Sexy dominatrix
Última actualización: abril 5, 2020

Nuestro método

16Productos analizados

18Horas invertidas

9Artículos evaluados

85Opiniones de usuarios

Si te pedimos que pienses en un juguete erótico es muy posible que la primera imagen que pase por tu cabeza sea la de un dildo. Y es que los dildos son los primeros juguetes sexuales de la historia. Se podría decir que forman parte de la biografía humana, de la búsqueda continua por aumentar el placer sexual.

Pero, ¿sabes exactamente qué es un dildo?, ¿en qué se diferencia de un vibrador?, ¿qué tipos podemos encontrar hoy en día? En la guía que te presentamos a continuación trataremos de explicarte qué son y qué pueden aportar a tu experiencia sexual y, sobre todo, qué debes saber para elegir el mejor.




Lo más importante

  • El dildo es el juguete sexual por excelencia desde el principio de los tiempos. Suele tener forma fálica (imitando un pene) y se utiliza para la penetración, tanto vaginal como anal. Se puede usar para los placeres solitarios y en los juegos eróticos en pareja, tanto por mujeres como por hombres.
  • Aunque se habla muchas veces de “dildos vibradores”, hoy en día la mayor parte de expertos diferencia entre dildo y vibrador. Así, se considera dildo a los juguetes sexuales destinados a la penetración vaginal o anal que no tiene ningún elemento vibrador. Su uso es puramente manual, fácil e intuitivo.
  • Los dildos pueden proporcionar excitación en diferentes puntos claves o zonas erógenas de tu cuerpo. La estimulación que busques o el uso que quieras darle son algunas de las claves a tener en cuenta a la hora de comprar uno.

Los mejores dildos del mercado: nuestros favoritos

A continuación, te presentamos una cuidada selección de dildos entre la multitud de opciones que podemos encontrar en el mercado. En MONEDEROSMART hemos creado esta lista pensando en ofrecerte opciones entre los diferentes tipos de materiales, formas y tamaños, comentando brevemente sus principales características.

El mejor dildo de cuarzo

Este artículo puede emplearse tanto para dar masajes como para el placer sexual. Su delicado acabado hace que sea muy suave al tacto y tiene unas dimensiones de 3.9” a 4” de largo y de 0.7” a 0.8” de ancho.

Está hecho a mano con cuarzo rosa de una gran calidad, por lo que es completamente natural y está libre de sustancias artificiales que podrían dañar tu salud al entrar en contacto con tu piel y zonas más íntimas.

El mejor set de dildos de cuarzo

Este set está fabricado por Jovivi, la misma marca del producto anterior de nuestra lista. Está también hecho a mano con cuarzo rosa de gran calidad y sirve tanto para dar masajes y limpiar la piel como de dildo.

Cada uno de lo tres artículos que componen el set tiene diferentes tamaños, por lo que podrás elegir uno diferente en cada ocasión o combinarlos a tu elección.

El mejor set de dildos y dilatadores de plástico

Este producto contiene un set de cinco dilatadores de diferentes tamaños. El más pequeño tiene una anchura de 0.5” y una longitud de 2.25” y el más grande mide 1.5” de ancho y 6.25” de largo.

El artículo incluye además lubricante, instrucciones de uso y una bolsa de viaje. Estos dildos son suaves, hipoalergénicos e impermeables. Se envían en paquetes discretos.

El mejor set de dildos y dilatadores de silicona

No products found.

Este set de dildos y dilatadores ofrece cuatro opciones de compra diferentes: tres sets de cuatro dilatadores en talla S, M o L, y un set con ocho dilatadores en tallas diferentes.

Cada uno de estos dildos está hecho de silicona y son suaves y muy fáciles de usar. Incluye una serie de videos informativos y son ideales para tratar problemas vaginales como el vaginismo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los dildos

Aunque son el juguete sexual más clásico y que lleva acompañándonos por más tiempo, aún hoy día hay ciertas dudas sobre qué debemos considerar como dildo y qué no. Ahora vamos a tratar de explicarte todo lo necesario para resolver esas dudas, aclarar a qué nos referimos y darte una serie de consejos sobre su uso y cuidado.

Chica de labios rojos

El dildo ha sido el juguete sexual con más antigüedad que se conoce.
(Fuente: Samborskyi: 106122900/ 123rf.com)

¿Qué es un dildo?

Un dildo es un juguete sexual, usualmente de apariencia fálica (imitando un pene), que se utiliza para la penetración durante el sexo, ya sea en solitario (masturbación) o en compañía. Los dildos se utilizan tanto por mujeres, para la inserción vaginal o anal, como por hombres, penetración anal. También se usan en juegos orales o para excitar otras zonas del cuerpo.

Pero tal vez lo más importante de un dildo es lo que no es.

Actualmente la mayoría de expertos, ya sean sexólogos, redactores especializados en sexo y juguetes eróticos o trabajadores de sex shops coinciden en ello: los dildos son juguetes sexuales sin vibración. Aquellos que vibran se engloban en la categoría (valga la redundancia) de vibradores.

Muy probablemente, al pensar en un dildo te imagines un pene de plástico, por decirlo vulgarmente. Sin embargo, actualmente, hay dildos de las formas más variadas y lo hay de todo tipo de materiales. Los más modernos suelen emplear gelatina, látex, diferentes plásticos y, sobre todo, silicona. Entre los más clásicos predominaban sin embargo el metal, vidrio, madera, cerámica o piedra pulida.

Otra de las formas que se le llama a este implemento es: consolador, para referirse a dildos y vibradores. Sin embargo, hoy en día, el término está cada vez más en desuso por sus connotaciones negativas o tristes. Los juguetes eróticos no son para dar consuelo o para aliviar la aflicción, sino para divertirse y buscar nuevas sensaciones y placeres en el sexo.

¿Cómo se usa un dildo?

Antes de usarlo por primera vez, lávalo bien con agua y jabón neutro. También puedes utilizar un líquido limpiador específico para juguetes eróticos. Utiliza un lubricante, sobre todo, si lo vas a usar en la zona anal. La vagina lubrica, pero el ano no, así que pon un poco de lubricante en el dildo e impregna bien toda la superficie antes de jugar a la penetración.

En cuanto al modo de empleo, ya sea en solitario o en compañía de tu amante, no puede ser más sencillo.

Tú eliges cómo introducirlo, la fuerza, velocidad y movimientos de la penetración. Se trata de ir experimentando y encontrando aquello que te produce más goce y disfrute. En el sexo no hay nada mejor que el autoconocimiento y, por supuesto, la imaginación.

El uso del dildo no está limitado al uso con la mano. Muchos dildos incorporan una ventosa que sirve para adherirlos a una superficie lisa, una silla o una pared, por ejemplo. De esta forma, puedes practicar una penetración sin manos. No tienes más que fijarlos, elegir una postura para la penetración y empezar a disfrutar.

Gracias a la base ensanchada que tienen algunos dildos se pueden ajustar a un arnés. De esta forma una mujer puede penetrar a otra como si fuera un hombre. El arnés con el dildo incorporado permite también una práctica sexual muy de moda últimamente: el “pegging”. Se trata del cambio de roles entre hombre y mujer. Es decir, que sea la mujer quien penetre al hombre.

Mujer con piernas desnudas

Existe una amplia variedad de dildos en la actualidad y no están limitados al uso con la mano, puedes escoger el diseño que se acomode a tus necesidades. (Fuente: Puhhha: 60240778/ 123rf.com)

¿Qué ventajas y beneficios puede aportar un dildo a tu sexualidad?

El uso de juguetes eróticos mejora la salud sexual. De hecho, cada vez más profesionales, sexólogos y ginecólogos recomiendan su uso, tanto en mujeres como en hombres. Incluso se utilizan en el tratamiento de algunas disfunciones sexuales. A continuación, te presentamos algunos de los beneficios de los dildos y sus ventajas respecto a otros juguetes eróticos.

Ventajas
  • Aumentan el autoconocimiento sexual. Ayudan a conocer la respuesta de nuestro cuerpo a diferentes estímulos eróticos
  • Aumentan la libido y sirven como activador del deseo. Son como un fetiche que ayuda a indagar en nuevos aspectos sexuales, solo o en pareja
  • Facilitan la búsqueda de nuevas sensaciones y placeres, así como el llegar al orgasmo, ya sea en solitario o en relaciones de pareja:Mejoran la salud sexual, en general, y con el aumento de la libido pueden ayudar a aumentar la lubricación natural de la vagina
  • Son una herramienta terapéutica muy útil en el tratamiento del vaginismo femenino. Ayudan a la dilatación y, con la práctica, lograr la penetración y disfrutar de ella
  • Son silenciosos, no incorporan ningún elemento vibrador
  • No utilizan baterías
  • La experiencia de uso se aproxima mucho a la de una penetración con un pene de verdad
Desventajas
  • Debemos tener la precaución de lavarlos y guardarlos bien
  • Aunque pueden ayudar a estimular otras zonas erógenas, su uso es básicamente para la penetración anal o vaginal, frente a la estimulación que ofrecen otros juguetes sexuales

¿Tiene algún riesgo para la salud el uso de un dildo?

La higiene en el sexo es muy importante para evitar infecciones y ETS (enfermedades de transmisión sexual). Con los dildos, aunque el riesgo es muy bajo, si no se limpian bien antes y después de cada uso o se utiliza un preservativo, puede haber riesgo de vaginosis bacteriana, infecciones urinarias y clamidia.

Si los utilizas para la penetración anal, no lo hagas luego en la zona genital sin antes lavarlos bien. También puedes utilizar un preservativo y luego desecharlo. Las bacterias del ano, si contactan con la zona genital, pueden provocar vaginosis y otras infecciones del tracto urinario.

Esto vale tanto para el empleo en solitario como en pareja.

Si los compartes, ya sea con tu pareja habitual o eventual, ten en cuenta lo que acabamos de mencionar. Si vas a compartirlos con algún amigo o amiga, es importante lavarlos bien e incluso desinfectarlos para evitar enfermedades de transmisión sexual como el virus del papiloma humano o el herpes.

Por último, cabe decir que un dildo puede utilizarse sin problemas durante el embarazo. Su uso está contraindicado únicamente en casos de embarazo de riesgo, al igual que ocurre con otros juguetes sexuales. En estos casos lo más recomendable es consultar con tu ginecólogo o ginecóloga. Es quien mejor sabrá aconsejarte sobre su empleo durante este período.

¿De qué materiales están hechos los dildos?

Actualmente se fabrican dildos en todo tipo de materiales. Algunos emplean materiales que podríamos denominar clásicos: metal, vidrio, madera, cerámica y piedra. Algunos de ellos se fabrican de forma artesanal. Entre los materiales modernos, el más utilizado y que podemos destacar es la silicona de grado médico. Pero también los hay de gelatina, látex, PVC y otros materiales plásticos.

Hoy en día, la mayor parte de fabricantes utiliza materiales seguros y testados, libres de ftalatos. Se cree que estos ftalatos, unos químicos que se añadían a algunos materiales para hacerlos más flexibles, son potencialmente peligrosos para la salud. Los materiales utilizados hoy día en juguetería erótica están libres de ellos, pero no está de más comprobarlo.

A continuación, te presentamos un listado de los materiales que más se usan en la fabricación de dildos y las características de cada uno:

  • Gelatina: Son muy flexibles. Tienen un tacto suave, aunque pegajoso en ocasiones. No son inodoros. Es un material muy poroso, lo que dificulta su limpieza e higiene. Son los más económicos y acaban por degradarse rápidamente con su uso. Se ha de utilizar un lubricante con base de agua.
  • PVC: Son bastante flexibles, pero firmes. De tacto suave. No son inodoros y también son porosos, lo que dificulta su perfecta higiene con el tiempo. Son duraderos pero acaban por degradarse con su uso. Aunque se pueden utilizar con lubricantes con base de silicona, se recomienda usar uno con base de agua.
  • TPE (elastómero termoplástico) y TPR (caucho termoplástico): Tienen un tacto suave y son flexibles pero firmes. No son inodoros y, aunque porosos, lo son mucho menos que los dos anteriores. Son más higiénicos y duraderos, pero si no se cuidan adecuadamente también acaban por degradarse. Se ha de utilizar un lubricante con base de agua.
  • Silicona: Flexibles pero firmes, y el tacto es muy suave. No son porosos, lo que facilita su higiene y desinfección. Son inodoros e hipoalergénicos siempre que la silicona sea de grado médico. Duran mucho tiempo en perfectas condiciones a pesar del uso. Se usan siempre con un lubricante con base acuosa.
  • Vidrio: Son duros, en muchas ocasiones con estrías y ondulaciones. Se pueden calentar o enfriar para añadir estimulación por temperatura y ejercen una presión firme y sensual en las zonas íntimas. Son inodoros, no porosos y fáciles de limpiar y desinfectar. Son muy duraderos, pero frágiles (caídas y golpes). Se pueden utilizar con todo tipo de lubricantes.
  • Metal: Por lo general son de acero inoxidable. Son duros, normalmente de formas curvas para estimular diferentes puntos con una presión firme. Se pueden calentar y enfriar para jugar con las sensaciones de temperatura. Son inodoros, no porosos y muy fáciles de limpiar y desinfectar. Son muy duraderos, casi eternos. Se pueden utilizar con todo tipo de lubricantes.
  • Cerámica: Son duros y en muchos casos huecos por dentro, de forma que se pueden llenar de agua fría o caliente para estimular con la temperatura. Son inodoros, no porosos y fáciles de limpiar. Son duraderos, pero frágiles (caídas y golpes). Se pueden usar con todo tipo de lubricantes.
Chica de mirada penetrante

La limpieza de los dildos es importante para evitar el riesgo de infecciones.
(Fuente: Andrey Kiselev: 115529341/ 123rf.com)

¿Cómo debes lavar, guardar y cuidar tu dildo?

Un dildo está pensado para penetrar y juguetear en algunas de las zonas más sensibles e íntimas del cuerpo, el ano y la vagina. Por ello, la higiene es muy importante. Debes lavarlos bien, con agua y jabón neutro, antes y después de cada uso. Esto evitará cualquier riesgo de infección y hará que tu juguete dure más en perfectas condiciones.

Los de materiales no porosos, como silicona, vidrio, metal o cerámica, se pueden lavar fácilmente y se deben desinfectar de vez en cuando.

Esto puede hacerse con alcohol o esterilizándolos en agua hirviendo un par de minutos. Luego pueden secarse con un paño. En el caso de los de silicona, es mejor dejarlos secar al aire.

Los de materiales porosos, como gelatina, PVC o TPE/TPR, también se limpian con agua y jabón, pero no pueden ser esterilizados (no aguantan temperaturas altas) ni desinfectados con alcohol (pueden reaccionar químicamente). Aunque se puede utilizar un líquido limpiador de juguetes eróticos antibacterias, con el tiempo los microorganismos pueden quedar en los poros.

Es por esto que debemos dejar secar este tipo de dildos al aire. Tanto si son porosos como si no, es conveniente guardarlos por separado, en bolsas de tela individuales y, preferiblemente, en un lugar fresco. Las temperaturas muy altas, en el caso de los porosos, pueden provocar su degradación. Siguiendo estos consejos mantendrás tus juguetes en perfecto estado.

¿Qué tipos de dildos hay?

Si entras en cualquier tienda erótica o te pones a buscar por la web, encontrarás un montón de dildos diferentes en cuanto a su tamaño, forma y material. Aunque los más conocidos son los realistas, podemos encontrar diversos tipos según para lo que estén diseñados.

  • Realistas: Son aquellos que imitan con realismo un pene. En muchas ocasiones son modelados a partir de un miembro de verdad, el de un actor porno por ejemplo. Copian el glande, las venas y, a veces, los testículos. Algunos Incluso vienen con un sistema para eyacular un líquido especial.
  • No realistas: aquí podemos incluir todos aquellos que no son realistas. Los hay de las formas más variadas. Algunos imitan formas naturales, desde vegetales a animales o partes de animales. Otros tienen formas fantásticas o abstractas.
  • Para la estimulación del punto G: son aquellos diseñados específicamente para estimular el punto G femenino, ese punto casi mítico pero que es de los más sensibles del interior de la vagina. Tienen una forma curvada para poder alcanzar el punto G durante su inserción.
  • Anales: son aquellos pensados para el juego anal. Tienen un tope (una parte más ensanchada al final del mismo) para evitar que puedan introducirse totalmente en el interior y queden retenidos en el interior del ano por accidente.
  • Para la estimulación del punto P: son aquellos diseñados para la estimulación del punto P masculino, es decir, para estimular la próstata mediante la penetración anal.
  • Dobles: son aquellos que están pensados para una doble estimulación. Esta puede ser del ano y la vagina en la misma persona, es decir, realizar una doble penetración. Pero también para compartir entre dos personas estimulando a ambas a la vez.
  • “Strap-on dildos”: son aquellos que están pensados para ser utilizados con un arnés. Bien para que la mujer pueda penetrar al hombre (lo que se conoce como pegging) o bien para penetrar anal o vaginalmente a otra mujer.
Mujer mordiéndose labios

Un dildo está pensado para penetrar y juguetear en algunas de las zonas más sensibles e íntimas del cuerpo, el ano y la vagina. (Fuente: Samborskyi: 121958085/ 123rf.com)

¿Dildo o vibrador, qué es mejor?

Esta es una pregunta que es posible que te hayas hecho y que no tiene una respuesta fácil. Es ante todo una elección personal y depende de la estimulación que busques y de las sensaciones que quieras obtener, es decir, de tus preferencias y gustos sexuales. En esta tabla comparativa puedes ver las características de ambos.

Criterio Dildos Vibradores
Batería No utilizan ninguna batería, su uso es puramente manual. Usan baterías, por lo que hemos de asegurarnos de cargarlos o tener pilas de recambio.
Discreción No tienen ningún componente mecánico, por lo que no hacen ningún ruido. Al usar batería (un motor), producen sonido, ruido. Sin embargo, algunos son extremadamente silenciosos.
Tipo de estimulación Están pensados para la penetración y estimulación manual de la vulva, el interior de la vagina y la zona anal. Aunque también oral y en los juegos previos. Pueden utilizarse para estimular la mayor parte de zonas erógenas del cuerpo gracias a la vibración. Muchos están centrados en la estimulación del clítoris, el punto más sensible y orgásmico de la mujeres.
Nivel de estimulación La estimulación es manual y, por tanto, depende de la habilidad de cada uno. La experiencia es más cercana al sexo convencional en pareja. La estimulación es más intensa y potente, sobre todo en el clítoris, y con ellos es más fácil alcanzar el orgasmo.

Resumiendo, los vibradores proporcionan una estimulación mayor, sobre todo una más localizada en el punto más sensible de la anatomía sexual femenina: el clítoris. Los dildos, por su parte, proporcionan una experiencia más cercana al sexo convencional y su uso invita más a la fantasía, a utilizar la imaginación, algo muy importante también en el sexo.

Criterios de compra

Ante la cantidad de opciones de materiales, tipos, formas y tamaños que nos ofrece el mercado, puede resultar algo abrumador escoger un dildo. Vale la pena que primero te preguntes qué es realmente lo que buscas, a nivel de estimulación y experiencia, y cómo vas a usarlo. Con esta idea clara, sigue los criterios que te presentamos a continuación.

  • Material
  • Tamaño
  • Uso y estimulación
  • Forma y textura
  • Presupuesto
  • Estética

Material

El material del que está hecho es muy importante tanto por su higiene y durabilidad como por la experiencia que nos puedan proporcionar a nivel sexual. Los de materiales más económicos se van a degradar más con su uso y requieren más cuidados higiénicos, pero son flexibles y con un tacto más semejante al de un pene de verdad.

Los dildos de silicona ofrecen un equilibrio muy bueno entre durabilidad, higiene y economía, así como una experiencia muy cercana a la del sexo convencional con un miembro masculino de carne y hueso (de carne más bien). Son los más populares y comunes hoy en día. Bien cuidados pueden durar mucho y proporcionar grandes momentos de placer.

Los materiales más clásicos, como el metal, el vidrio y la cerámica, son muy duraderos, aunque estos dos últimos más frágiles. Son muy higiénicos y fáciles de cuidar, por lo que podrás tenerlos contigo el tiempo que quieras, casi de por vida. La experiencia que proporcionan es más dura, pero no quiere decir que sea menos agradable ni placentera.

Tamaño

El tamaño también es algo importante a la hora de elegir un dildo. En el mercado podemos encontrar dildos pequeños, medianos, grandes y algunos muy grandes, casi podríamos decir que gigantescos. Y no sólo en longitud, sino también en grosor, en diámetro. Los más normal es que sean de entre 6 y 8 pulgadas de longitud y de un diámetro de 1 a 2 pulgadas.

La cuestión del tamaño es, desde luego, muy personal. Eres tú quien mejor se conoce en este aspecto, quien mejor puede elegir sobre el tamaño necesario para encontrar, más fácilmente, el placer buscado. Si piensas utilizarlos para el sexo anal y no has experimentado mucho en este sentido, siempre es mejor empezar por algo pequeño e ir probando.

Uso y estimulación

El uso y la estimulación que estés buscando es muy importante a la hora de elegir. Deberás elegir en función de si lo vas a utilizar para la exploración de placeres anales, si lo quieres únicamente para tu vagina o si buscas estimular un punto en concreto. Si quieres probar la penetración sin manos, recuerda escoger un dildo con ventosa en la base.

Si tienes pensado utilizarlo en la zona anal, recuerda siempre que tenga una base más ancha, es decir, un tope para evitar posibles problemas. Si buscas la estimulación especial del punto G, recuerda escoger uno específico para ello, con una forma curvada para poder llegar a él fácilmente.

Si buscas estimular a la vez el ano y la vagina, una doble penetración, hay dildos dobles especiales para ello. Tienen dos dildos en paralelo para producirte placer en ambos orificios. También encontrarás dildos dobles, sin base y otros con dos extremos iguales que son específicos para compartir, para dar placer a dos personas a la vez.

Y si lo quieres para el sexo masculino y probar las sensaciones que da el estimular la próstata, elige uno específico para ello, con una forma curva diseñada para estimular el punto P masculino. Para la práctica del pegging (para la penetración de la mujer al hombre) hay dildos preparados para colocar en un arnés, pero también algunos de doble punta pensados para ello.

Forma y textura

En el mercado podemos encontrar también una gran variedad de formas y texturas. La forma, la curvatura de determinados dildos, está pensada para conseguir llegar a puntos sexuales específicos: el punto G en la mujer y el punto P en el hombre. Para el placer anal son ideales los que tienen una textura ondulada, con protuberancias, para ir dilatando poco a poco.

Las texturas estriadas a lo largo del cuerpo del dildo ayudarán a estimular más zonas erógenas, como por ejemplo las terminaciones nerviosas de la vulva, y te harán experimentar nuevas sensaciones. Es lo mismo que se busca con los preservativos estriados. Por supuesto, todo es cuestión de gustos y de ir experimentando con tu sexo.

Presupuesto

Este criterio sirve para cualquier producto, es cierto, pero en el caso de los dildos podemos encontrar algunos muy económicos, que pueden ser muy interesantes para probar en un principio. Es cuestión de equilibrar la calidad del producto con el presupuesto que quieras invertir en tu propio placer.

Si es la primera vez que compras uno, si nunca has experimentado con un dildo, los más económicos son una buena opción para empezar a experimentar. Su durabilidad será mucho menor, pero nadie mejor que tú para saber qué puedes o no permitirte. Algunas marcas realizan dildos de manera artesanal, a mano y bajo pedido, lo que los hace más exclusivos y aumenta su precio.

Rojo pasion

Los dildos son fabricados en diversos materiales.
(Fuente: Subbotina: 25764246/ 123rf.com)

Estética

La estética del dildo no influirá en lo que puede ofrecernos a nivel sexual y, sin embargo, es algo que en el mundo de los dildos puede tenerse en consideración. Podemos encontrar dildos modelados con la imagen de personajes históricos, famosos y del mundo del cómic. Otros de fantasía, los cuales pueden ayudar a estimular la imaginación.

Los de materiales clásicos, como pueden ser vidrio, metal, madera o piedra, ofrecen una estética en algunos casos realmente bonita, casi decorativa. Los dildos están pensados para el sexo, para estimular la función sexual, pero, si puedes permitírtelo, por qué no darte un gusto por puro placer estético.

Resumen

El dildo es un complemento sexual, un juguete, que ha acompañado a la humanidad desde prácticamente el principio de los tiempos. Es el juguete erótico por excelencia. Su uso no puede ser más fácil e intuitivo y, aunque seguramente pensarás que son para la búsqueda del placer en solitario, son cada vez más las parejas que los utilizan.

Aunque escoger entre tal variedad puede ser abrumador, se trata sobre todo de experimentar entre formas, tamaños y los tipos de estimulación que pueden ofrecer. Sin duda, son uno de los juguetes más recomendables para estimular el deseo y encontrar nuevas sensaciones, tanto en solitario como en pareja. Una buena forma de experimentar con el sexo.

Si nuestra guía te ha parecido útil y te ha gustado el artículo, por favor, compártelo y deja tus comentarios. Nos será de gran ayuda. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Sakkmesterke: 93325541/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?