Los detectores de humo son equipos diseñados para detectar la presencia de un foco de fuego en el interior de los edificios. El humo está  formado por productos derivados de una combustión ineficiente que genera una serie de partículas que quedan en suspensión en el aire. Estos dispositivos son capaces de captar dichas partículas y otros gases, y lanzar avisos acústicos.

Para poder escoger el detector de humo más adecuado, deberás tener en cuenta ciertos aspectos fundamentales. Para facilitarte la selección, hemos buscado los detectores disponibles actualmente y filtrado los mejores del mercado. Para ello, hemos analizado y revisado estudios y consultado opiniones. El resultado es esta guía completa.

Lo más importante

  • La instalación y el mantenimiento de los detectores de humo son factores clave. En ambos casos, hacerlo de forma correcta puede salvarte la vida en caso de fuego. Por suerte, estos equipos son económicos y muy fáciles de instalar.
  • Los dispositivos más modernos (que apenas superan los 20$), tienen funciones de comunicación. Es decir, pueden comunicarse entre ellos para proporcionar mayor protección en toda tu casa.
  • Los detectores de humo son importantes, sobre todo, durante las horas de sueño. Si se inicia en un incendio en tu hogar, estos te alertarán. Gracias a sus alarmas especialmente diseñadas para despertar a toda la casa, su función es muy importante para evitar accidentes y no tener que lamentar pérdidas mayores.

Los mejores detectores de humo del mercado: nuestras recomendaciones

Cuando se trata de tu seguridad y la de tus seres queridos, es importante contar con todas las herramientas que te brinden la mayor tranquilidad. Para evitar accidentes relacionados con el fuego en tu hogar, lo mejor es procurar la instalación de detectores de humo. Para facilitarte la compra, hemos seleccionado para ti los cinco mejores modelos del mercado.

El favorito de los compradores online

Este detector de humo es el más vendido en Amazon. Mantén segura a tu familia con este detector de humo cableado, con batería de respaldo, que garantiza un monitoreo constante incluso si falla la electricidad. Este modelo está equipado con un sensor de ionización, de modo que detecta el humo de incendios rápidamente y emite una alerta de 85 decibelios.

Se puede conectar con otros detectores BRK o First Alert compatibles, para garantizar que todas las alarmas sonarán cuando se detecte humo. Es fácil de usar, e incluye un solo botón que sirve para probar y silenciar. Cumple los estándares UL, utilizando energía de 120 voltios, y una batería de respaldo de 9V para mantener la alarma funcionando durante un corte de electricidad.

El detector de humos más completo

Este paquete de 6 alarmas resulta ideal para asegurar cada área de tu casa. Está equipado con un sensor de ionización que detecta el humo de incendios de manera confiable, e incluye una alerta de 85 decibelios. También es posible conectarlos con otros detectores de humo BRK o First Alert que sean compatibles. Incluye una batería de 9V por si falla la electricidad. Cuenta con un botón que sirve para probar o silenciar el aparato, y una luz blanca que indica la detección de humo.

El más versátil del mercado

La alarma combinada de humo y monóxido de carbono First Alert incluye sensores duales en un solo dispositivo. Funciona con batería y cuenta con un sensor fotoeléctrico que detecta el humo producido por incendios latentes y minimiza las falsas alarmas. Además, el sensor de CO2 detecta fugas de múltiples fuentes, como electrodomésticos que queman combustible, chimeneas bloqueadas, y generadores que funcionan dentro o muy cerca de las casas.

No necesitarás contratar a un electricista para instalar este producto, ya que funciona con tan solo 2 baterías AA. Este detector dual de humo y CO2 tiene 1 solo botón que te permite tanto silenciar una falsa alarma como probar la unidad.

El más fácil de instalar

Este detector de humo cuenta con un sensor de ionización para detectar el humo, y emite una alerta ruidosa de 85 decibeles. El sensor de ionización es efectivo para reconocer el humo proveniente de las llamas. Funciona con baterías por lo que garantiza un monitoreo continuo. Es fácil de instalar, y tiene un solo botón de prueba/silencio, con un compartimiento lateral para las baterías.

El detector de humo de alta gama

Este detector 2-en-1 de humo y CO2 garantiza la seguridad personal mientras que ofrece un diseño simple que busca combinar con la mayoría de las decoraciones de casa. Su diseño sencillo muestra unas luces en la parte frontal que indican si existe la presencia de humo o CO2, mientras que emite una alarma clara y fuerte a 85 decibeles.

Los sensores duales de alta estabilidad minimizan la posibilidad de falsas alarmas de humo o CO2. Además, este dispositivo no requiere de una instalación realizada por un profesional, así que puedes hacerlo fácilmente por tu cuenta.

Guía de compras: Lo que debes saber de los detectores de humo

Los detectores de humo son equipos sencillos, fáciles de instalar, muy económicos y, lo mejor de todo, están pensados para salvar vidas. La mayoría de los accidentes en el hogar tienen que ver con el fuego. Escoger el más adecuado para tu casa puede ser complicado, ya que hay muchísimos modelos en el mercado. Para ayudarte, hemos resuelto algunas preguntas comunes.

¿Qué es un detector de humos?

Un detector de humos es una alarma que detecta la presencia de humo en el aire y emite una señal acústica avisando del peligro de incendio en un hogar. Con respecto al método de detección, existen dos tipos: los detectores iónicos y los ópticos. Ambos son sensibles a los humos de combustión, aunque los iónicos son más sensibles que el resto.

Cuando los detectores de incendios se encuentran conectados a una central activa de alarmas visuales o sonoras, se denominan detectores de humo. En cambio, un equipo individual que recibe energía a través de baterías y actúa de forma independiente, se denomina alarma de humo. En este artículo, hemos escogido el término detector.

Los mejores detectores de humos, aunque tienen una gran sensibilidad y detectan los humos muy rápidamente, no saltan con cualquier cosa.
(Fuente: Andriy Popov: 116953163/ 123rf.com)

¿Cómo es la normativa internacional sobre detectores de humos?

El estándar de calidad utilizado para la fabricación internacional de detectores de humo es el ISO 7240-7. En Estados Unidos, se fabrican utilizando el UL268. Mientras que en la Unión Europea el detector de humo se fabrica siguiendo el estándar de fabricación EN 54 parte 7, desarrollado por el Comité  Europeo de Normalización (CEN).

¿Qué tipos de detectores de humo existen?

En el mercado existe una gran variedad de detectores de humo. Como hemos visto, generalmente se pueden dividir en detectores fotoeléctricos/ópticos o iónicos. Sin embargo, esta es una división algo amplia. En realidad, existen muchos otros tipos de detectores, como los de análisis de muestra o los de puente de resistencia.

A continuación, hemos elaborado una tabla con los diferentes tipos de detectores de humo del mercado y sus diferentes características.

Tipo Funcionamiento Aplicaciones Ventajas Incovenientes
Fotoeléctricos Funcionan mediante el efecto óptico del humo La alarma se activa cuando el humo tapa el sensor Son los más utilizados en el hogar. Son muy económicos, fáciles de instalar y requieren poco mantenimiento Solo detectan los incendios y no detectan gases
Fotoeléctrico de haz de rayos proyectados El humo oscurece el haz proyectado y hace saltar la alarma. Superficies con un máximo de 1400m2 Se emplea en salas grandes de techos elevados Respuesta rápida ante fuego con humos y ahorro de montaje Dificultad en el emplazamiento en locales con aire acondicionado
Fotoeléctrico de haz de rayos reflejados El humo entra en un compartimento donde se refleja el haz y activa la alarma Detección de fuegos latentes o de combustión lenta. Salas de ordenadores Autorregulable por suciedad. Más resistentes que los iónicos a las corrientes de aire No detecta el humo negro, ya que no dispersa la luz
Detectores iónicos Se basa en la disminución del flujo de corriente eléctrica formada por moléculas de O2 y N2 ionizadas cuando penetra el humo Uso industrial y para fuegos latentes Estable en variaciones de presión Son más caros. Están sujetos a la normativa OMI sobre homologación de aparatos radiactivos
De puente de resistencia Basados en el principio de puente de resistencia. Se activan ante la presencia de partículas de humo y humedad sobre una rejilla con puente eléctrico Las partículas aumentan la conductividad y activan la alarma, se emplea sobre todo como detector de monóxido de carbono Reaccionan de forma rápida ante la presencia de cualquier gas Se disparan en escapes de vapor de agua y son excesivamente sensibles
Detectores por análisis de muestra Una bomba de extracción aspira una muestra de aire y la analiza Se emplea en bodegas de barcos No tienen ventajas, por eso han dejado de usarse Es poco recomendable y caros de instalar
Tipo Taguchi con semiconductor Funcionan mediante un cristal semiconductor con resistencias calefactoras Modelo básicamente experimental Es barato No discrimina entre gases, vapores y humo

¿Qué es el certificado de tercera parte o de laboratorio independiente?

Todos los productos de detección de humos e incendios deben ser aprobados por un laboratorio independiente (una tercera parte) que certifique la seguridad mínima y la calidad de estos equipos, ya que están diseñados para salvar vidas. El certificado de tercera parte asegura que el fabricante cumple con los requisitos mínimos de fabricación.

Dentro de la certificación, se requiere demostrar no solo la calidad del equipo, sino que la empresa fabricante tiene que tener un plan de gestión que asegure que todos los productos fabricados lo son con la misma calidad. En este sentido, existen varios laboratorios con prestigio y reconocimiento a nivel mundial.

¿Qué principios básicos de instalación de detectores de humo existen?

Es habitual que se instale el detector de humos en la cocina. Sin embargo, suele ser contraproducente, ya que suele activarse con el humo al cocinar y, con el tiempo, terminarás retirándolo. Lo mejor es instalarlo en algún punto fuera de la cocina, si ser posible, entre esta y el salón, en el techo y centrado, para que pueda actuar como es debido.

Para que entiendas mejor dónde y cómo debes instalar tu detector de humos, hemos creado esta lista con algunos de los principios básicos de instalación:

  • Si la temperatura del techo es superior a los 37,8 grados centígrados (ºC), escoge un modelo homologado para temperaturas superiores. De lo contrario se disparará  por el calor.
  • Evitar instalarlo en la cocina. El humo provocado al cocinar disparará  la alarma, causando falsas alarmas.
  • No instales el detector en un lugar con fuertes vibraciones.
  • El efecto de la humedad puede afectar al funcionamiento, no lo instales en esquinas o lugares húmedos o con tendencia a presentar filtraciones de agua.
  • Se recomienda la instalación de un detector de humos cada 60 m2.
  • Si los techos son muy altos, se deberán instalar más detectores. Esto se hace para contrarrestar el efecto de “cono de humo”.

¿Qué mantenimiento requiere un detector de humos?

Los sistemas de detección de incendios requieren mantenimiento para asegurar su correcto funcionamiento. Los detectores fotoeléctricos requieren más cuidados que el resto. Ya que cuentan con una cámara con dos dispositivos ópticos que captan las variaciones de la luz, es necesario que se mantengan limpios en todo momento.

Es importante limpiar bien los detectores de humo, ya que pueden verse perjudicados por el polvo, la humedad y la acumulación de suciedad. En caso de que esto suceda, puede que la alarma se dispare innecesariamente. Por otro lado, debes comprobar la vida de la batería. Para esta revisión se suelen incluir botones de prueba que facilitan la lectura sobre su estado.

¿Qué inconvenientes puede tener un detector de humos?

Los detectores de humo tienen pocos inconvenientes. Son equipos necesarios, que te pueden salvar la vida. Sin embargo, en modelos poco avanzados o de mala calidad, puede darse el caso de las “falsas alarmas”. El humo de la cocina, de un cigarrillo o, incluso el vapor del baño, pueden disparar la detección.

Esto puede deberse a la mala calidad del detector, pero también a una instalación incorrecta. Otro inconveniente puede ser su instalación, algunos modelos incorporan todo el material necesario, pero otros no. También las baterías pueden ser un problema. Sobre todo, si duran poco o si requieren que realices comprobaciones periódicas.

Dependiendo de la calidad de los detectores de humos, te ofrecerán mejores características y algunas funciones adicionales.
(Fuente: Andriy Popov: 104194298/ 123rf.com)

¿Dónde debo ubicar un detector de humos?

Las dimensiones de la vivienda o de la estancia donde se deseas ubicar el detector determinarán el número de dispositivos necesarios. Pero además, es imprescindible tomar en cuenta otros factores. Solo ciertos profesionales pueden instalar algunos modelos y hay que alejar cualquier elemento cercano que pueda dificultar su buen funcionamiento.

A continuación, te mostramos una lista con algunos consejos sobre dónde y cómo debes instalar tu detector de humos:

  • Homologación. En primer lugar, queremos señalar que solo debes comprar detectores de humo homologados.
  • Electricista. Los sistemas de alarma conectados a la red eléctrica deben ser instalados por un electricista profesional.
  • El mejor lugar para instalarlo es el centro del techo. La razón para esto es que en las esquinas el aire no circula.
  • Hay que tener precaución para ubicar un detector. Como mínimo, se deben dejar 30 centímetros (cm) de separación con cualquier objeto decorativo.
  • Evitar falsas alarmas: No es conveniente colocar un detector de humo en la cocina. En su lugar, colocar detectores de temperatura, que detectan subidas bruscas y avisan del riesgo de incendio.
  • Se debería instalar un detector en cada habitación: Si por las noches las puertas de los dormitorios permanecen cerradas. También es importante hacerlo en caso de ser fumador.
  • Cuidado con la ubicación: No se deben ubicar cerca de electrodomésticos o de salidas de aire acondicionado y de aire caliente.

¿Qué debo buscar en un detector de humos?

Dependiendo de la calidad de los detectores de humos, ciertos productos te ofrecerán mejores características y algunas funciones adicionales. Por ejemplo, es habitual que se incluya un botón de pausa para detener la alarma si se dispara por error. También es importante contar con sistemas de prueba para ver el nivel de batería y comprobar el funcionamiento.

Entre los accesorios y características que debes buscar en un detector de humos, lo más habitual es:

  • Botón de silencio de control remoto. Para silenciar las alarmas más molestas.
  • Luces de seguridad para proporcionar iluminación durante la alarma.
  • Transmisión de aviso a una estación central de monitorización como parte del sistema de alerta de seguridad.
  • Intercomunicación de dispositivos por medio de cableado o sistema inalámbrico, para conectar todos los equipos entre sí.
  • Aplicación móvil para recibir alertas en tu teléfono móvil.

Criterios de compra

Hay muchas marcas y modelos de detectores de humo en el mercado. En general, escoger el que más se adapte a las necesidades de tu casa no es una tarea sencilla. Para ayudarte en la elección de un sistema tan importante, hemos confeccionado una guía con los criterios de compra que son verdaderamente determinantes en la elección de un detector de incendios:

  • Funciones
  • Batería
  • Conectividad
  • Función de silencio
  • Tipo
  • Instalación
  • Sensibilidad
  • Alarma

Funciones

La mayoría de los detectores de humo del mercado sirven para la detección de diversos tipos de incendios. Estos equipos reaccionan con las partículas que forman el humo y emiten una alerta. Por norma general, no suelen detectar nada más que humo. Algunos pueden reaccionar al vapor del agua hirviendo o de un baño, pero esto es señal de que el producto es de mala calidad.

Otros dispositivos disponen de funciones extra como la detección de gases como el dióxido de carbono (CO2). Estos dispositivos son algo más avanzados y pueden detectar peligroas fugas de gas. También hay modelos que incorporan luces LED que se encienden mediante detectores de movimiento y sirven para iluminar por la noche.

Es habitual que se incluya un botón de pausa para detener la alarma si se dispara por error.
(Fuente: Andriy Popov: 103822567/ 123rf.com)

Batería

Habitualmente, estos dispositivos incorporan pilas AA o AAA de 1,5 V. Son equipos de bajo consumo, por lo que pueden funcionar durante años sin necesidad de que se les cambie la batería. Algunos modelos más avanzados funcionan con baterías independientes, estos modelos funcionan hasta 10 años ininterrumpidamente.

El problema de los detectores de humo con batería independiente es que esta no se puede recargar, por tanto, una vez cumplidos los 10 años de vida, se apagará  y tendrás que cambiar el dispositivo. La mayoría de equipos te avisarán con al menos 30 días de margen antes de apagarse.

Conectividad

Lo ideal es escoger un detector de humos que se pueda conectar con otros dispositivos. Algunos modelos se conectan entre ellos, además existen modelos que se pueden sincronizar con otros detectores (de gases o de partículas), de esta manera todas las unidades de tu hogar emitirán una alarma cuando una de ellas se active.

La mayoría de detectores de humos del mercado no necesitan ningún tipo de cableado para su instalación. Sin embargo, encontrarás ciertos modelos que deben conectarse a la corriente o a un cable de teléfono, y esto se debe a que emiten avisos a una central de emergencias. Estos modelos son más caros y deben ser instalados por profesionales.

Función de silencio

Para silenciar una alarma de humo molesta o simplemente errónea te interesará  disponer de un botón de silencio o de pausa. Estos botones te permiten detener la señal, sin tener que desactivar por completo el dispositivo. Esta opción es importante, ya que se evita el problema de no recordar conectarlo y que no funcione cuando sea necesario.

A día de hoy, encontrarás esta opción en todos (o en la gran mayoría) de detectores de humos del mercado, junto a otras como la de recalibrar el sensor o comprobar el estado de la batería. Estos botones suelen ser grandes, permitiendo su acceso desde el suelo, por ejemplo, utilizando una escoba.

Tipo

Los detectores de humo pueden ser fotoeléctricos o ionizados. Los primeros cuentan con un lente que detecta los cambios generados por el humo en la luz y son los modelos más utilizados y más económicos. Están presentes en muchos hogares, no requieren instalación, apenas necesitan mantenimiento y los puedes conseguir por menos de 20$.

Los de ionización son sensibles a la humedad y a las partículas pequeñas que quedan suspendidas en el ambiente durante un incendio. Suelen ser rápidos y también económicos. Existen modelos mixtos, los cuales son recomendables porque también detectan CO2 y gases, lo que te ofrece una protección mucho más completa para tu hogar.

Instalación

Uno de los aspectos que suelen cuestionarse los usuarios es lo complicado que puede ser instalar un sistema de detección de humos en tu casa. Aunque depende en gran medida del tipo de detector, por lo general, la instalación es siempre muy sencilla. Ni siquiera tendrás que atornillar el detector al techo, bastará  con que lo pegues con algún tipo de cinta.

Tampoco hay que configurar nada. Solo tienes que ponerlo en marcha, comprobar que funcione bien (puedes hacerlo quemando una hoja de papel en un lugar seguro, como la bañera o el fregadero). Si has escogido un sistema más complejo, deberás contratar a un electricista profesional para que lo instale.

Sensibilidad

Este es un factor complejo. Un detector demasiado sensible se disparará  ante cualquier humo. Esta posibilidad acabará  siendo un problema, ya que se disparará  con el humo que se produce al cocinar, con el de un cigarrillo o, incluso, con el vapor del baño. Estas falsas alarmas harán que acabes harto del detector y que, al final, lo desconectes y lo guardes.

Los mejores detectores de humos, aunque tienen una gran sensibilidad y detectan los humos muy rápidamente, no saltan con cualquier cosa. Si no tienes muy claro este factor, fíjate en los comentarios de los usuarios, si se quejan de que no se activa no lo compres, y viceversa. Procura escoger un modelo que funcione bien.

Alarma

La alarma es uno de los elementos más importantes del detector. Junto al sistema de detección, la alarma será determinante, ya que será  la única forma que tienes de saber si hay un incendio en tu casa. Descarta cualquier modelo con señales débiles o poco audibles, ya que es importante que te enteres de que está  sonando.

La intensidad de la alarma suele indicarse por el fabricante. La mayoría de detectores incorporan una alarma de 85 decibelios que será  más que suficiente para despertar a toda la casa en caso de incendio.

Resumen

Un detector de humos te puede salvar la vida. Estos dispositivos detectan las partículas que forman el humo y emiten un aviso sonoro. Normalmente, no es suficiente con un solo detector para toda la casa. Lo más recomendable es tener uno por habitación, aunque un solo detector en el pasillo junto a la cocina ya puede marcar la diferencia.

En el mercado existe una gran variedad de modelos de detectores de humos. Los hay con mayor sensibilidad, con conectividad para tu teléfono móvil y con diferentes tipos de alarmas. En este artículo, hemos seleccionado los mejores modelos y te hemos explicado a profundidad todo lo que necesitas saber para escoger el más adecuado para ti.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario o comparte con tus amigos y familiares para ayudarlos a encontrar el mejor detector de humo del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Sorapong  chaipanya: 107342813/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

MONEDEROSMART
MONEDEROSMART
Redacción
Los redactores de MONEDEROSMART.com trabajan para brindarte artículos de primera, con la información que necesitas para hacer la compra más inteligente.

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
25 Voto(s), Promedio: 4,04 de 5
Loading...
4.04 25