crema para la piel con vitamina c
Última actualización: septiembre 10, 2020

Nuestro método

24Productos analizados

15Horas invertidas

16Artículos evaluados

129Opiniones de usuarios

Según Marie Kondo, no necesitamos más que diez productos de belleza para cuidarnos durante todo el año (1). En nuestra rutina de belleza, no debe faltar el limpiador facial, el contorno de ojos, el sérum, pero tampoco puedes olvidarte de una crema con vitamina C para el rostro. En los últimos tiempos se ha convertido en un producto estrella, ¿sabes por qué?

La vitamina C es uno de los ingredientes más potentes para cuidar nuestra piel, devolverle su luminosidad y evitar que aparezcan las arrugas. No solo eso, sino que también combate los radicales libres y revierte el daño provocado por el sol (2). A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber para comprar la crema con vitamina C perfecta para ti.




Lo más importante

  • La vitamina C sirve para acabar con las manchas, para aportar luminosidad al rostro y para atenuar las líneas de expresión. Ahora también puedes encontrarla como ingrediente en cremas hidratantes.
  • Dado que la vitamina C es muy inestable, es importante que el envase de la crema sea opaco, que no permita pasar la luz del sol —que podría oxidarla— y que reduzcamos al mínimo el contacto con el aire del producto.
  • Cuando compremos una crema con vitamina C, es fundamental tener en cuenta su concentración, nuestro tipo de piel y la textura del producto. Profundizaremos en estos y otros criterios de compra en la última sección

Las mejores cremas con vitamina C: nuestras favoritas

¿Estás buscando una crema con vitamina C? En ese caso, debes saber que no todas son iguales. En esta sección, te presentamos cinco opciones que funcionan y que tienen una buena relación calidad-precio.

La mejor crema con vitamina C antimanchas

¿Quieres que tu piel luzca uniforme? El acné y el sol tienden a manchar la piel, haciéndola ver apagada y descuidada. Para esto, te proponemos darle una oportunidad a Andalou, específicamente a su crema Renewal Cream. Su trabajo será reducir estas manchas y unificar el tono de tu piel, haciendo ver tu rostro más fresco.

La crema está cargada con probióticos y vitamina C. Como resultado, estimula la circulación y la renovación celular. A los usuarios les gusta por el brillo natural que deja en su piel. Calificación: 4.5 de 5 estrellas

La mejor crema con vitamina C de día

Si buscas una crema hidratante con vitamina C que puedas aplicar durante el día, este producto de TruSkin puede gustarte. Aunque es recomendado para cualquier edad, es la favorita de mujeres mayores de 50 años por sus excelentes resultados contra las arrugas. Ten presente que es para pieles grasas y mixtas.

Contiene vitaminas E y B5. También trae MSM, té verde orgánico, extracto de diente de león y de cola de caballo, aceite de jojoba y más. Estos ingredientes buscan devolverle la flexibilidad y tenacidad a tu piel. Calificación: 4.3 de 5 estrellas.

La mejor crema con Vitamina C de noche

Esto es sencillo. Adquiere este producto de Derma E si buscas unificar el tono de tu piel, disminuir las líneas de expresión o prevenir el envejecimiento prematuro. La aplicas durante las noches y en poco tiempo notarás grandes resultados. Eso sí, puede resultar un poco grasosa, por lo que es indicada para pieles normales o secas.

El producto contiene vitamina C, probióticos y rooibos que trabajan armoniosamente para proteger y reconstruir la piel. Quienes la utilizan, destacan que sienten el rostro más suave, firme y revitalizado. Incluso les ha ayudado a mejorar el acné. Calificación: 4.4 de 5 estrellas.

La mejor crema con vitamina C para todo el cuerpo

No te olvides del resto de tu cuerpo. Y si el problema es el precio, este producto de Nature Well es bastante asequible y efectivo. Entre los beneficios que ofrece, unifica el tono de piel, proporciona una hidratación duradera y puede usarse en cualquier tipo de piel. Además, puede ayudar con las líneas de expresión.

Es uno de los productos favoritos de los usuarios porque deja la piel tan suave como la seda y dura todo el día. Asimismo, destacan que no es nada grasosa y, por lo tanto, resulta muy cómoda su aplicación. Calificación: 4.5 de 5 estrellas.

La mejor crema antienvejecimiento con vitamina C y ácido hialurónico

El contorno de los ojos también es importante. Este producto de Era Organics ha sido formulado para tratar esta zona con suavidad. Por lo tanto, suele ser buscado para hidratar y nutrir las ojeras, así como también para tratar las arrugas y las patas de gallo.

Además de vitamina C, contiene ácido hialurónico, ciruela kakadu, aceite de jojoba y aguacate, vitaminas A, E y B5 y más. Su función es unificar el tono de tu piel, mientras la protege de radicales libres dañinos que causan el envejecimiento prematuro. Calificación: 4.0 de 5 estrellas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre cremas con vitamina C

Seguramente hayas oído hablar mucho de la vitamina C, pues es un ingrediente que en los últimos tiempos se ha puesto «de moda» para el cuidado facial. Y es que funciona de verdad. Respondemos a todas tus dudas sobre cremas con vitamina C a continuación.

chica aplicando crema en rostro

La vitamina C sirve para acabar con las manchas, para aportar luminosidad al rostro y para atenuar las líneas de expresión. (Fuente: Ammentorp: 120575489/ 123rf.com)

¿Es necesario aplicar vitamina C en la piel del rostro? ¿Cuál es la concentración adecuada?

Durante décadas, la industria cosmética ha elaborado «productos capaces de transferir la molécula de la vitamina C inalterada hasta la epidermis y dermis, pues su efecto restaurador del nivel colagénico en la piel ha sido estudiado y difundido ampliamente» (3). No es necesaria, pero sí que es recomendable, dado que funciona muy bien para frenar el envejecimiento cutáneo.

Se considera que el ácido L-ascórbico es la formulación más pura y activa de la vitamina C y hay numerosos estudios que prueban su efectividad. Las concentraciones activas de este ácido están entre un 8 % y un 20 %. No obstante, el ácido L-ascórbico es una molécula inestable y tiende a oxidarse —profundizaremos en esto más adelante—, lo cual puede limitar su eficacia.

¿Por qué incorporar la vitamina C a tus cremas?

Una de las formas más cómodas de incorporar la vitamina C a tu rutina de cuidados es comprar una hidratante facial que la incluya en su fórmula. ¿Quieres saber por qué es una buena idea usar una crema con esta vitamina?

  • Para empezar, la vitamina C combate el fotoenvejecimiento, o sea, el daño provocado por el sol. Se ha reportado «que la vitamina C mejora la apariencia clínica de la piel fotodañada» (2).
  • Además, es un estupendo antioxidante que previene «la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad» (5) y devuelve así la luminosidad a la piel, especialmente esa luz propia de la juventud que se va perdiendo con el tiempo.
  • Aporta hidratación y nutrición a la piel.
  • Aporta elasticidad, firmeza y renovación, pues acelera la regeneración celular.
  • Unifica el tono cutáneo y elimina las manchas producidas por el sol.
Carmen NavarroEsteticista

"El poder de la vitamina C nos protege de los efectos nocivos que la contaminación o las radiaciones solares tienen sobre nuestra piel".

¿Cómo se usan estas cremas?

No creas que las cremas con vitamina C son muy distintas a una hidratante al uso, al menos en el modo de aplicarlas. Estos son los pasos que debes seguir para que sea lo más efectiva posible:

  1. Limpia tu rostro. Esto es importante hacerlo siempre, independientemente de que tu crema tenga vitamina C o no. No te olvides del cuello. Dado que la vitamina C es un ingrediente que depende mucho del pH de la piel, es importante aplicarla después de la limpieza.
  2. Aplica la crema con vitamina C por la mañana y por la noche. Al usarla por la mañana, disfrutarás también de su poder antioxidante y de protección frente a la radiación solar.
  3. No te olvides de exfoliarte el cutis semanal o quincenalmente, dependiendo de tu tipo de piel. La vitamina C en altas concentraciones puede manchar los poros. Por este motivo, es importante que cuides a conciencia la limpieza del rostro.

¿Cuándo debemos aplicar las cremas con vitamina C?

Dado que son cremas hidratantes «normales y corrientes», más allá de que incluyan en sus fórmulas este ingrediente tan especial, puedes usarlas tanto por la mañana como por la noche. Es especialmente recomendable aplicar la crema con vitamina C por la mañana, siempre acompañada de un protector solar en caso de que la crema no tenga FPS.

¿Por qué? La vitamina C contribuye a preparar tu piel para combatir las agresiones ambientales, como la contaminación o la radiación nociva. Representa un cuidado antiedad muy completo y evita la aparición de líneas de expresión. Aunque la vitamina C no es fotosensible, es importante que siempre la combines con un protector solar.

crema con vitamina c

Dado que la vitamina C es muy inestable, es importante que el envase de la crema sea opaco, que no permita pasar la luz del sol —que podría oxidarla— y que reduzcamos al mínimo el contacto con el aire del producto. (Fuente: Actiongp: 145087347/ 123rf.com)

¿Puedo combinar mi crema con vitamina C con otros productos?

Lo que se recomienda es no combinar la vitamina C pura o ácido ascórbico con retinoides, como el retinol o el ácido retinoico. El motivo es que los productos con los que combinemos nuestra crema o sérum con vitamina C deben respetar su pH. A continuación, analizaremos distintas combinaciones posibles:

Ingrediente ¿Se puede combinar con vitamina C? ¿Cómo solucionar el problema?
Retinoides No se pueden combinar con vitamina C pura o ácido ascórbico Pueden usarse los retinoides por la noche y la vitamina C por el día.

Pueden usarse ambos por la noche en días alternos

Ácido hialurónico Sí, dado que el ácido hialurónico no depende del pH. x
Niacinamida No es recomendable, dado que la niacinamida requiere un pH de entre 5 y 7 para actuar, el cual interfiere con el de la vitamina C. Dado que ambos son activos antioxidantes, no tiene demasiado sentido combinarlos.

Criterios de compra

Nadie quiere comprar una crema con vitamina C que no sea la adecuada para su rostro. Como sabemos que tú tampoco, en esta sección vamos a darte varios criterios de compra que deberás tener en cuenta para que tu adquisición sea todo un éxito.

Concentración y pH

La concentración de la vitamina C en la crema debe oscilar entre un 8 % y un 20 %. El ácido L-ascórbico es efectivo en concentraciones superiores al 15 %, pero la piel tiene una capacidad de absorción máxima. Es inútil optar por productos con una concentración superior al 20 %, dado que exceso no se absorberá y puede manchar la piel y ensuciar los poros.

Por otro lado, el producto que adquiramos debe tener un pH inferior al 3,5. Un pH superior, muy habitual en cremas y sérums, no será capaz de penetrar en la piel. En cambio, un pH menor al 2,5 será demasiado ácido e irritante en el rostro. Para una mayor estabilidad y para que el activo no se oxide, lo más recomendable son las cremas formuladas sin agua.

crema para la piel de hombre

Las cremas de vitamina C aportan elasticidad, firmeza y renovación, pues acelera la regeneración celular. (Fuente: Samborskyi: 113256264/ 123rf.com)

¿Qué tipo de piel tienes?

Cada piel requiere unos cuidados en función de su nivel de humectación y de sensibilidad, y también en función de nuestra edad. Dado que hay cremas con vitamina C diseñadas para cada tipo de piel, nuestro consejo es que adquieras aquella que sea adecuada para ti.

  • Piel seca o madura: en este caso, nuestro consejo es que optes por una crema espesa, muy hidratante. Dado que la crema con vitamina C hace el papel de tu hidratante cotidiana, de este modo no tendrás que añadir un producto más a tu rutina.
  • Piel normal o mixta: estas de suerte, porque casi cualquier crema «normal» es apta para ti. Es decir, no necesitas comprar una crema indicada para pieles con necesidades especiales.
  • Piel grasa: en este caso, nuestro consejo es que optes por una crema ligera o incluso un sérum hidratante. Las texturas muy untuosas podrían darte una sensación de piel aceitosa o empeorar el acné, en caso de que lo padezcas.
  • Piel sensible: compra una crema con vitamina C con baja concentración —a menos que ya hayas probado antes concentraciones altas y sepas que te funcionan bien—, pues lo contrario podría irritarte el cutis.

Textura del producto

La textura de las cremas importa mucho a la hora de usarlas. Lo normal es que, cuando no nos convence la textura de un producto, no lo usemos más. Por otro lado, en caso de que tu piel sea seca, te recomendamos que optes por cremas más untuosas; si tu piel es grasa, te convendrán más las lociones ligeras, que se absorban rápidamente sin dejar una sensación oleosa.

El exterior también importa

En efecto, como la vitamina C es un ingrediente tan «delicado», el envase de nuestra crema debe ser el adecuado. No todos son capaces de preservar el producto durante el tiempo necesario para que podamos consumirlo.

  • El envase de las cremas con vitamina C debe ser opaco, o sea, debe proteger al producto de la luz del sol. Un bote de cristal transparente no es una buena opción; un bote de plástico o cristal oscurecido, o directamente opaco, sí que lo es.
  • El envase no debe permitir la entrada de aire del exterior, especialmente en caso de que hayamos optado por una fórmula a base de agua, pues estas son especialmente inestables. Dado que hay pocos envases que cumplan con esta característica, te recomendamos que cierres el bote después de usarlo tan pronto como sea posible.
foco

La vitamina C es un cicatrizante muy efectivo. Consumir vitamina C con regularidad nos ayuda a curar las heridas más rápido y refuerza la protección de nuestra piel, tejidos y vasos sanguíneos.

¿Tiene factor de protección solar?

Como te decíamos, la vitamina C tiene un efecto fotoprotector y disminuye el daño inducido por la radiación sobre el ADN celular a través de la neutralización de radicales de oxígeno y peróxido (2). Sea como sea, con eso no basta. Cuando se usa durante el día, es muy importante combinarla con un protector solar para el rostro con FPS de al menos 30.

En el mercado encontramos numerosas cremas con vitamina C que incluyen en sus fórmulas ingredientes fotoprotectores. Teniendo esto en cuenta, en caso de que vayas a usarla durante el día, te recomendamos que optes por una opción de este tipo: ahorrarás envases en el baño y la aplicación será más rápida y cómoda, ¡sabemos que por las mañanas nunca te sobra tiempo!

Resumen

La vitamina C es un ingrediente del que, desde hace un tiempo y cada vez más, todo el mundo habla. ¿Conoces los motivos? No es una moda pasajera: la vitamina C es una de las moléculas antiedad más potentes que existen. Combate las manchas, unifica el tono del cutis, oxigena la piel y funciona como antioxidante (8), ¿qué más se puede pedir?

Hoy en día hay muchos productos que la incluyen en sus fórmulas. Uno de los más versátiles son las cremas con vitamina C, pues nos aportan hidratación al mismo tiempo que nos brindan todos los efectos positivos de este activo. En este artículo, tratamos de responder a varias de las dudas más frecuentes sobre este tipo de lociones, ¡esperamos que te haya sido útil!

Y tú, ¿has probado ya las cremas con vitamina C? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir este artículo si te ha parecido interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Pattarawimonchai: 148361100/ 123rf.com)

Referencias (8)

1. Magdalena Fraj (2019): «Encuentra aquí la mejor crema con vitamina C ya mismo», en InStyle.
Fuente

2. Gissel Ivonne Castellanos Ramos y Daniel Alcalá Pérez (2010): «Antioxidantes en dermatología», en Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica, vol. 8, núm. 4.
Fuente

3. Celia Castaño Amores y Pablo José Hernández Benavides (2018): «Activos antioxidantes en la formulación de productos cosméticos antienvejecimiento», en Ars Pharm, vol. 59, núm. 2.
Fuente

4. redacción MedlinePlus (2019): «Vitamina C», en MedlinePlus.
Fuente

5. F. Valdés (2006): «Vitamina C», en Actas Dermo-Sifiliográficas, vol. 97, núm. 9.
Fuente

6. A. Guerra Tapia (2001): «Menopausia y piel», en Actas Dermo-Sifiliográficas, vol. 92, núm. 10.
Fuente

7. Claudia (2017): «6 cosas que no sabías sobre la vitamina C», en tu piel y tú.
Fuente

8. Stefanie Milla (2020): «Vitamina C: todo lo que debes saber del mejor activo antiedad», en mujerhoy.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Elena Pérez Redactora
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.
Roxana Cuello Redactora
Mi misión es conocer las experiencias de los usuarios para determinar los mejores productos que nos cuidan y solucionan nuestras necesidades, además de facilitarnos la vida día a día. Mi público: aquellas personas que deseen información detallada sobre distintos productos basada en experiencias de la cotidianidad.
Artículo informativo
Magdalena Fraj (2019): «Encuentra aquí la mejor crema con vitamina C ya mismo», en InStyle.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Gissel Ivonne Castellanos Ramos y Daniel Alcalá Pérez (2010): «Antioxidantes en dermatología», en Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica, vol. 8, núm. 4.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Celia Castaño Amores y Pablo José Hernández Benavides (2018): «Activos antioxidantes en la formulación de productos cosméticos antienvejecimiento», en Ars Pharm, vol. 59, núm. 2.
Ir a la fuente
Artículo informativo
redacción MedlinePlus (2019): «Vitamina C», en MedlinePlus.
Ir a la fuente
Artículo informativo
F. Valdés (2006): «Vitamina C», en Actas Dermo-Sifiliográficas, vol. 97, núm. 9.
Ir a la fuente
Artículo informativo
A. Guerra Tapia (2001): «Menopausia y piel», en Actas Dermo-Sifiliográficas, vol. 92, núm. 10.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Claudia (2017): «6 cosas que no sabías sobre la vitamina C», en tu piel y tú.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Stefanie Milla (2020): «Vitamina C: todo lo que debes saber del mejor activo antiedad», en mujerhoy.
Ir a la fuente