haciendo pasta cacera
Última actualización: julio 14, 2020

Nuestro método

14Productos analizados

21Horas invertidas

8Artículos evaluados

77Opiniones de usuarios

¿Y si te dijéramos que ya no hace falta que salgas de casa para disfrutar de una buena pasta casera de la mejor calidad? Sí, como lo oyes. Ahora, con la llegada de las máquinas para hacer pasta, disfrutar de esta delicia italiana ya no requerirá ir a un restaurante. La podrás preparar tú mismo de forma cómoda y sencilla.

Si hasta ahora no te habías planteado esta posibilidad, estás en el lugar adecuado. En la guía de hoy hablamos sobre las máquinas para hacer pasta, unos aparatos que ya podemos encontrar cada vez en más hogares por su versatilidad y funcionalidad. ¡Descúbrelo todo sobre ellas!




Lo más importante

  • ¿Sabías que la pasta es uno de los alimentos más consumidos en la actualidad? Y no nos extraña, porque es un plato muy fácil de preparar y existen multitud de variedades. Además, con una máquina para hacer pasta lo podrás hacer tú mismo.
  • Las máquinas para hacer pasta nos permiten preparar este plato de forma saludable, controlando los ingredientes utilizados y con resultados profesionales.
  • Sin embargo, la gran oferta de máquinas para hacer pasta que hay en el mercado hace necesario que tengamos en cuenta ciertos criterios de compra, como los materiales, las dimensiones, la versatilidad o los accesorios para elegir la que más nos conviene.

Las mejores máquinas para hacer pasta del mercado: nuestras recomendaciones

Si buscamos una máquina para hacer pasta, nos daremos cuenta de que las opciones son infinitas. Pero, tranquilo, preparamos una selección con las cuatro mejores del mercado actual para que te sirvan de guía a la hora de elegir la tuya. Presta atención, puede que tu futuro mejor aliado en la cocina esté aquí.

La máquina para hacer pasta favorita de los usuarios online

Este aparato para hacer pasta es fabricado por expertos en Italia. Está hecho de aluminio y cromo, que son materiales resistentes y duraderos. Además, funciona como cortador. Cada pieza que lo compone se ajusta y maneja fácilmente.

El modelo cuenta con un dial para establecer el grosor de la masa de la pasta. Para el corte, solo bastará con girar una manivela sin mucho esfuerzo. Con esta máquina vas a poder hacer fetuccini, tagliolini y espaguetis convencionales. ¿De qué tienes ganas?

El complemento perfecto para la batidora de KitchenAid

Si tienes una batidora KitchenAid, este aparato es el complemento perfecto. Se trata de una máquina pequeña para hacer pasta, pero completa. Aplana y corta la masa en múltiples tipos, tales como fetuccini, fideos o espaguetis clásicos.

Las láminas de pasta tienen un ancho máximo de 6 pulgadas y, si no lo cortas en tiras, puedes usarlas como base para una lasaña.

Una máquina para preparar diferentes tipos de pasta

Esta máquina para hacer pasta es muy completa, ya que incluye una gran variedad de accesorios para crear diferentes tipos. Puedes preparar espaguetis clásicos, fetuccini, cabello de ángel, raviolis, lasaña y de otros tipos.

En general, el modelo está hecho en acero inoxidable con un revestimiento en cromo que resulta muy duradero. Sin duda, es un aparato de calidad que destaca entre chefs y aficionados.

Una máquina para hacer pasta más estable y rápida

El diseño de esta máquina incorpora una ventosa en la parte inferior que se fija al mesón de mármol de cualquier cocina. Esto es un detalle importante, ya que te brindará mayor estabilidad y, con esto, rapidez en la preparación de tu pasta.

Es un modelo fácil de utilizar y que te permitirá disfrutar de un alimento más natural. Puedes preparar lasañas gruesas o delgadas,  pasta para raviolis, fideos y muchos tipos más.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las máquinas para hacer pasta

A pesar de que cada vez las podemos encontrar en más hogares, lo cierto es que las máquinas para hacer pasta todavía no son demasiado conocidas. Por esto, a la hora de decidir tener una, es normal que nos surjan algunas preguntas. En esta sección respondemos a todas ellas para que no te quede ninguna duda.

pasta recien hecha

¿Sabías que la pasta es uno de los alimentos más consumidos en la actualidad? Y no nos extraña, porque es un plato muy fácil de preparar y existen multitud de variedades. (Fuente: Jirkaejc: 34271230/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tiene contar con una máquina para hacer pasta en casa?

Como ocurre siempre que vamos a incorporar un aparato más a nuestra cocina, nos planteamos su verdadera conveniencia y utilidad. Pues bien, hagamos una comparativa de las ventajas y desventajas de las máquinas para hacer pasta:

Ventajas
  • Te permite elaborar pasta casera con ingredientes de primera calidad
  • Es fácil de utilizar y mantener
  • La mayoría de modelos no ocupan demasiado espacio
  • Con ellas se pueden preparar distintas variedades de pasta
  • Suponen un ahorro económico
Desventajas
  • Excepto con los modelos más innovadores, habrá que preparar la masa a mano
  • Se tarda más tiempo que comprando la pasta ya preparada

Parece que la respuesta está clara: las ventajas han ganado por goleada a las desventajas. Y es que contar con una máquina para hacer pasta en casa es todo un acierto si te gusta disfrutar de una alimentación variada, pero saludable. Además, a largo plazo, acaba suponiendo un ahorro importante.

¿Qué tipos de máquina para hacer pasta existen?

La creciente demanda de las máquinas para hacer pasta ha provocado la aparición de multitud de modelos diferentes. Sin embargo, si hablamos de tipos, debemos tener en cuenta diferentes cuestiones. En primer lugar, podemos clasificar estas máquinas según si son manuales o automáticas:

  • Máquina para hacer pasta manual: son las más comunes. Requieren de la fuerza manual para extraer la pasta de la forma y con el grosor que queremos.
  • Máquina para hacer pasta automática (eléctrica): las más innovadoras. La pasta saldrá cortada tan solo pulsando un botón y, en algunos modelos, incluso será capaz de preparar la masa previa.

Además, si nos centramos en las máquinas manuales, también podemos distinguir:

  • Máquina para hacer pasta fija: se trata de un aparato en el que introduciremos la masa y del que, con ayuda de una manivela, irá saliendo la pasta cortada. Suelen contar con diferentes discos o accesorios para las distintas variedades de pasta.
  • Máquina para hacer pasta de mano: son las más simples de todas. Más que una máquina, es un rodillo con diferentes cuchillas que cortan la masa con una forma determinada. En este caso, habrá que extender la masa sobre una superficie plana e ir pasando el rodillo por encima.
maquina de pasta

Las máquinas para hacer pasta nos permiten preparar este plato de forma saludable, controlando los ingredientes utilizados y con unos resultados de auténtico profesional. (Fuente: Foodandmore: 115257866/ 123rf.com)

¿Qué tipos de pasta puedo preparar en una máquina para hacer pasta?

Una de las grandes ventajas de las máquinas para hacer pasta es su gran versatilidad. Con ellas podemos preparar una gran variedad de tipos de pasta diferentes. Entre los más comunes encontramos:

  • Fideos
  • Espaguetis
  • Macarrones
  • Raviolis
  • Tallarines
  • Láminas para lasaña o canelones

¿Cómo se prepara pasta fresca en una máquina para hacer pasta?

La cuestión de la pasta fresca parece que está muy de moda en la actualidad. Y con razón, ya que la diferencia de sabor y de textura con la pasta seca es considerable. Por esto, lo primero que debemos tener claro es la diferencia entre estos dos tipos de pasta.

Características Pasta fresca Pasta seca
Proceso de elaboración Natural, al momento Industrial
Secado Ninguno Imprescindible
Tiempo de conservación Hasta tres días refrigerada Meses sin necesidad de refrigeración
Tiempo de cocción Tres o cuatro minutos Diez o quince minutos

Simplemente con fijarnos en el proceso de elaboración, nos daremos cuenta de que toda la pasta que preparemos en una máquina de hacer pasta será, por consiguiente, pasta fresca. Eso sí, también podemos preparar una mayor cantidad y congelarla, aunque la calidad bajará un poco. Como mencionamos en alguna ocasión, preparar pasta en este tipo de máquinas es muy sencillo:

  1. Si no cuentas con una máquina automática, elabora la masa (harina de trigo o sémola de trigo, huevo y agua). Recuerda mezclar bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Envuelve la masa en papel film y déjala reposar en el frigorífico durante al menos media hora.
  3. Pasado ese tiempo, divide la masa en diferentes bolas para que sea más fácil trabajar con ella. Puedes, por ejemplo, dividirla según el número de comensales.
  4. Vierte harina sobre una superficie, aplana un poco con la mano cada bola y ajusta la máquina (dependiendo del modelo) para elegir el grosor y la forma del corte.
  5. Corta la masa y, cuando hayas terminado, no olvides echar un poco más de harina por encima para evitar que la pasta se pegue mientras se seca (aproximadamente diez minutos).

¿Cómo se limpia una máquina para hacer pasta?

Como ocurre con cualquier instrumento con el que vayamos a manipular alimentos, la cuestión de la limpieza es primordial. En el caso de las máquinas para hacer pasta es relativamente sencilla. Dependiendo del modelo que utilicemos, se podrá o no meter directamente en el lavavajillas.

Si no se puede, únicamente debes separar todas sus piezas y lavarlas una a una con agua y jabón. Lo más importante es asegurarse de que han quedado completamente secas antes de volver a montar la máquina y guardarla. De lo contrario, podrían proliferar bacterias que más tarde pasarían a la pasta.

Gema TriguerosTécnica de Alimentación y Salud de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios)

"La pasta al dente facilita la digestión al tener que masticarla ligeramente".

¿Por qué no obtengo los resultados deseados con una máquina para hacer pasta?

A pesar de que el uso de la máquina para hacer pasta es muy sencillo, hay veces que los resultados que obtenemos no son los deseados. Por lo general, el problema suele residir, más que en la máquina, en la masa que preparamos previamente. Encontramos principalmente dos problemas:

Problema Causa Solución
La masa se queda pegada a la máquina La masa está demasiado húmeda o tiene demasiado huevo Vuelve a amasar añadiendo más harina o sémola de trigo duro
La masa se desmigaja y no consigo crear una lámina La masa está demasiado seca Añade un poco de agua y vuelve a amasar

Criterios de compra

Una vez resueltas todas las preguntas, nos queda la más importante: ¿cómo elijo la máquina para hacer pasta más adecuada para mí? Como no existe una respuesta única, lo mejor es tener en cuenta los criterios de compra que te mostramos a continuación. Ellos te guiarán hasta dar con tu máquina ideal. ¿Empezamos?

Materiales

Una máquina para hacer pasta es un instrumento que consideramos “inmortal”, es decir, que suele durar muchos años. Eso sí, para esto es importante que los materiales con los que esté fabricada sean de calidad. Normalmente, la mayoría de máquinas para hacer pasta están fabricadas en acero inoxidable.

El acero inoxidable es un material muy resistente que no se deforma con facilidad, no se oxida ni se corroe. Sin embargo, también podemos encontrar máquinas para hacer pasta de plástico. Estas últimas son más ligeras, pero también más endebles y puede que con el uso acaben por deformarse.

Te permite elaborar pasta casera con ingredientes de primera calidad.

Versatilidad

Como hemos comentado en varias ocasiones durante la guía, la versatilidad es uno de los grandes puntos fuertes de las máquinas para hacer pasta. Con ellas podremos crear multitud de tipos de pasta diferentes. Y todo en un mismo aparato. La cantidad de tipos dependerá de las posiciones con las que cuente cada modelo. Podemos encontrar:

  • Máquinas para hacer pasta con una sola posición: es el caso de las más simples. Únicamente tienen una opción de corte (tanto de forma como de grosor).
  • Máquinas para hacer pasta con entre dos y cinco posiciones: estas ya empiezan a ser algo más funcionales y nos permiten crear diferentes tipos de pasta.
  • Máquinas para hacer pasta con hasta diez posiciones: son las más utilizadas en restaurantes debido a la gran demanda de variedad de la carta, aunque a los amantes de la pasta también les encantará tenerlas en casa.

Dimensiones

Incluso en las cocinas más grandes, siempre parece que no hay espacio para nada más. Por esto, cuando nos planteamos meter en ella un nuevo aparato, la cuestión de las dimensiones es fundamental. Por suerte, existen máquinas para hacer pasta de tamaños muy variados adaptados a todas las cocinas.

Seguridad

No debemos olvidar que la función principal de una máquina para hacer pasta es cortar la masa de la forma y con el grosor que deseemos, por lo que cuenta con cuchillas bastante afiladas. En este sentido, es importante que nos fijemos en sus sistemas de seguridad.

  • Para las máquinas manuales de mano, debemos revisar que el mango sea ergonómico, de fácil agarre y que cuente con una especie de tapa que evite que nuestros dedos toquen las cuchillas.
  • Para las máquinas manuales fijas, es fundamental que incluyan un sistema de fijación, de manera que las anclemos a una superficie plana (la encimera, por ejemplo) y se queden fijas mientras cortamos la pasta.
  • Las máquinas automáticas, por su parte, son las más seguras de todas, ya que no debemos utilizar las manos. Eso sí, si cuentan con un sistema de apagado automático, mejor que mejor.
chef haciendo pasta

La creciente demanda de las máquinas para hacer pasta ha provocado la aparición de multitud de modelos diferentes. (Fuente: Štpánek: 43094413/ 123rf.com)

Accesorios

Por último, si ya queremos afinar la búsqueda al máximo entre los modelos que cumplan todos los requisitos anteriores, podemos decidirnos por aquel que cuente con más accesorios. Con accesorios nos referimos a complementos que nos facilitarán el uso de la máquina para hacer pasta.

Entre los más demandados encontramos los libros de recetas y los secadores de pasta. Además, también debemos prestar atención a la posibilidad de necesitar repuestos de alguna de las boquillas y la facilidad para encontrarlas. De esta forma, si se nos estropea una, no tendremos que cambiar toda la máquina.

Resumen

Pasta fresca, de calidad, con ingredientes naturales, elaborada de forma artesanal, sencilla y muy cómoda. Todo esto es lo que podemos conseguir con una máquina para hacer pasta. Parece mentira que de un aparato tan compacto puedan salir tantas variedades diferentes de pasta.

Pero así es, y parece que cada vez más gente se está dando cuenta de esto. Se trata de un aparato muy funcional y tremendamente fácil de utilizar. Además, los resultados son como de un auténtico restaurante italiano. ¿Qué estás esperando para montar el tuyo en tu propia casa?

Si te gustó nuestra guía sobre máquinas para hacer pasta, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¿Cuál es tu pasta preferida?

(Fuente de la imagen destacada: Salivon: 25277590/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Mi nombre es Beatriz. La traducción es mi vocación (y mi profesión) y la escritura, mi filosofía de vida. Creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.
Roxana Cuello Redactora
Mi misión es conocer las experiencias de los usuarios para determinar los mejores productos que nos cuidan y solucionan nuestras necesidades, además de facilitarnos la vida día a día. Mi público: aquellas personas que deseen información detallada sobre distintos productos basada en experiencias de la cotidianidad.