Última actualización: junio 2, 2020

Nuestro método

18Productos analizados

19Horas invertidas

5Artículos evaluados

71Opiniones de usuarios

Las mochilas son accesorios que, tarde o temprano, tendremos que considerar como padres. Parece que fue ayer cuando era un bebé y ahora el pequeño está preparándose para ir a la escuela. Elegir mochilas para niños no es un asunto tan sencillo como pudiera parecer. La salud de la espalda del pequeño está en juego, así que no es una decisión que tomar a la ligera.

En el mercado están disponibles en numerosos diseños, materiales y tamaños. Por supuesto, los gustos del niño deben ser tenidos en cuenta, pero también que sea un modelo que no comprometa su bienestar. En esta guía de compra encontrarás consejos y aspectos a tener en cuenta para escoger la mochila para niños apropiada.




Lo más importante

  • Para prevenir lesiones desde que son pequeños, es conveniente apostar por mochilas infantiles adecuadas a su altura y edad.
  • Lo mejor es que las mochilas para niños dispongan de un compartimento principal y otros más pequeños para organizar sus útiles. Cuantos más, mejor.
  • Opta por modelos fabricados en materiales impermeables y fáciles de limpiar, pues así no tendrás que preocuparte si se manchan con frecuencia.

Las mejores mochilas para niños del mercado: nuestras favoritas

Sabemos que la elección de la mejor mochila para niños no es una tarea fácil, ya que son muchas las posibilidades. De ahí que hayamos preparado una lista con algunas de las mejores mochilas infantiles. Echa un vistazo a sus características y acabados para identificar aquella que se ajuste a las necesidades del día a día de tu hijo o hija.

La mochila para niños favorita de los usuarios online

Esta mochila está hecha de poliéster, un material resistente al agua y duradero, como también ligero y fácil de limpiar. Mide 11 x 4.3 x 14.6 pulgadas y tiene una capacidad de 11.5 litros. Además, el compartimiento principal cuenta con cierres de cremallera SBS que son fáciles de abrir y cerrar por los pequeños.

Para que te hagas una idea, cuenta con el espacio ideal para una lunch box, dos cuadernos pequeños, dos libros de actividades y una botella de agua. Es recomendada para niños de 2 años de edad en adelante.

La mejor mochila para un niño en Primaria

Esta mochila de tamaño mediano cuenta con un diseño clásico y estilizado que incluso a ti te encantaría usar. Mide 11 x 5 x 15 pulgadas y viene en una gran variedad de colores para que entre ellos elijas el favorito de tu hijo o hija.

Además, el modelo está hecho de un poliéster de alta calidad que es resistente al agua y a los desgarros. Asimismo, este material resultará liviano para tu pequeño. Es una opción duradera e ideal para estudiantes de Primaria o niños 6 años de edad en adelante.

La mejor mochila de ruedas para un niño en Preescolar

Esta mochila de ruedas cuenta con un diseño que une la diversión y la funcionalidad, ya que incorpora detalles en relieve muy atractivos para los pequeños. Asimismo, dispone de un asa retráctil de 13 pulgadas, pensada para facilitar su transporte.

La compone un bolsillo frontal con cremallera y dos laterales de malla. En total mide 12 x 5.5 x 16 pulgadas, un tamaño recomendado para niños de 3 años de edad en adelante. Además, es un modelo que resistirá el trato enérgico de tu pequeño.

La mochila para niños más divertida

Esta mochila cuenta con un compartimiento principal espacioso e ideal para guardar juguetes, pañales, libros y demás utensilios necesarios para el pequeño. Aunque puedes escoger entre otros personajes divertidos, el diseño de este dinosaurio inspirará la creatividad de tu pequeño y, de esta forma, ayudará a aumentar su sentido de pertenencia.

El modelo mide 12 x 11 x 4 pulgadas, un tamaño ideal para niños de 2 a 6 años. Además, está libre de ftalatos, plomo, cadmio u otros materiales químicos que puedan ser perjudiciales para ellos.

La mejor mochila para pequeños de 1.5 a 4 años de edad

Esta es una mochila pequeña que mide 8.5 x 4.5 x 10.5 pulgadas, por lo que es perfecta para niños de 1.5 a 4 años. Incorpora un arnés de seguridad desmontable con una longitud de 50 pulgadas que le brindará seguridad a tu pequeño y, al mismo tiempo, sensación de independencia.

De esta forma, es el modelo ideal para visitas a aeropuertos, museos o centros comerciales, por ejemplo. Asimismo, funciona como una lonchera, pues su forro es libre de BPA (bisfenol A) y mantiene los alimentos (tibios o fríos) en la temperatura correcta por tres horas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las mochilas para niños

Las mochilas infantiles son útiles que acompañarán a tu pequeño en su día a día o con cierta frecuencia. Por este motivo, su elección no puede tomarse a la ligera. En sus primeros años de vida se convertirán en prácticos elementos donde guardar su alimento, juguetes y otros objetos. A continuación, te hablamos de una serie de aspectos que deberías saber.

niños con mochilas escolares

Como en el caso de cualquier otro producto para niños, es muy importante cerciorarse de que la mochila cumple con la legislación específica en materia infantil. (Fuente: Dolgachov: 65046490/ 123rf.com)

¿Qué tipo de mochilas para niños existen?

Existen distintos tipos de mochilas para niños en cuanto a su manera de transportarlas. Vamos a ver las más frecuentes. En primer lugar, están las mochilas tradicionales, es decir, aquellas que están pegadas a la espalda y, para esto, disponen de dos asas que se enganchan a los hombros. Lo ideal es que estas correas estén acolchadas.

Dentro de esta tipología, encontramos las mochilas con ruedas. Son modelos exactamente igual que los anteriores, pero con la diferencia de que son móviles. La ventaja de estas mochilas es que el peso no recae sobre los hombros del niño. Eso sí, no es una opción conveniente si deben subir muchas escaleras en la escuela o en el camino.

También están las mochilas cruzadas. Estas suelen ser las preferidas de los adolescentes, aunque también gustan a los más pequeños. Son recomendables solo si no va a llevarse mucho peso. Es posible que aprender a ponérselas resulte un poco complicado para el niño en un primer momento, pero resultan muy cómodas.

¿Cómo saber el tamaño ideal de mochila que necesita el niño?

El tamaño de una mochila, así como su capacidad, nos dice mucho de cuáles son sus destinatarios. Para los niños y niñas en edad preescolar, lo aconsejable es que la mochila no tenga una altura superior a los 12-13 pulgadas. En el caso de que esta sea más grande, podría traducirse en un menor confort y manejabilidad para el pequeño.

Así, para los niños de entre 2 y 3 años la medida idónea es una mochila de 10 pulgadas de altura, mientras que para aquellos de entre 3 y 4, de 11 pulgadas. En cuanto a los niños de entre 4 y 5 años, las dimensiones podrían aumentarse hasta las 13 pulgadas. Los pequeños mayores de 5 años, y hasta los 8 aproximadamente, podrán cargar una mochila de hasta 15 pulgadas.

Edad del niño Dimensiones de la mochila
De 2 a 3 años 10 pulgadas
De 3 a 4 años 11 pulgadas
De 4 a 5 años 13 pulgadas
De 5 a 8 años 15 pulgadas

¿Existe alguna regulación acerca de las mochilas para niños?

Aunque no es exclusiva de las maletas, todos los productos para niños están sujetos a una normativa que garantiza la seguridad de los mismos y su adecuación para el uso infantil. Por lo tanto, deberán cumplir las normas establecidas por el Consumer Product Safety Commission (CPSA) de Estados Unidos.

Esta entidad es la encargada de proteger al público de riesgos de lesiones o muerte, asociados con el uso de miles de tipos de productos de consumo, como es el caso de una malta para niños.

madre e hijos

Es necesario tener en consideración su tamaño, el peso máximo a soportar y los materiales de fabricación. (Fuente: Mark Bowden: 31066685/ 123rf.com)

¿A partir de qué edad son útiles las mochilas para niños?

Las mochilas para niños empiezan a ser cruciales a partir de que el niño entra en la Escuela Infantil, la cual precede a la Educación Primaria. Aquella abarca desde los 3 a los 6 años. Se trata de una etapa en la que los peques irán adquiriendo sus rutinas escolares y, por ende, necesitarán mochilas donde guardar sus objetos personales.

En estos primeros años, las mochilas para niños resultarán muy útiles para que el niño guarde algún que otro juguete, su merienda, una botella de agua, lápices de colores o una muda de ropa. Por lo general, el pequeño no necesitará llevar nada que pese demasiado, si bien es importante que la mochila le resulte cómoda y fácil de manejar.

¿Qué peso máximo puede llevar un niño en su mochila?

Se trata de una de las dudas más frecuentes entre los padres. La respuesta es sencilla: el peso máximo a transportar estará relacionado con la edad del niño o la niña. A grandes rasgos, podemos hablar de que el peso de la mochila no debería ser superior al 10 o 15 % del peso del niño. Es un detalle a tener en cuenta especialmente durante la etapa escolar.

Entonces, si el niño pesa 44 libras, lo recomendable es que su mochila no supere las 4 o 6 libras. En el caso de que pese 66 libras, no debería cargar más de 14 libras. Se trata de una regla a tener en consideración para evitar problemas de espalda futuros. Por supuesto, la mochila deberá estar correctamente colocada para que el peso se distribuya de manera uniforme.

¿Cómo deben ser las correas y la parte trasera de una mochila para niños?

De acuerdo con la ACA (American Chiropractic Association), es preferible que las correas de la mochila sean anchas y acolchadas. De este modo, la carga sobre los hombros del niño estará mucho más repartida. Del mismo modo, la parte trasera de la mochila también deberá gozar de cierto acolchado. Lo ideal es que al menos 2 pulgadas separen la mochila de la cintura del niño.

Para los niños en edad preescolar, las reglas serán las mismas. La clave está en organizar adecuadamente el peso, de manera que lo más pesado se encuentre pegado a la espalda. Por supuesto, el material debe distribuirse correctamente. La ACA recuerda que el uso inadecuado de mochilas puede derivar en un daño de los músculos y articulaciones.

niños

La ventaja de las mochilas con ruedas es que el peso no recae sobre los hombros del niño. (Fuente: Jozef Polc: 35429596/ 123rf.com)

Criterios de compra

Con el objetivo de seleccionar la mejor mochila para niños, conviene tener en consideración ciertos criterios de compra. Deberás valorar aspectos como el diseño, el tamaño o los extras de cada uno de los modelos para identificar el más apropiado. A continuación, encontrarás un listado de los criterios más importantes.

Diseño

El diseño, cómo no, es uno de los criterios de compra primordiales. Dependiendo de la edad del niño o niña, encajarán mejor unos modelos u otros. Una buena idea es apostar por una mochila para niños de su personaje de dibujos animados favorito. Por ejemplo, Pow Patrol, Cars, Mickey Mouse, Pato Donald, Minions o Peppa Pig.

Los superhéroes también están muy de moda entre los niños. Spiderman, Superman, Batman o Capitán América son algunos de ellos, aunque hay muchos más. Puedes valorar aquellas mochilas con el escudo de su equipo de fútbol favorito. Para los más pequeños, los diseños de animalitos o Disney son algunos de los más buscados.

Tamaño

El tamaño es uno de los factores más importantes a la hora de identificar el modelo ideal. En primer lugar, hay que tener en cuenta la edad y altura del niño. Eso de adquirir una mochila que le sirva para varios años, en este caso es del todo erróneo. Recuerda que para los niños en edad preescolar, esta no debería tener una altura mayor de 14 pulgadas.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la mochila no debería sobrepasar la cintura del niño. Si sigues las indicaciones del fabricante, no tendrás que preocuparte de este detalle. En concreto, una mochila para niños óptima debería quedar unas 2 pulgadas por encima de la cintura del niño. Si esto no es así, significa que el modelo es demasiado grande.

Matilde ZornozaPediatra de Atención Primaria

"Llevar la mochila colgada de un solo hombro puede dar problemas musculares y aumentar la curvatura de la columna vertebral".

Compartimentos

La distribución del contenido no podría llevarse a cabo sin una mochila equipada con los compartimentos apropiados. En ocasiones, no es suficiente con que disponga de un interior espacioso, sino que permita organizar adecuadamente los diferentes utensilios del niño o niña. Por supuesto, fíjate en que el compartimiento principal sea amplio.

Sin embargo, es conveniente que la mochila incorpore otros bolsillos y recovecos para facilitar la identificación de todo el contenido. Por ejemplo, un compartimento lateral será de utilidad para ubicar la botella de agua o un jugo en caja. Asimismo, es deseable que incluya otro más pequeño para el bocadillo, el estuche o los lápices de colores.

Material de fabricación

El material con el que esté confeccionada la mochila es un factor a valorar. De su calidad dependerá la vida útil de este producto. Lo ideal es que sea un material resistente y, si se puede, impermeable. En un día de lluvia, agradecerás haberte decidido por un material de este tipo. Así, no se dañará ni porque el niño la apoye justo en un charco.

Algunos de los materiales más comunes para las mochilas infantiles son el poliéster, aunque también la poliamida. Es deseable, asimismo, que los materiales de fabricación sean hipoalergénicos. Las mochilas estarán en permanente contacto con la piel del niño, de ahí que sea necesario que no produzcan alergia o picores.

Con ruedas o sin ruedas

Cuando los pequeños están en edad escolar, una opción interesante puede ser apostar por una mochila con ruedas. Esta permitirá que su espalda sufra el menor daño posible por el peso. Hay modelos de carácter versátil que incorporan un carrito de quita y pon, lo cual es una estupenda idea para adecuar la mochila en función de la situación.

No obstante, en el caso de terrenos irregulares o con muchas escaleras, no se recomiendan las mochilas para niños con ruedas. La razón es que, con las ruedas, el peso será bastante superior al de una mochila convencional. Tampoco se aconsejan estos modelos si el trayecto a recorrer, por ejemplo de la escuela a casa, es muy largo.

Características adicionales

Por último, puedes examinar si incluye ciertos extras que hacen más atractiva y práctica la mochila. Por ejemplo, que incorpore separadores para insertar cada uno de los marcadores o lápices de colores y así el niño los tenga siempre a mano. Lo habitual es, además, que las correas sean ajustables, pero no está de más que te asegures.

Igualmente, hay modelos que se acompañan de estuches a juego, lo que puede ser del agrado de los niños. Muy útil es que incluyan un bolsillo lateral de rejilla en donde colocar una botella de agua. De este modo, no tendrán que rebuscar en el interior para encontrarla. Hay otros modelos con detalles fluorescentes que se iluminan en la oscuridad que les entusiasmarán.

Resumen

Las mochilas para niños deben ir en consonancia con cada una de las etapas de crecimiento del niño. Es necesario tener en consideración su tamaño, el peso máximo a soportar y otros aspectos como sus materiales de fabricación, con la intención de que el pequeño esté lo más cómodo posible con ella. Son productos con los que tendrán que ir familiarizándose poco a poco.

No en vano, las mochilas les acompañarán durante toda la infancia y adolescencia. Eso sí, a cada fase le corresponderá un modelo diferenciado. Las mochilas para niños resultan ideales para llevar todos esos objetos que necesitarán en la escuela, desde sus juguetes, lápices o merienda. Escogiéndola con sabiduría, el niño se sentirá encantado con ella.

¿Te gustó nuestra guía de compra de mochilas para niños? Déjanos un comentario o compártela en redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Olegdudko: 43755691/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Lya Cuéllar Redactora
Los redactores de MONEDEROSMART.com trabajan para brindarte artículos de primera, con la información que necesitas para hacer la compra más inteligente.
Roxana Cuello Redactora
Mi misión es conocer las experiencias de los usuarios para determinar los mejores productos que nos cuidan y solucionan nuestras necesidades, además de facilitarnos la vida día a día. Mi público: aquellas personas que deseen información detallada sobre distintos productos basada en experiencias de la cotidianidad.