ¿Duermes boca abajo? ¿De vez en cuando te despiertas con dolores lumbares? Entonces, lo que necesitas es un colchón de firmeza alta. De todos modos, te informamos de que esta es una de las posturas menos saludables para dormir.
  • ¿Duermes boca arriba? Opta por un colchón de firmeza media/alta que te ayude a mantener la espalda en posición recta durante toda la noche y que evite los daños a largo plazo.
foco

¿Sabías que debido a la resistencia de sus material los colchones tardan en descomponerse mas de 100 años?

¿Qué colchón elegir en función de tu peso y estatura?

El peso y la estatura de la persona o personas que van a dormir sobre el colchón también importa, y mucho. Las personas de complexión grande o con sobrepeso, deberían elegir un colchón más firme que no les haga sentirse «atrapados» en la cama.

Personas ligeras tendrán que optar por colchones más blandos que se adapten a su espalda.

En cuanto al largo del colchón, te informamos de que no tienes por qué dormir con los pies fuera de la cama en caso de que seas una persona alta. En la actualidad, hay colchones de todas las medidas. Lo ideal es que el colchón mida alrededor de diez centímetros más que tú. En camas de matrimonio, se tomará como referencia a la persona más alta.

¿Un colchón puede aliviar el dolor de espalda?

Un colchón puede aliviar el dolor de espalda provocado por un colchón de mala calidad o en mal estado; asimismo, puede mejorar dolores de espalda con otras causas. Los colchones viscoelásticos y los colchones de látex son los más cuidadosos y respetuosos con la espalda, dado que se adaptan al cuerpo y a la musculatura, al mismo tiempo que mantienen recta la columna.

Los últimos estudios científicos realizados en este campo han demostrado que «usar un colchón de dureza intermedia tuvo un efecto mayor que varios tratamientos médicos y permitió reducir o abandonar el tratamiento farmacológico a un porcentaje significativo de pacientes» (3). Si padeces dolores de espalda y quieras evitalos en el futuro, necesitas un buen colchón.

HipócratesPrecursor de la medicina

"Cuando estés enfermo, mira primero tu columna vertebral.".

¿Cómo se limpian los colchones?

Para evitar problemas de ácaros o de alergias, un colchón debe limpiarse con frecuencia. Tampoco podemos pasar por alto el paso de la ventilación, que es fundamental, especialmente en el caso de que la persona que lo usa tenga problemas respiratorios. También es muy importante que el colchón esté bien seco antes de volver a poner las sábanas para evitar humedades.

Las manchas superficiales pueden limpiarse con la ayuda de un cepillo suave

Puedes usar también un trapo o toalla y una mezcla de agua con jabón líquido diluido. Las manchas persistentes, como sangre, cercos de sudor o vómito, pueden rociarse con vinagre destilado y bicarbonato de sodio. Déjalo actuar durante unos diez minutos y después pasa la aspiradora sobre la mancha.

¿Cómo prolongar la vida útil de un colchón?

Los colchones son artículos caros y es normal pretender que duren el máximo tiempo posible en buen estado. Vamos a darte una serie de consejos que alargarán al máximo la vida útil de tu colchón —recuerda que no es recomendable tardar más de diez años en cambiarlo por uno nuevo—. ¡Te animamos a que los pongas en práctica!

  1. Ventílalo cada día: Debes airear tu colchón cada día, junto con el resto de la ropa de cama, durante unos quince minutos como mínimo. Cuanto más tiempo, mejor.
  2. Pásale la aspiradora: Basta con que lo hagas una vez al mes. Este rápido gesto servirá para evitar la proliferación de ácaros y de polvo. Si no tienes aspiradora, puedes golpear el colchón mientras ventilas la habitación.
  3. Gíralo cada temporada: Los colchones deben girarse cada tres o cuatro meses para que su desgaste se produzca de forma homogénea.
  4. Protégelo con una funda: Puedes optar por un protector de colchón impermeable y transpirable o por un sobrecolchón. De este modo, evitarás que aparezcan manchas en el colchón.

colchon

Cada tipo de persona necesita un tipo de colchón distinto, ¡no hay un colchón perfecto para todos! (Fuente: Lightfieldstudios: 107111491/ 123rf.com)

Criterios de compra

¿Estás pensando en adquirir un colchón? En caso de que hayas llegado hasta aquí, tendrás mucho más claro lo que buscas que antes de empezar a leer. Muchos establecimientos ofrecen periodos de prueba bastante prolongados para sus colchones, pero lo más práctico y cómodo es acertar a la primera. Con estos criterios, estamos seguros de que no te arrepentirás de tu compra.

Dime qué buscas y te diré qué material necesitas

Para usar de forma poco frecuente un colchón inflable puede serte útil; ahora bien, para una cama de uso cotidiano, es mejor que optes por otras opciones. Como ya te hemos mencionado, no todos los materiales son idóneos para todos los climas y circunstancias.

  • Los de resortes son más frescos. Pese a que los colchones de resortes pueden tener mala fama porque se consideran los más antiguos, en la actualidad hay opciones muy actualizadas y con buena absorción de movimientos.
  • Los viscoelásticos son más cálidos. Este material es especialmente recomendado para personas con problemas en la espalda.
  • Los colchones elaborados con materiales de origen natural son perfectos para las personas que padecen alergias o para aquellas que quieran eliminar sustancias sintéticas de sus vidas.

La postura en la que sueles dormir es determinante a la hora de seleccionar un colchón.
(Fuente: Lightfieldstudios: 106837538/ 123rf.com)

No todos buscamos el mismo nivel de firmeza

Cada colchón tiene un nivel de firmeza. Como ya hemos tratado a lo largo del artículo, no todas las personas deseamos ni necesitamos la misma dureza para descansar de forma óptima. Presta atención a las especificaciones técnicas del colchón antes de comprarlo; en ellas se detallará si este es de dureza baja, media/baja, media, media/alta o alta.

Tipo de firmeza Descripción
Firmeza baja Adecuados para uso ocasional. Únicamente para personas de bajo peso.
Firmeza media/baja Óptimos para personas que deben pasar mucho tiempo en la cama, pues evitan la aparición de escaras. Ideales para personas de bajo peso.
Firmeza media Mantienen la columna en posición adecuada, óptimos para dormir de lado y buenos para personas jóvenes.
Firmeza media/alta Buena opción para quienes duerman boca arriba o boca abajo y cuidan la posición de la columna.
Firmeza alta Ideales para personas con sobrepeso e indicados para quienes duermen boca arriba o boca abajo.

¿Te adaptas tú al colchón o el colchón se adapta a ti?

La adaptabilidad de un colchón es su capacidad para adaptarse al contorno del cuerpo. Normalmente, cuanto más duro es un colchón, menor adaptabilidad tiene. Los colchones viscoelásticos o los de látex son más adaptables que los de resortes, que tienden a ser más firmes. Los colchones con mucha adaptabilidad no son recomendables para dormir boca arriba o boca abajo.

La adaptabilidad también está relacionada con la capacidad de un colchón para absorben movimientos. Por este motivo, los colchones con una buena adaptabilidad son ideales para camas de matrimonio, aunque también funcionan bien en camas individuales. Sea como sea, la elección última siempre dependerá de las circunstancias y los gustos personales de cada persona.

foco

¿Sabías que el colchón más antiguo que se ha encontrado tiene 77.000 años de antigüedad y estaba fabricado a partir de una mezcla de hierbas que formaban un lecho aislante de la humedad del suelo?

Colchón grande o pequeño

La medida de un colchón es un criterio importante a tener en cuenta, sobre todo en el caso de colchones compartidos. En el pasado, la medida más frecuente en colchones de matrimonio eran 135 centímetros, pero ahora también son muy comunes las camas de 150 centímetros o queen y las de 200 centímetros o king.

¡El tamaño del colchón depende del tamaño del dormitorio!

Más importante es el tema del largo. Hoy en día, las personas altas no tienen por qué resignarse a dormir con los pies fuera de la cama, ¡qué incomodidad! En el mercado es fácil encontrar colchones de 180, de 190, de 200 centímetros, o incluso opciones más largas hechas a medida. Recuerda que lo recomendable es que el colchón mida 10 centímetros más que tú.

¿Cuántas personas van a dormir sobre el colchón?

Aunque hay numerosos estudios que demuestran que dormir acompañado favorece en insomnio, lo cual está relacionado con «posibles depresiones, problemas de corazón, golpes, trastornos pulmonares, accidentes laborales y de tráfico e incluso divorcios» (4), lo más habitual es que las parejas compartan colchón.

En caso de que vayas a dormir solo, puedes optar por el colchón que más te guste. Para dormir en pareja, lo mejor son los colchones con buena independencia de lechos, para que los movimientos de una persona no molesten a la otra. Son recomendables los colchones de resortes ensacados o los colchones con buena absorción de movimientos.

colchones

El peso y la estatura de la persona o personas que van a dormir sobre el colchón también importa, y mucho. (Fuente: Lightfieldstudios: 106837557/ 123rf.com)

Resumen

La compra de un colchón es un asunto muy personal que depende en buena medida de las preferencias de cada persona o de cada pareja. Aunque convivimos con ellos cada día, podemos decir que los colchones son uno de los artículos más desconocidos y descuidados del hogar. Dormir en un colchón poco adecuado es tan habitual como nocivo para la salud.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber qué colchón necesitas en tu casa. Como ya hemos mencionado, es muy importante tener en cuenta el material del que están fabricados los colchones, su dureza y su adaptabilidad. Tampoco podemos pasar por alto lo importante que es cambiar de colchón cada diez años, aproximadamente.

Y tu colchón, ¿qué edad tiene? ¿Crees que ya toca cambiarlo? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir esta guía en caso de que te haya resultado útil.

(Fuente de la imagen destacada: Guzhva: 89749052/ 123rf.com)

Referencias (4)

1. María Moya y Elena Sanz: «¿Sufres insomnio? Dormir en pareja no te ayuda», en Muy interesante. Disponible en: https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/dormir-en-pareja-puede-ser-malo-para-la-salud [Consultado el 13 de enero de 2020].
Fuente

2. Organización Médica Colegial de España (2018): «Un estudio demuestra que el dolor de espalda mejora más con un colchón de firmeza intermedia que con uno muy firme», en Médicos y pacientes. Disponible en: http://www.medicosypacientes.com/articulo/un-estudio-demuestra-que-el-dolor-de-espalda-mejora-mas-con-un-colchon-de-firmeza [Consultado el 13 de enero de 2020].
Fuente

3. Marta Chavarrías (2019): «¿Cada cuánto debo cambiar mi viejo colchón», en eldiario.es. Disponible en: https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/debo-cambiar-viejo-colchon_0_865113743.html [Consultado el 13 de enero de 2020].
Fuente

4. Piergiorgio M. Sandri (2013): «Guerra al insomnio», en La Vanguardia. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20131101/54392534132/guerra-al-insomnio.html [Consultado el 13 de enero de 2020].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Artículo informativo
María Moya y Elena Sanz: «¿Sufres insomnio? Dormir en pareja no te ayuda», en Muy interesante. Disponible en: https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/dormir-en-pareja-puede-ser-malo-para-la-salud [Consultado el 13 de enero de 2020].
Ir a la fuente
Artículo médico
Organización Médica Colegial de España (2018): «Un estudio demuestra que el dolor de espalda mejora más con un colchón de firmeza intermedia que con uno muy firme», en Médicos y pacientes. Disponible en: http://www.medicosypacientes.com/articulo/un-estudio-demuestra-que-el-dolor-de-espalda-mejora-mas-con-un-colchon-de-firmeza [Consultado el 13 de enero de 2020].
Ir a la fuente
Artículo sobre: ''¿Cada cuánto debo cambiar mi viejo colchón?''
Marta Chavarrías (2019): «¿Cada cuánto debo cambiar mi viejo colchón», en eldiario.es. Disponible en: https://www.eldiario.es/consumoclaro/cuidarse/debo-cambiar-viejo-colchon_0_865113743.html [Consultado el 13 de enero de 2020].
Ir a la fuente
Artículo de medio reconocido
Piergiorgio M. Sandri (2013): «Guerra al insomnio», en La Vanguardia. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20131101/54392534132/guerra-al-insomnio.html [Consultado el 13 de enero de 2020].
Ir a la fuente