Sobre el maquillaje hay un amplio mundo sobre el cual se puede escribir. Buscamos los mejores productos que, además de proporcionarnos unos resultados perfectos, cuiden nuestra piel. Sin embargo, algo que muchas veces no tenemos en cuenta es que, para mantener una piel sana y limpia, algo esencial dentro de nuestra rutina diaria debe ser el desmaquillante. Y eso es lo que ahora nos incumbe.

Luego de un ajetreado día con nuestro maquillaje de todos los días, algo que va incluida dentro de esta rutina es la limpieza nocturna, ya que los poros necesitan descansar. Para ello, la elección del desmaquillante que más se adecue a nuestra piel es fundamental. Y una vez hecho esto, habrá que seguir una serie de pasos para una rutina de limpieza perfecta. En esta guía de compras nosotros te ayudaremos con ello.

Lo más importante

  • Debes de saber que eliminación de las toxinas del cuerpo se produce mientras dormimos, sobre todo entre las 2 y las 4 de la mañana.
  • Además, uno de los elementos clave en nuestra rutina de cuidado facial debe ser la limpieza. Así, la piel descansa durante la noche y luce radiante por la mañana.
  • Al momento de escoger un buen desmaquillante hay que tener en cuenta factores como el tipo de piel, los ingredientes del producto o la función del maquillaje.
  • En la actualidad dentro del mundo cosmético, existen muchos tipos de productos desmaquillantes diferentes, como toallitas, leches, espumas o aguas micelares.

Los mejores desmaquillantes del mercado: nuestros favoritos

Existe una gran variedad de productos desmaquillantes. Este hecho tiene un lado bueno y otro malo. ¿El bueno? Hay productos que se adaptan a las necesidades de cada piel. ¿El malo? Hay tantos que a veces no sabemos ni cuál elegir. Es por ello que nosotros te mostraremos 5 de los mejores productos del mercado online, seleccionados según la relación calidad, precio y satisfacción de las usuarias. Acompañanos.

El desmaquillante favorito de las compradores online

Este desmaquillante ofrece un gran cuidado para la piel y las zonas más sensibles de los ojos. Es uno de los preferidos por su facilidad para adaptarse a cualquier tipo de piel. Es un producto clínicamente testado para no provocar ningún tipo de reacción alérgica, y no se acumula en los poros ni causa ningún tipo de imperfecciones en la piel. Remover incluso el maquillaje a prueba de agua.

El desmaquillante que elimina las impurezas

Este desmaquillador es capaz de remover todo tipo de impurezas de tu rostro. Se trata de un aceite limpia en profundidad tu rostro llegando hasta los poros. Como consecuencia verás una reducción de los puntos negros.

Este desmaquillante cuida tu rostro mediante aceites naturales, deja la piel suave, hidratada y lisa. También es rico en antioxidantes para el cuidado de la piel en cuanto al envejecimiento y del daño que el ambiente hace. Es un producto vegano completamente libre de pruebas en animales, sin parabenos, sulfatos u otros químicos.

Las toallitas desmaquillantes para llevar contigo

Toallitas húmedas impregnadas del líquido desmaquillante. Son dos paquetes de 25 unidades para la remoción de maquillaje en cualquier parte y en cualquier momento. Además, son muy cómodas para cargar, especialmente cuando se trata de salidas en la noche.

Muy seguras y eficaces. Pueden remover hasta el maquillaje a prueba de agua. También han sido testedas por oftalmólogos y dermatólogos, es decir, no implica ningún tipo de contraindicaciones.

El desmaquillante más fresco

Limpia los residuos de maquillaje e impurezas de la piel como aceite, sudor, suciedad y otros. También los químicos que puedan tener tus maquillajes y que sean potencialmente dañinos. También se encarga de refrescar e hidratar tu rostro. Este producto es 100% americano y libre de cualquier tipo de experimentación animal. Es un producto de calidad.

El desmaquillante más natural

Este desmaquillante tiene textura crema y te ofrece el brillo natural que tu piel merece al desmaquillarte. Todos los ingredientes de este producto son completamente naturales. Los aceites de raíz de girasol y jengibre son elementos que se encargan de eliminar suavemente incluso el maquillaje más resistente de larga duración, sin irritar ni secar la piel; moringa para eliminar cualquier impureza. Con esta combinación podrás conseguir una piel nutrida y rejuvenecida,

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el desmaquillante

Conocer nuestra piel y sus necesidades de cuidado, en lo que a desmaquillantes se refiere, no es tarea fácil. Y con la variedad que se encuentra en el mercado, esta es una tarea muy difícil, para lo cual debemos de conocer sobre el producto para elegir el mejor. A continuación, resolveremos algunas de las preguntas más frecuentes para poder profundizar en ello.

El desmaquillante es un producto necesario dentro de nuestra rutina de limpieza nocturna.
(Fuente: Dan Grytsku: 113837539/ 123rf.com)

¿Qué es un desmaquillante y qué ventajas tiene sobre la piel?

El desmaquillante es un producto imprescindible en nuestra rutina diaria de limpieza facial. Con la ayuda de este tipo de productos, eliminamos los restos de maquillaje de nuestra piel y la preparamos para su regeneración durante la noche. A pesar de la pereza que esto nos pueda causar, debemos hacerlo; dormir con maquilladas es totalmente contraindicado.

Pero, aunque es importante que los poros respiren durante la noche, existen otras ventajas por las que añadir el desmaquillante a nuestra rutina. Por ejemplo, algunos de estos productos de limpieza facial, además de eliminar el maquillaje, limpian nuestra piel de otras impurezas causantes de imperfecciones. Y en algunos casos, los desmaquillantes también nutren nuestra piel

¿Qué tipos de desmaquillantes existen?

Muchos. A veces, demasiados, cuando se trata de escoger el que más nos conviene. Dentro del mercado del cuidado facial se han desarrollado desmaquillantes enfocados a diferentes necesidades. Nosotros te prepararemos una lista de los distintos tipos de limpiadores o desmaquillantes que podrás encontrar con sus características.

  • Leche limpiadora: si tienes la piel seca o sensible, este es tu producto ideal. La leche limpiadora no resecará tu piel y te ayudará a mantenerla tonificada.
  • Agua micelar: esta solución acuosa limpia el rostro y elimina las impurezas sin añadir grasa y sin resecar. El equilibrio ideal para cualquier tipo de piel.
  • Jabón limpiador: la sensación de frescor y limpieza que se consigue con el uso del jabón limpiador lo hace adecuado para todo tipo de pieles, pero sobre todo las mixtas o grasas, que siempre tienden a ser más pesadas.
  • Desmaquillante bifásico: elaborado con una mezcla entre desmaquillante y aceite para conseguir eliminar cualquier tipo de maquillaje, incluso el resistente al agua.
  • Toallitas desmaquillantes: ideales para utilizar cuando no contamos con mucho tiempo para desmaquillarnos. Existen toallitas diseñadas para cada tipo de piel.

Al desmaquillarnos eliminamos los restos de maquillaje que producen efectos negativos en nuestra piel al momento de dormir.
(Fuente: raphae lovaski: 583262/ unsplash.com)

No mentíamos cuando decíamos que había mucho donde elegir ¿verdad? Entonces, para elegir el indicado debes de prestar atención a tu piel y conocerla; así como el tipo de maquillaje que utilizamos. Por lo tanto, si lo tenemos claro, nos daremos cuenta de que el desmaquillante dará los mejores resultados.

¿Qué tipos pieles existen y cómo saber cómo es la mía?

Como bien te adelantamos, conocer tu piel es esencial en la búsqueda del desmaquillante perfecto que nos beneficie y no haga su trabajo a medias. De igual manera como al momento de comprar una crema facial, también deberemos tenerlo cuando utilicemos un producto desmaquillante. Existen 4 tipos de piel: seca, normal, grasa o mixta. Veamos sus características y cual el desmaquillante que nos conviene:

Tipo de piel Apariencia Necesidades
Piel seca Áspera, tirante y apagada Desmaquillantes con propiedades muy hidratantes
Piel normal Ni muy seca ni muy grasa Desmaquillantes para pieles normales que no alteren el equilibrio de la piel
Piel grasa Con muchos brillos y poros Desmaquillantes con propiedades exfoliantes
Piel mixta Grasa en la frente, la nariz y el mentón, seca en las mejillas Desmaquillantes especializados en pieles mixtas que no resecan y sin contenido graso

Para conocer nuestro tipo de piel es importante diferenciar entre tipo y estado. El tipo no varía, mientras que el estado depende de factores del medioambiente que nos rodea, bien puede ser la contaminación, el clima o el estrés. Presta la debida atención a tu piel en diferentes momentos del día para poder distinguir eso.

¿Qué rutina debo seguir para el uso del desmaquillante?

Esta es una pregunta común, muchas veces desconocemos el ritual que se debe de llevar. Normalmente, tenemos dudas de los pasos que tenemos que seguir para desmaquillarnos correctamente. ¿Hay que seguir siempre el mismo orden? ¿Por dónde empiezo? Pues bien, si queremos lucir una piel sana y radiante, pon atención a los siguientes pasos:

  1. Mójate la cara. De esta manera, eliminas la capa superficial de impurezas y el producto desmaquillante se aplica mejor.
  2. Continúa con los ojos. Si te hace falta ayudarte de un disco de algodón, recuerda utilizar un algodón diferente para cada ojo.
  3. Ahora el resto de la cara. En caso de que utilices un algodón, que sea diferente al que has utilizado para desmaquillar los ojos. Si lo haces con las manos, lávatelas para una limpieza más profunda.
  4. Utiliza un jabón limpiador para terminar de limpiar la piel y eliminar cualquier impureza que haya podido quedar.
  5. Por último, una loción o tónico, la cual ayuda a cerrar los poros y favorece la absorción de nutrientes.

¿Cuáles son los errores más frecuentes?

Las personas somos seres que requieren de rituales y costumbres, y, aunque intentamos aprender una rutina correcta para desmaquillarnos, muchas veces cometemos errores sin notarlo. Uno de los errores se comete con mayor frecuencia es el uso de un desmaquillante que no adecuado para nuestra piel y olvidarnos de que tenemos cuello.

Además, parece que no nos olvidamos del cuello cuando nos maquillamos, pero sí cuando nos desmaquillamos. Seguro que ya conoces el viejo truco de igualar con maquillaje el tono del rostro y del cuello para evitar el odiado “efecto máscara”, que tampoco es saludable para la piel. En caso de que practiques esto, no debes de olvidar desmaquillar esa zona.

Una de las cosas más importantes que nos puede ayudar a encontrar el desmaquillante perfecto, es conocer nuestro tipo de piel.
(Fuente: 5882641: 2498668/ 123rf.com)

Otros errores que son frecuentes, es el uso de agua demasiado caliente o demasiado fría, o no aclararnos bien. Y, aunque parezca raro, muchas veces nos equivocamos también en la forma de secarnos. Procura no presionar demasiado la toalla contra tu piel de manera que no se irrite, la recomendación es que solo la posiciones sobre tu rostro gentilmente.

¿Cuál es el mejor momento para desmaquillarse?

La hora en sí en la que decidas desmaquillarte no es un factor importante. Lo que sí que es clave es que lo hagas todos los días. La mayoría de la gente realiza esta rutina durante las noches, antes de dormir. Es un momento ideal, de esta manera nuestra tez queda libre de impurezas y el proceso de reparación es mucho mejor.

El motivo por el que es tan dañino para la piel acostarse maquillada es que el maquillaje obstruye los poros y no deja que la piel respire con normalidad. Esto es lo que hace la diferencia entre un rostro perfecto a uno con puntos negros, aumento de la visibilidad de los poros, la sequedad o la caída de pestañas. No olvides que por mínimo que parezca es de gran importancia.

Ranella HirschDermatóloga

” Aplica desmaquillante y déjalo reposar, y siéntate un poco más. Permita un par de minutos, digamos, mientras se cepilla y usa hilo dental”.

¿Es recomendable aplicar otro producto después del desmaquillante?

Los productos que suelen aplicarse tras la rutina de limpieza facial son los tónicos y las cremas hidratantes. Por un lado, el tónico hidrata, refresca, equilibra la piel y cierra los poros. Con las numerosas ventajas que aporta a la piel, es una lástima que sea el gran olvidado de los productos cosméticos.

La crema hidratante es la cereza sobre el pastel. Su textura, sus propiedades hidratantes y su efecto relajante cierran tu rutina diaria de limpieza facial y suponen el toque final a todo el proceso de desmaquillarse. Al igual que con el desmaquillante, procura que sea un producto que sea el ideal para tu piel.

¿Cómo saber si un desmaquillante me da alergia?

Hay veces que notamos que un desmaquillante no hace el efecto que debería de hacer, pero no nos paramos a pensar en las causas. Sin embargo, debes de cuidar de estos síntomas, en especial si hay un enrojecimiento. Esta reacción puede deberse a que el producto está generando una reacción alérgica. Si bien lo síntomas no son graves, dañan a tu piel

Incluso, podemos llegar a ignorar que estos sean producto del desmaquillante Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la aparición de brotes de acné, la inflamación o irritación en los ojos y manchas, costras o escamas en la piel. Todo es algo que en realidad no querrás experimentar, debido a la incomodidad o ardor.

Criterios de compra

Cuando un producto cosmético, como el desmaquillante, se convierte en tu referencia, es porque has tenido en cuenta ciertos factores a la hora de comprarlos. A continuación, te mostramos los principales aspectos que debes considerar para que hagas una de las mejores compras del mercado, y no solo eso, sino que preste beneficios a tu piel.

  • Tipo de piel
  • Tipo de maquillaje
  • Composición
  • Calidad
  • Necesidad

Tipo de piel

Ya hemos mencionado la importancia que tiene el tipo de piel en la utilización del desmaquillante. Y lo volvemos a recalcar, esto debe de ser fundamental al momento de adquirir la tuya. Como no todas las pieles son iguales, comprar un desmaquillante adecuado para nuestra piel nos aportará numerosos beneficios dentro del cuidado de nuestro rostro.

Es imprescindible conocer las necesidades de nuestra piel. Así, evitaremos utilizar desmaquillantes con ingredientes muy grasos si nuestra piel es grasa. De igual manera con los desmaquillantes que se encargan de resecar la piel. Fíjate bien en el tipo de piel para el que se recomienda el producto.

Tipo de maquillaje

Otro de los factores de los que dependerá la compra de nuestro desmaquillante será el tipo de maquillaje que utilicemos. Lo primero que se nos viene a la cabeza es el maquillaje waterproof. El maquillaje resistente al agua suele ser más complicado de retirar y es recomendable utilizar un desmaquillante específico.

Pero también debemos tener en cuenta el tipo de maquillaje que utilizamos para los ojos o los labios. Si únicamente nos maquillamos los labios, o los ojos, o solo utilizamos base de maquillaje, será mejor comprar un desmaquillante único para esas zonas.

foco

No se recomienda utilizar un desmaquillante general solo para los ojos, por ejemplo.

Composición

También relacionada con el tipo de piel, está la composición de nuestro desmaquillante. Hay que tener en cuenta que son productos que utilizamos a diario y que están en contacto con la piel del rostro, una de las zonas más delicadas. Los componente de la crema deben ser completamente naturales y menos invasivos hacia nuestra piel.

Es por esta razón, debemos de comprar desmaquillantes con ingredientes hipoalergénicos y testados dermatológicamente. De esta manera, evitaremos la aparición de hipersensibilidad o de reacciones alérgicas. También es importante que los ingredientes contengan propiedades hidratantes que favorezcan la regeneración de la piel tras su uso.

Calidad

La calidad es otro de los grandes factores de compra, sobre todo si pensamos en el cuidado de nuestra piel. Es importante desvincular la calidad del precio, ya que en la actualidad podemos encontrar grandes productos a precios muy asequibles. Si bien requiere de una mayor inversión es necesario porque le da un cuidado especial.

Las pruebas dermatológicas son una buena herramienta para establecer la calidad de un desmaquillante. Procura que este tipo de productos haya sido dermatológicamente comprobado. También la revisión de la composición o valorar opiniones de especialistas en el tema. De igual manera si tienen algún tipo de certificación.

Necesidad

Aunque a todos nos gusta tener un producto de referencia, las necesidades de cada momento pueden llevarnos a tener más de uno. Por ejemplo, si el formato de nuestro desmaquillante es en toallitas húmedas  nos permite viajar o pasar la noche fuera de casa. Debes de pensar muy bien en este sentido las situaciones en las cuales lo vamos a utilizar

La necesidad también puede depender del momento en el que te desmaquillas. Si lo haces en un momento en el que tienes tiempo, no hay problema en realizar la rutina completa. Pero, imagínate que tienes prisa o estás fuera de casa, lo ideal entonces no será un desmaquillante líquido, sino unas toallitas.

Resumen

El desmaquillante es un producto imprescindible en tu rutina diaria de limpieza facial. Sin embargo, esta no es una elección que realizaras a la primera. El uso diario de estos productos ayuda al mejor cuidado de la piel y favorece la eliminación de toxinas durante la noche.

Entre las cuantiosas posibilidades que ofrece el mercado hoy día, ten en cuenta los criterios de compra importantes para una elección correcta. Incluye el desmaquillante en tu ritual de belleza y observa cómo tu piel reparación día a día. Cuando te levantes, tendrás la piel preparada para un nuevo maquillaje.

Si nuestra guía sobre desmaquillante te ha gustado, compártela en tus redes sociales o déjanos un comentario y cuéntanos tu rutina de limpieza facial.

(Fuente de la imagen destacada: Sarah comeau: 351935/ unsplash.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
40 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5
Loading...