cabeza de mandril
Última actualización: junio 30, 2020

¿Estás cansado de tener que cambiar de herramienta porque tu taladro no tiene capacidad para brocas grandes? Nada es más molesto que tener que cambiar de herramienta a cada rato, a fin de terminar una tarea. Si no quieres que el tamaño de las brocas te genere un problema, lo que necesitas es un mandril.

Los mandriles, también llamados portabrocas, son herramientas indispensables, si tienes pensado trabajar con taladros. Con este accesorio harás de tu taladro una herramienta multifunción, capaz de implementar nuevas funciones a tu equipo como la de perforar o atornillar. Si estás pensando en comprar un mandril, has llegado al lugar correcto, ¿nos acompañas en este recorrido?




Lo más importante

  • Los mandriles son elementos que hacen a tu herramienta más poderosa. Por ejemplo, un taladro pequeño de batería, no tiene capacidad para brocas grandes. Pero, si añades un mandril, podrás utilizar cualquier tamaño de broca sin problemas.
  • Existen diferentes modelos de mandriles según la forma y diseño del vástago. Cada tipo y medida es mejor para un taladro en específico. Por suerte, en el mercado encontrarás una gran variedad de modelos.
  • Uno de los principales criterios de compra de un mandril es su sistema de cierre. Los encontrarás con cierre de llave manual y con sistemas SDS automáticos. El SDS es más cómodo y rápido, pero el de llave es más seguro.

Los mejores mandriles del mercado: nuestras recomendaciones

Un mandril es un accesorio muy útil y sencillo, que te evitará estar cambiando a cada rato de herramienta. Si quieres saber cuáles son los mejores, checa esta lista que hemos preparado nosotros, tus asesores de compra confiables de MONEDEROSMART ¿Listo?

El mandril que mejor se conecta a tu herramienta

El mandril 20754A de la marca Neiko se conectará rápidamente a tu herramienta, brindándote un mayor poder de taladrado. Cuenta con vástago hexagonal de 1 / 4 pulgada. Asimismo, su adaptador hexagonal de 1 / 2 pulgada transforma tu llave de impacto en un taladro.

Su diseño clásico con 3 mordazas sujeta, de forma segura, una amplia gama de brocas espirales y escalonadas con vástago de 1 / 16 a 3 / 8 pulgadas.

El mandril más recomendado

Si deseas un producto bueno, entonces te interesará adquirir el mandril de la marca PSI Woodworking, una de las mayores recomendaciones de las tiendas online. Al adquirir este producto, obtendrás un portabrocas de 1 / 2 pulgada, un árbol cónico Morse del #2 y una llave de apriete de mordaza.

Este mandril es ideal para sujetar brocas, pequeñas virutas, espigas, ejes de mandril de lápiz y mucho más.

El mandril para perforaciones más exactas y detalladas

Si en tu trabajo requieres hacer perforaciones más exactas y detalladas, elige el mandril de la marca Hymnorq, el cual encaja en los mandriles estándares para sujetar de forma segura las brocas más pequeñas, con un rango de 0.3 mm a 6.5 mm.

Se ha fabricado en aleación de aluminio, un material que lo hace resistente, duradero y antioxidante. Ideal para piezas de trabajo delicadas, como miniaturas, relojes de modelos, joyas, electrónica y más.

El mandril con tratamiento especial

Si deseas tener una herramienta bien fabricada, tu mejor opción será el mandril Z Live Center, pues cuenta con un tratamiento especial de temple que aumenta su durabilidad, así como su resistencia. Sus dimensiones son 9.7 x 2.7 x 2.7 pulgadas.

El portabrocas es ideal para taladros o tornos de husillo que acepten mango MT2, diseñado especialmente para lograr el equilibrio. Su precisión es de 0.005 pulgadas.

Guía de compra: Lo que debes saber de los mandriles

A nadie le gusta tener que parar a la mitad de una tarea para cambiar una herramienta, pues perdemos tiempo valioso que podríamos invertir en terminar nuestra labor. Sabemos lo que piensas: es superestresante. Por suerte, los mandriles te ayudarán a evitar esto. Si quieres saber lo que son, ¡quédate aquí para conocerlos!

tipo perforando madera

Los mandriles son elementos que hacen a tu herramienta más poderosa. (Fuente: kzenon: 45826214/ 123rf.com)

¿Qué es un mandril?

El mandril o portabrocas es un utensilio con forma cilíndrica que se encarga de sujetar los accesorios necesarios para realizar nuestro trabajo. Normalmente, se emplean para las brocas de perforación e impacto, puntas de desarmadores y escobillas. La calidad del mandril será proporcional a la estabilidad que te ofrezca mientras trabajes.

Los mejores portabrocas son aquellos que te ofrecen el mejor control de la máquina. En general, el mandril sirve para acoplar brocas más grandes a los taladros. Es decir, con un portabrocas puedes acoplar puntas y brocas de entre 3 y 25 mm. Son accesorios muy sencillos, que podrás utilizar en tareas profesionales y domésticas.

¿Por qué debería comprar un mandril?

Existen dos razones básicas por las que debes comprar un mandril. La primera es que la broca o utensilio que quieres usar con el taladro no sea compatible. La segunda es que las brocas sean de dimensiones superiores a la capacidad del propio mandril de la máquina.

En cuanto a la compatibilidad, es importante conocer qué sistema de anclaje utiliza nuestro taladro. Existen dos: estándar y SDS (Slotted Drive System), partiendo de esta base, sabremos qué necesidades debemos satisfacer. Si tienes un mandril estándar, podrás utilizar casi todas las brocas excepto las SDSs y viceversa.

pareja montando cajon

Las brocas y mandriles SDS ofrecen una mayor estabilidad y mejoran el par motor. (Fuente: rawpixel: 98003183/ 123rf.com)

¿Qué es el sistema SDS de los mandriles?

SDS es el acrónimo inglés para Slotted Drive System Slotted Drive Shaft, que traducido en español sería: <<Sistema de Impulso Ranurado o Eje de Transmisión ranurado>>. Es un sistema de anclaje rápido que proporciona una mayor sujeción cuando se trata de la realización de orificios en materiales duros, ya que se compone de estrías que se deslizan a través del mandril cuando percute.

Las brocas y mandriles SDS ofrecen una mayor estabilidad y mejoran el par motor. Este sistema fue inventado por Bosch en 1975, como respuesta a los problemas de los operarios de la construcción al taladrar materiales duros. Actualmente, todas las marcas han adoptado este sistema, aunque es Hilti la que ha mejorado el sistema.

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen los mandriles SDS?

Como te hemos explicado, este sistema se inventó para facilitar el trabajo sobre materiales duros en la construcción. Este sistema y el más moderno SDS Plus, evitan que la broca patine sobre el material o que se <<escurra>> hacia el interior de la herramienta. Si quieres conocer las ventajas e inconvenientes que tiene este sistema, los encontrarás en la siguiente tabla:

Ventajas
  • Mejora el rendimiento del taladro en comparación con las brocas de caña cilíndrica lisa.
  • Es compatible para picar con cinceles y punteros con martillos percutores.
  • Cambio de broca al usar una sola mano.
  • Alta transmisión de par motor (torque).
Desventajas
  • El principal problema de los mandriles SDS es su pérdida de precisión.
  • Al introducir un elemento de más en la cadena de transmisión, es normal que se descentren.
  • Los mandriles de baja calidad quedan holgados y pierden precisión.

¿Qué tipo de mandril necesito para mi taladro?

El tipo de mandril para taladro que necesitas dependerá, por un lado, del tipo de taladro y, por otro, de la broca que tengas planeado usar. Al final, será el material sobre el que trabajes el que definirá este aspecto, ya que no es lo mismo una broca para metal, que una de madera o una de hormigón.

Sin importar el tipo de portabrocas a elegir, no olvides que existen algunos modelos con un mecanismo reversible, esto permite enroscar y desenroscar sin necesidad de invertir el movimiento de rotación del taladro. Teniendo en cuenta esto, podemos dividir los mandriles en los siguientes tipos:

  • Fijación manual: el más sencillo de todos. Es el mandril tradicional que se ajusta por llave. Es el más común en taladros domésticos y económicos.
  • Fijación con llave: es un tipo de fijación para taladros potentes y profesionales. Requieren una pequeña llave que da un mejor ajuste y tienen un mejor agarre.
  • Cierre rápido semiautomático: se cierra con dos manos. Una mano agarra la parte superior del mecanismo y la otra gira el inferior para apretar o aflojar.
  • Cierre rápido automático: es la versión práctica del anterior. Solo se necesita una mano.
  • Mandriles SDS: este sistema se encuentra en los martillos percutores y en taladros con función de martillo. Es el más sencillo, ya que las brocas se colocan con facilidad. Para madera y metal, se requiere un mandril SDS Plus.
  • Conexión hexagonal: la conexión magnética hexagonal, es la que utilizan los taladros con batería. Tienes que jalar el portabrocas hacia delante para colocar el accesorio. Después tienes que soltarlo.

¿Es mejor un mandril manual o con llave?

Esta es una pregunta esencial: ¿qué es mejor un portabrocas manual o uno con llave? Como siempre, la respuesta depende de diversos factores. En primer lugar, dependerá de tu taladro. El mandril con llave ofrece una mayor seguridad en cuanto al cierre, pero necesitarás las dos manos para manejarlo, así como tener localizada la llave en todo momento.

Por otra parte, el portabrocas manual requiere de más fuerza por parte del operario, pero se puede manipular con una sola mano, de forma muy práctica. Tu elección se basará en el usuario, la productividad que quieras alcanzar en el trabajo y, sobre todo, del tipo de taladro del que dispongas.

chica armando cocina

Si tu taladro es de cierre estándar, el tipo de cierre que elijas cambiará el uso y la efectividad de tu mandril. (Fuente: Kitz Corner: 92982862/ 123rf.com)

¿Cómo cambiar el mandril del taladro?

Si no estás acostumbrado, o si nunca has cambiado un mandril, puede serte algo difícil. Tienes que ver el proceso de cambio, nunca debe ser difícil, ya que están pensados para agilizar el proceso y hacerte la vida más sencilla. Para ayudarte a manejar un mandril, a continuación, te explicamos cómo cambiar este artefacto:

  1. Preparación: abre el mandril lo más que puedas y selecciona de tu caja de herramientas la broca o punta de destornillador que vayas a necesitar.
  2. Afloja y retira: retira la broca que estás usando.
  3. Introduce: introduce el portabrocas y cierra el mandril de tu taladro. Según el tipo de mandril tendrás que hacerlo de una forma u otra. Asegúrate de que el portabrocas quede firme y no se mueva en el eje.
  4. Nueva punta: una vez que hayas insertado el nuevo mandril y hayas comprobado que está seguro, deberás introducir la nueva punta o broca con la que vayas a taladrar.

Criterios de compra

Ya has visto que los mandriles son accesorios muy sencillos, pero que te pueden hacer la vida muy fácil. Sirven para mejorar las capacidades de tu taladro y para que ya no vuelvas a tener que cambiar tu herramienta a mitad de camino. A continuación, te explicamos los principales criterios de compra, factores que te ayudarán a escoger la mejor herramienta posible:

Normal o SDS

Este es el principal criterio de compra de un mandril. En este caso, no serás tú el que elija con cuál de los dos tipos de cierres te quedas. Este criterio vendrá fijado por tu propio taladro. Los taladros con cierre normal (manual, de llave o automático) necesitan mandriles estándar, mientras que los taladros SDS requieren sus propios portabrocas.

El sistema SDS es más rápido y sencillo, ya que no requiere ningún esfuerzo por tu parte. Te permite introducir y cambiar accesorios con una sola mano. Lo único malo es que solo sirven para brocas percutoras. Por suerte, existen modelos SDS Plus, que adaptan brocas, tanto como de metal como de madera, una característica que te hará olvidar esta complicación.

Tipo de cierre

Si tu taladro es de cierre estándar, el tipo de cierre que elijas cambiará el uso y la efectividad de tu mandril. Por ejemplo, puedes elegir entre cierres automáticos, semiautomáticos, con llave, hexagonales o totalmente manuales.

Todo dependerá de tus gustos, necesidades y también de tu bolsillo.

El cierre hexagonal se encuentra solo en taladros con batería. Para taladros eléctricos convencionales, nuestro consejo es que compres un mandril con cierre por llave, ya que te permite cerrar y apretar la broca con mayor seguridad. Esto te da una mejor conexión y mejores resultados. Lo único de esto es que deberás tener la llave a la mano.

Diámetro del mandril

Otro criterio de compra importante es el diámetro del mandril. Antes de comprar, lo primero que debes hacer es fijarte en el diámetro para tener claras sus capacidades de trabajo y el rendimiento que obtendrás del accesorio. Cuando hablamos de diámetro, no nos referimos solo al de la caña que encaja en tu taladro, sino al diámetro de apertura para las brocas.

Debes pensar en que el diámetro de un portabrocas no puede ser mucho mayor al del eje de tu taladro. Cuanto más diámetro de eje tenga el portabrocas, mayor potencia requerirá el taladro para poder funcionar. Si superas el diámetro, puedes quemar el motor, por eso debes fijarte muy bien en este aspecto antes de escoger.

Material

El material de fabricación de los mandriles es otro factor que no deberías pasar por alto. Normalmente se han fabricado de aleaciones metálicas, con ejes de fundición o acero HSS. Tienes que escoger un modelo con piezas de primera calidad, que no se trabe al abrir y cerrar. Si dispone de cierre automático, la rosca debe ser manejable.

La caña o eje del portabrocas debe estar fabricada de alguna aleación de metal resistente. Generalmente, se fabrican en acero HSS. Ten presente que el eje se introduce en el taladro y es el que tiene que soportar la presión del trabajo, por lo que debe ser resistente. Muchos mandriles de poca calidad, sufren y sus ejes se parten con facilidad.

Seguridad

Ya te hemos hablado del tipo de cierre, ahora te toca a ti fijarte en su seguridad. Elige un portabrocas con un cierre seguro, que se afiance en el taladro y que refuerce la broca. Un mandril poco adecuado quedará suelto y hará que la broca “baile”. Esto provocará que tus trabajos sean poco precisos y puedas llegar a tener problemas si la broca o el eje se parten.

En cuanto al cierre del mandril, lo mejor son los sistemas con llave o los SDS. El sistema con llave te garantiza la máxima fijación y, a diferencia de los cierres automáticos o manuales, no requiere mucha fuerza por tu parte. De todos, el más seguro es el sistema SDS, ya que afianza la broca mediante las ranuras, pues a mayor velocidad, tendrás más estabilidad.

Comodidad de uso

La principal función de un mandril es ahorrarte el cambio de herramienta. Es decir, son accesorios que se han creado con el único fin de hacerte el trabajo más ligero y cómodo. Si tu portabrocas te hace más difícil la vida, ya sea porque el cierre es complejo o porque no cierra bien, es que no has tomado una buena decisión. Elige con cuidado.

De todos los sistemas, el más cómodo es el SDS, ya que te permite cambiar la broca y el mandril con una sola mano y la sujeción es la más estable. Lo único es que si tu taladro no es SDS, entonces no podrás utilizarlo. De las demás, te recomendamos la de llave o la semiautomática, ya que te ofrecen mayor estabilidad y mejor agarre para las brocas.

Resumen

Sin un buen mandril, tu taladro será una herramienta simple que no te permitirá hacer muchas cosas. Por tanto, es un accesorio esencial que debes conocer. ¿Sabes cómo ponerla, quitarla y los tipos de sujeción que son los mejores para cada caso? Si has llegado hasta esta parte del artículo, tendrás respuesta a cada una de estas preguntas.

Te hemos informado todo lo que debes saber sobre ellos. Además, te hemos enseñado los principales criterios de compra a tener en cuenta, tales como el diámetro de apertura y de eje, el tipo de cierre o el sistema SDS. Ahora, te toca elegir. Pon en práctica todo lo que has visto aquí para que puedas elegir el mejor modelo del mercado.

¿Cómo te pareció nuestro artículo? Si todas tus dudas fueron resueltas, siéntete libre de compartirlo y déjanos tu comentario. ¡Hasta la próxima!

(Fuente de la imagen destacada: Григорьев: 32091622/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Me dedico a la redacción de textos para diferentes páginas webs y medios electrónicos. Me encanta escribir para Internet y soy un friki del SEO y del marketing digital (me apasiona el Inbound Marketing y el marketing de contenidos). Especializado en herramientas y productos tecnológicos.
Soy mexicano, traductor y redactor de textos. Mi misión es ser el medio por el cual se ayude a los usuarios a satisfacer cada una de sus necesidades, eliminando las barreras culturales e idiomáticas existentes en cada país. Mis productos favoritos son: Productos de tecnología, deportes y estilo de vida.