Patrones de gráficos clásicos
Última actualización: julio 9, 2021

En el trading del mercado casi siempre podemos identificar patrones que suelen repetirse. Actualmente, existen decenas de patrones oficialmente descritos y cada día aparecen otros nuevos. Estos son cada vez más necesarios para que los inversores conozcan cuáles serán los próximos movimientos del mercado.

Uno de los más importantes son los patrones gráficos clásicos. Por ello, aquí traemos la lista de los más comunes. Al conocerlos bien podrás ganar ventaja frente a otros traders en el análisis de los precios del mercado.




Lo más importante

  • Los patrones gráficos clásicos son unos de los más fiables y utilizados por los traders para analizar las acciones de los precios. Esto es porque permiten a los operadores encontrar información ventajosa que otros no tienen en cuenta.
  • Dentro de los patrones gráficos clásicos, podemos identificar distintas formas que predominan: bandera, triángulo, cuña, doble techo, triple vértice, etc.
  • Estos pueden ser muy provechosos para obtener unos resultados financieros favorables. No obstante, siempre debes tener en cuenta el contexto, ya que cada mercado es distinto.

Lo que debes saber sobre los patrones de gráficos clásicos

En esta sección resolvemos las principales dudas que te pueden surgir sobre qué son y cómo funcionan los patrones gráficos clásicos. ¡Toma nota!

¿Qué son los patrones de gráficos clásicos?

El análisis de los mercados financieros se puede realizar a través de varias técnicas. Algunos inversores se basan principalmente en indicadores y oscilaciones, mientras otros centran sus análisis en la acción de los precios.

Los patrones gráficos muestran la descripción y evolución de los precios a lo largo del tiempo. Esto se debe a que cuando estudiamos la evolución histórica de un precio activo, a menudo se dan patrones recurrentes. Por ello, los patrones gráficos pueden sernos útiles porque cuentan la historia de un precio. De esta forma, muchos operadores pueden aprovechar esta información en mercados de acciones o criptomonedas.

En este ámbito, los patrones gráficos clásicos son unos de los más comunes y utilizados en esta materia. Es más, muchos traders los consideran indicadores fiables. Esto es porque permiten a los inversores encontrar una información ventajosa que otros no tienen en cuenta.

Además, están ligados a la psicología de masa, es decir, los patrones gráficos no se basan en ninguna ley científica, sino que su efectividad depende del comportamiento de los participantes del mercado.

Persona revisando graficas en PC y smartphone

Los patrones gráficos cuentan la historia de un precio. (Fuente: Jason Briscoe: Gw_sFen8VhU/ Unsplash)

¿Cómo pueden influir los patrones de gráficos clásicos en el trading de criptomonedas?

Muchos especialistas del negocio del trading son conscientes de que los patrones gráficos clásicos pueden mostrar las tendencias del valor de una criptomoneda a lo largo del tiempo.

¿Y cuál es el motivo? Estos patrones son una muestra sencilla de las variaciones que sufren los precios de mercados como el de las criptomonedas. Si estas variaciones se repiten durante un periodo de tiempo largo, se pueden traducir en patrones. Con estos patrones gráficos, es posible llevar a cabo estrategias muy efectivas en las negociaciones del mercado de las criptomonedas.

Además, estos patrones gráficos clásicos muestran la posibilidad de que una tendencia continúe o cambie. De esta forma, ayudan a los especialistas a obtener información relevante para tomar las decisiones adecuadas.

Por ello, saber cómo funcionan los principales patrones gráficos clásicos te será de utilidad para tener éxito en el complejo mundo del trading de criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, entre otras.

Tipos de patrones gráficos clásicos

A continuación, te mostraremos una lista de los principales patrones gráficos clásicos más usados por los inversores.

Banderas

Dentro de los patrones gráficos clásicos, podemos encontrar distintas formas que predominan. Este primer patrón gráfico tiene la forma de una bandera colocada en un mástil. La bandera es una zona que se establece en la dirección opuesta a la tendencia de más largo plazo. Es decir, el precio tiene un movimiento brusco. Tras este cambio abrupto, tiene lugar una continuación de la tendencia que predominaba en el mercado antes de dicho cambio.

Las banderas suelen ser usadas para conocer la próxima tendencia posible. No obstante, este patrón gráfico es el más simple, por lo que su eficacia depende de varios factores. Dentro de los gráficos en forma de bandera predominan los siguientes:

Bandera alcista

El patrón clásico bandera alcista tiene lugar cuando la tendencia del precio es al alza. Sin embargo, en un momento determinado se produce un movimiento abrupto hacia abajo. Este descenso es seguido de una continuación de crecimiento al alza mayor. Es decir, la bandera inclinada hacia abajo, indica que el precio está a punto de subir.

Bandera bajista

Ocurre justo lo contrario que en el caso anterior. El patrón gráfico bandera bajista se produce cuando la tendencia del precio está a la baja. Entonces, tiene lugar un movimiento brusco hacia arriba, que va seguido de una tendencia a la baja aún mayor.

Banderín

Esta forma de patrón es una variante de las banderas. Es también una continuación de la tendencia anterior. En este caso, no obstante, se produce un fuerte movimiento en contra de la tendencia predominante. Sin embargo, es más pequeño que la bandera, en una forma parecida a un triángulo. Es decir, el área que se forma contiene líneas de tendencias convergentes.

Triángulos

Podemos encontrar distintos tipos de patrones gráficos en forma triangular. No obstante, todos están basados en el mismo principio. El triángulo se define como un patrón gráfico de continuación de la tendencia. Es decir, la tendencia del mercado antes de la formación del triángulo continúa después de que este se forme. Así pues, el triángulo se caracteriza por un rango de precio convergente y representa una pausa en la tendencia predominante.

Triángulo ascendente

El triángulo ascendente aparece cuando se crea una zona de resistencia horizontal y una línea de tendencia ascendente dibujada por una serie de valles cada vez más altos. De esta forma, cada vez que el precio es rechazado por la resistencia horizontal, los compradores aceptan un precio mayor, creando picos más altos.

La tensión se va acumulando en el área de resistencia y, cuando el precio la atraviesa, surge una subida rápida junto con un gran volumen.

Monedas de bitcoin

Los patrones de gráficos clásicos ayudan a elaborar estrategias en el mercado de las criptomonedas como Bitcoin. (Fuente: Pierre Borthiry: vBCVcWUyvyM/ Unsplash)

Triángulo descendente

El triángulo descendente es justo lo contrario al triángulo ascendente. Tiene lugar cuando existe una zona de soporte horizontal y una línea de tendencia descendente dibujada por una serie de picos cada vez más extremos. De este modo, los vendedores aceptan precios cada vez más bajos cada vez que el precio es rechazado por el soporte horizontal.

Finalmente, cuando el precio atraviesa el área de soporte horizontal, tiene lugar una rápida caída del precio y un elevado volumen.

Triángulo simétrico

El triángulo simétrico está compuesto por una línea de tendencia inferior ascendente y una línea de tendencia superior descendente. Las dos tienen la misma pendiente. En este caso, la interpretación de este patrón gráfico depende del contexto, ya que no se trata de un patrón bajista ni alcista. Es entendido como un patrón gráfico neutral que depende de la tendencia existente.

Cuñas

El patrón gráfico en cuña es parecido al triángulo. Esta diferencia se basa en el tamaño, ya que la cuña suele ser mucho más grande que el triángulo. De esta forma, la formación de la cuña puede tardar meses, incluso años.

El patrón clásico de cuña se crea en la dirección contraria a la tendencia del mercado. Esta cuña se produce mediante líneas de tendencia convergentes que indican un ajuste de precios. Asimismo, la formación de una cuña también puede indicar que la tendencia está debilitándose si va acompañada de una disminución de volumen.

Cuña ascendente

Este es un patrón de inversión bajista. Indica que conforme el precio se ajusta, la tendencia al alza va perdiendo potencia. Finalmente, puede llegar a romper la línea de tendencia más baja.

Cuña descendente

Se trata de un patrón de reversión alcista. Nos muestra que la tensión se acumula conforme los precios descienden y las líneas de tendencia se están apretando. Una cuña descendente puede acabar en una ruptura con un movimiento brusco al alza.

Doble techo y doble suelo

Estos dos tipos de patrones gráficos clásicos tienen lugar cuando los movimientos del mercado dibujan una forma de ‘’M’’ o de ‘’W’’. No obstante, debes tener en cuenta que este patrón es válido aunque los puntos de precio relevantes no sean exactamente iguales. También pueden ser parecidos. Además, normalmente, los puntos más altos o bajos van acompañados de un volumen más alto que el resto del patrón.

Doble techo

Este patrón dibuja una forma de ‘’M’’. Esto significa que el precio llega a su punto máximo dos veces y no va a subir más la segunda. Así pues, el descenso desde los dos puntos más altos es mesurado. Posteriormente, el precio tiene una tendencia bajista.

Doble suelo

Este gráfico se presenta en forma de ‘’W’’. Se trata de un patrón de reversión alcista donde el precio lleva a su mínimo más bajo dos veces y después empieza una tendencia de crecimiento. Igual que en el doble techo, las dos montañitas entre los mínimos deben ser moderadas.
Podemos confirmar este patrón una vez el precio es mayor al precio del rebote entre los dos mínimos.

Cabeza y hombros

Este patrón gráfico clásico también se puede encontrar de dos formas. Una de ellas en su forma ascendente y la otra descendente.

Hombro cabeza hombro

Hombro cabeza hombro es un patrón de cambio de tendencia bajista. Esto quiere decir que se produce un cambio en la tendencia del mercado anterior después de completarse la formación del patrón.

El gráfico dibuja tres picos máximos consecutivos, siendo el del centro el más alto de todos y los de los lados quedando a un nivel similar.

En algunas ocasiones, ‘’los hombros’’ están a diferentes alturas. No obstante, una característica clave es que el pico del centro debe ser superior. Asimismo, los dos mínimos entre estos máximos deben estar también bastante igualados. Finalmente, cuando el patrón acaba, el precio comienza a descender.

Hombro cabeza hombro invertido

Este patrón gráfico es el reflejo invertido de hombro cabeza hombro anterior. Se confirma únicamente si la tendencia cambia su curso, en este caso si el precio crece, es decir, se trata de una reversión alcista.
En primer lugar, el precio cae hasta un mínimo, luego rebota hacia arriba y vuelve a descender hasta un nivel inferior y de nuevo asciende y vuelve a bajar hasta el primer mínimo.

Podemos confirmar el patrón cuando el precio alcanza el último mínimo y continúa al alza.

Triple vértice

Se trata de un patrón de cambio de tendencia. El gráfico se forma con tres máximos consecutivos, cuyos picos más altos se encuentran a un nivel muy similar. Asimismo, este patrón puede ser recto y tener una forma algo inclinada, pero los vértices siempre deben quedar paralelos.

Podremos confirmar este patrón cuando el precio se invierte y empieza a disminuir. También es común encontrar este patrón en forma de doble vértice, es decir, únicamente dos montañas en lugar de tres. No obstante, suele ser más probable la formación de un triple vértice.

Conclusión

Los patrones gráficos clásicos son algunos de los más conocidos y utilizados para analizar los precios del mercado. Implementarlos e interpretarlos bien puede mejorar mucho nuestros resultados financieros.

No obstante, no deben estudiarse de forma aislada sino dentro de un contexto, ya que pueden interpretarse de distintas maneras. Además, lo que en un mercado puede funcionar, en otro tal vez no lo haga. Por ello, debes buscar confirmación para tomar el menor riesgo posible.

(Fuente de la imagen destacada: Chris Liverani: NDfqqq_7QWM/ Unsplash)

Referencias (4)

1. Baldi A. Patrones gráficos clásicos para el trading de criptomonedas [Internet]. Islabit.com. 2020 [citado el 1 de julio de 2021].
Fuente

2. Guía Para Principiantes Sobre Patrones de Gráficos Clásicos [Internet]. Eldiadelmaestro.com. 2021 [citado el 1 de julio de 2021].
Fuente

3. Binance Academy. Guía para Principiantes sobre Patrones de Gráficos Clásicos [Internet]. Binance.com. Binance Academy; 2020 [citado el 1 de julio de 2021].
Fuente

4. Parshin A. TOP patrones Forex: aprendiendo a leer y aplicar [Internet]. Liteforex.com. 2021 [citado el 1 de julio de 2021].
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

Blog financiero
Baldi A. Patrones gráficos clásicos para el trading de criptomonedas [Internet]. Islabit.com. 2020 [citado el 1 de julio de 2021].
Ir a la fuente
Diario financiero
Guía Para Principiantes Sobre Patrones de Gráficos Clásicos [Internet]. Eldiadelmaestro.com. 2021 [citado el 1 de julio de 2021].
Ir a la fuente
Academia de finanzas
Binance Academy. Guía para Principiantes sobre Patrones de Gráficos Clásicos [Internet]. Binance.com. Binance Academy; 2020 [citado el 1 de julio de 2021].
Ir a la fuente
Blog financiero
Parshin A. TOP patrones Forex: aprendiendo a leer y aplicar [Internet]. Liteforex.com. 2021 [citado el 1 de julio de 2021].
Ir a la fuente
Evaluaciones