Los polvos translúcidos son uno de esos productos de maquillaje que no todo el mundo usa, porque o bien no sabemos para qué  sirven o no sabemos cómo aplicarlos correctamente. Ahora, las personas que se deciden a probarlos, no pueden prescindir de ellos. Son un must para todos los maquilladores y ahora tú  también puedes aprender a aprovecharlos.

Aunque su principal función es la de matificar y fijar el maquillaje ―por lo que son ideales para personas con piel grasa―, la verdad es que son un producto muy versátil que no debería faltar en ningún estuche de maquillaje. Con unos toques de polvos translúcidos, el aspecto de tu maquillaje puede cambiar completamente para bien, ¿quieres saber más?

Lo más importante

  • Los polvos translúcidos pueden eliminar el brillo en la piel, aumentar la duración del maquillaje y ofrecer un resultado visualmente más pulido.
  • Contrario a lo que muchas personas creen, no blanquean el rostro y no tienen por qué  reflejar el flash en las fotos: todo depende de qué  tipo de polvos elijas y de cómo te los apliques.
  • Cuando te decidas a adquirir unos polvos translúcidos, tendrás que tener en cuenta su composición, tu tipo de piel y el formato en el que se presentan.

Los mejores polvos translúcidos del mercado: nuestros favoritos

Como los polvos translúcidos no son el producto cosmético más popular, es normal pensar que todas las opciones disponibles para su compra son parecidas: unos polvos blanquecinos que se aplican sobre el rostro con una brocha o almohadilla, ¿de verdad pueden ser tan distintos unos de otros? Pues la verdad es que sí. A continuación te presentamos cinco buenas opciones:

El mejor polvo translúcido de alta duración

El favorito de los usuarios de Amazon con más de 5,583 reseñas. Esta opción asequible es perfecta para lograr que tu maquillaje dure más. Oculta líneas y arrugas efectivamente, ofreciendo un acabado impecable.

Este polvo no se siente pesado en el rostro, y puede ser utilizado todo el día, por lo que es ideal para pieles grasas, pero se adapta a todo tipo de piel.

El mejor polvo translúcido para fotografías

El polvo translúcido Buttercup por Sacha, es la opción ideal para eventos y sesiones fotográficas, ya que está formulado para dar un resultado que no se verá  reflejado como blanquecino en fotografías.

Se mezcla naturalmente con todos los tonos de piel, es más fino que otros polvos translúcidos, por lo que atenúa líneas y poros, dando un acabado perfecto. Absorbe el sebo de la cara, para que no te vuelvas a preocupar sobre tener el rostro brillante o grasoso. Úsalo para baking, como highlight o para fijar tu base y corrector.

La mejor opción vegana

El polvo translúcido de e.l.f. en versión suelta ofrece un acabado fenomenal, duradero y, lo mejor, completamente vegano. Logra un rostro radiante, sin líneas, arrugas o imperfecciones, con una cobertura que no se siente pesada en tu piel.

Es muy fácil de usar, solo debes pasar una brocha sobre el polvo, dar unos golpecitos para remover el exceso y colocar en el rostro y el cuello. Puedes usarlo solo, o para fijar tu maquillaje por completo.

El mejor polvo translúcido compacto

Fit me Matte de Maybelline es la opción perfecta para mantener un aspecto cuidado en tu vida diaria. Su polvo translúcido compacto ofrece una cobertura ultra-light que se adapta a todo tipo de pieles, desde normal, seca o grasosa.

Dile adiós a tus poros visibles y logra fijar tu maquillaje sin cambiar el tono real de tu piel. Ofrece hasta 12 horas de cobertura para un resultado natural sin grasa, que no tapa los poros de tu piel.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los polvos translúcidos

Somos conscientes de que incluso aquellas personas que usan polvos translúcidos a diario tienen serias dudas sobre su función o su modo de uso. La verdad es que, como ya te hemos comentado, son un producto muy versátil y es una pena que no los aproveches del todo por simple desconocimiento. A continuación, trataremos de resolver algunas dudas.

Mujer maquillandose

Los polvos translúcidos le dan el acabado final a tu look.
(Fuente: Drobot: 49340133/ 123rf.com)

Qué son y para qué se usan los polvos translúcidos?

Aunque para el público general aún hoy sean un producto desconocido o prescindible, los polvos translúcidos no pueden faltar en el estuche de maquillaje de cualquier maquillador o amante del maquillaje. No solo sirven para evitar la aparición de brillos indeseados, sino que sellan el maquillaje, prolongan su duración y además aportan un aspecto pulido al rostro.

De poco sirve pasar media hora o más maquillándonos para que nuestra «obra de arte» desaparezca en poco tiempo, ¿no crees? Puedes usarlo tanto en maquillajes de día como de noche, dado que, si no te pasas de cantidad, no tienen por qué  acartonar la piel o quedar poco naturales.

Por si fuese poco, también pueden utilizarse para:

  • Para aclarar el tono de piel o bajar el color de un rubor demasiado intenso.
  • Para hacer que un labial quede fijo o convertir en mate una barra de acabado brillante aplicando una pequeña cantidad con una brocha pequeña.
  • Conseguir que el perfilador de ojos quede prácticamente permanente si aplicamos sobre este pequeños toques de polvos translúcidos con un pincel de ojos.

¿Qué tipos de polvos translúcidos existen?

Podemos hacer una diferenciación entre los polvos translúcidos disponibles en el mercado en función de su acabado o de la apariencia que dejan en el rostro tras su aplicación. Aunque todos ellos tienen la función principal de matificar la piel, no todos lo hacen en la misma medida y hay opciones que incluso son capaces de iluminar sutilmente. Veamos las diferencias:

Tipo Características
Mate Dejan un acabado mate en la piel.
Son perfectos para personas de piel grasa, dado que evitan la aparición de brillos durante más tiempo.
Pueden marcar más las imperfecciones del rostro, como granos o líneas de expresión.
Satinado Dejan un acabado satinado en la piel.
Más adecuados para personas de piel seca, dado que mantienen mejor la hidratación.
Una buena opción para pieles más maduras, ya que disimulan imperfecciones y arrugas.

Además, podemos distinguir los polvos translúcidos por su formato: polvos sueltos o compactos. No vamos a decirte cuál de las dos opciones es mejor, dado que depende mucho del uso y de tus necesidades personales.

En caso de que tengas miedo de pasarte con la cantidad, puede que sea mejor que empieces probando unos compactos. Estas son las diferencias:

Tipo Características
Polvos sueltos El tipo de polvo es más fino que en el compacto.
Para aplicarlos es necesaria una brocha grande de pelo muy suelto.
Pueden «salpicar» o salirse del envase, así que no te recomendamos que los lleves en el bolso para hacerte retoques.
Polvos compactos Mantienen el brillo a raya durante más tiempo que los sueltos.
Su formato es limpio y cómodo, y puedes transportarlos fácilmente si necesitas aplicarlos durante el día.
Tienen mayor cobertura que los polvos sueltos.

¿Por qué es conveniente que utilices polvos translúcidos?

Es posible que a estas alturas ya te hayas hecho una idea de por qué  los polvos translúcidos son un paso tan importante en el ritual del maquillaje. Puede que, si tu piel es seca, nunca te lo hayas planteado, pero si tienes la piel grasa habrás notado que, con la humedad y el calor, esta produce más brillos que hacen que el maquillaje dure menos y no quede tan pulido.

El brillo natural de la piel es normal, pero hay ciertos momentos en los que todos preferimos evitarlo. ¿Sabes cómo consiguen los presentadores o los artistas que salen en televisión tener el rostro pulcro? Exacto, usan polvos translúcidos. Aunque no te maquilles, también puedes usarlos para mejorar el aspecto de tu piel. ¡Mira cuántas ventajas tienen!

  • Eliminan el exceso de aceites, como ya venimos mencionando.
  • Evitan el brillo indeseado de la piel que le da un aspecto imperfecto a tu look de maquillaje.
  • Homogenizan tanto el tono como la textura de la piel, maquillada o sin maquillar.
  • Fijan el maquillaje, hacen que el maquillaje se mantenga intacto durante todo el día.
  • Protegen del sol, en caso de que tengan factor de protección solar, pueden protegerte de la radiación.
Set de maquillaje

Este tipo de maquillaje te ayudará  incluso a conseguir tonos naturales.
(Fuente: Daria Minaeva: 60728835/ 123rf.com)

¿Dónde se aplican los polvos translúcidos?

Este tipo de polvos, dada su función, se aplican por norma general en la zona más grasa del rostro: la llamada zona T, donde a lo largo del día tiende a acumularse más sebo, con la consiguiente aparición de brillo por la grasa. No es aconsejable que los uses por todo el rostro, especialmente si tienes la piel seca, pues podrían producir deshidratación.

También pueden usarse en otras zonas como las ojeras o los párpados para sellar el corrector o las sombras de ojos respectivamente. En caso de que lo que pretendas sea matificar un labial puedes usarlos también sobre los labios, una vez que te hayas aplicado el color, por supuesto. Con apenas unos toques de producto podrás ver la enorme diferencia.

¿En qué paso del maquillaje se usan los polvos translúcidos?

Los polvos translúcidos suelen ser el último paso del maquillaje. Dado que los aplicamos con la intención de que prolonguen la duración del resto de productos, van después de los demás. Para hacer un baking, la única diferencia es que aplicaremos mayor cantidad de polvos y, pasados unos minutos, eliminaremos el exceso con una brocha de gran tamaño. Veamos los pasos:

  1. Neutralizamos el color oscuro de las ojeras con un corrector adecuado.
  2. Aplicamos la base de maquillaje o la hidratante con color por el resto del rostro.
  3. Sellamos y matificamos el maquillaje con los polvos translúcidos.
  4. Una vez hecho esto, podemos proceder a usar el colorete y el bronceador. Este paso también puede realizarse antes, pero corremos el riesgo de que los polvos translúcidos bajen ligeramente la intensidad del tono de estos.
  5. Puede aplicarse un extra de polvos translúcidos en la zona T cada cierto tiempo para evitar la aparición de brillo. Llevar un polvo compacto pequeño en el bolso es un buen truco.
Mujer mostrando su maquillaje

Aunque los polvos sean blancos, éstos no alteran el color de tu piel. (Fuente: Rido: 65157914/ 123rf.com)

¿Qué herramienta puedo usar para aplicarme los polvos translúcidos?

Para obtener un acabado pulido y perfecto importa mucho la calidad de los polvos translúcidos que utilicemos, pero también son cruciales las herramientas que empleemos para aplicarlos. No es lo mismo usar una brocha limpia y de calidad que otra brocha no adecuada y que además esté  sucia.

Las mejores opciones para aplicar polvos translúcidos son las siguientes:

  • Esponja: Una esponja tipo Beauty Blender funciona mejor con polvos compactos que con polvos sueltos. La esponja funde perfectamente el producto. Sin embargo, es importante lavarlas con mucha frecuencia.
  • Brocha: Es la opción más habitual. Necesitarás una brocha grande y de pelo bastante suelto. Van bien tanto para polvos compactos como para polvos sueltos. ¡No te olvides de desechar el exceso de producto dando unos golpecitos a la brocha antes de posarla en la piel!
  • Almohadilla: Estas suelen venir incluidas en los propios polvos compactos. No son tan precisas y no ofrecen un acabado tan perfecto, pero son muy prácticas para retoques fuera de casa. Recuerda lavarlas con frecuencia.

¿Los polvos translúcidos pueden usarse en cualquier tipo de piel?

Los polvos translúcidos funcionan especialmente bien en pieles grasas, dado que absorben el exceso de sebo. Normalmente, las pieles más secas o bien no los necesitan o bien están mejor sin ellos, dado que pueden generar más resequedad. Hoy en día, sin embargo, pueden adquirirse productos especialmente pensados para pieles secas que mantienen la humectación de la piel.

Nuestro consejo, en cualquier caso, es que siempre te apliques una crema hidratante como paso previo a todo el proceso del maquillaje, especialmente si tienes una piel madura. Recuerda que, al ser polvos translúcidos, también se adaptan a todos los tonos de piel sin blanquearlos, desde los más claros hasta las pieles más oscuras.

Mujer modelando maquillaje

No solo es importante la calidad y la perfección del acabado, sino también la duración de este. (Fuente: Seprimoris: 11714192/ 123rf.com)

¿Es cierto que los polvos translúcidos blanquean la piel?

No, no es cierto. La creencia de que los polvos translúcidos blanquean el rostro o son solo aptos para tonos de piel muy claros hace que muchas personas ni siquiera se interesen por ellos. Te proponemos un reto muy sencillo: ponte una pequeña cantidad de polvos en la mano, espárcela y observa qué  pasa. Te adelantamos el resultado: no pasará absolutamente nada.

Aunque a simple vista parezcan blanquecinos, también son translúcidos, así que no alteran en absoluto el tono de tu piel. Puedes quedarte tranquila porque no van a hacerte parecer una geisha. En cualquier caso, ten en cuenta que, si aplicas demasiada cantidad, sí que podrían llegar a blanquear ligeramente por mera acumulación de producto. Ve poco a poco.

Criterios de compra

Como ya hemos mencionado a lo largo de esta guía, los polvos translúcidos han evolucionado tanto en los últimos años, y al mismo tiempo siguen siendo un producto tan poco popular, que es normal que te sientas confundida al decidirte a adquirir uno. No podemos resolver todas tus dudas, pero sí que vamos a hablarte de ciertos criterios que debes tener en cuenta:

  • Composición
  • Tipo de piel
  • Formato y presentación
  • Duración del acabado
  • Tono

Composición

Es muy importante que siempre compruebes a fondo todo lo que vayas a aplicar en tu piel. Debes leer detenidamente la etiqueta, entender qué  es cada ingrediente y comprobar si estos son adecuados o no para tu piel. Es frecuente que los polvos translúcidos basen su fórmula en el talco, pero también pueden estar fabricados a base de fécula de maíz u otros minerales.

En caso de que tu piel sea especialmente sensible, te aconsejamos que evites ciertos ingredientes que podrían producirte reacciones adversas, como perfumes. Por supuesto, si eres vegano, también puedes optar por productos que no incluyan en sus fórmulas ningún producto de origen animal y que no hayan sido probados en animales.

Tipo de piel

Otra de las primeras cuestiones que debes considerar en el momento de adquirir un producto cosmético es tu tipo de piel, dado que determinará  el tipo de polvo que tendrás que utilizar. Hay polvos translúcidos que se adaptan a todos los tipos de piel, pero también hay otros que están diseñados para tratar necesidades y características concretas.

Por ejemplo, una piel seca no debería emplear unos polvos translúcidos que prometan efectos muy duraderos, dado que es probable que terminen resecando el rostro e incluso provocando descamaciones. Tampoco es una buena idea emplear unos polvos muy satinados o que tengan propiedades hidratantes en una piel grasa de por sí porque podrían acentuar el brillo de la piel.

Formato y presentación

Como ya hemos mencionado anteriormente, es importante tener en cuenta el formato y la presentación de los polvos translúcidos. Fundamentalmente, estos pueden adquirirse en formato compacto o como polvos sueltos. Los compactos son más cubrientes y más fáciles de transportar, mientras que los sueltos ofrecen unos resultados más naturales.

Tampoco está  de más tener en cuenta los accesorios que incluyen, dado que hay muchas que presentan una pequeña almohadilla o brocha de viaje para poder retocarnos el maquillaje cuando estamos fuera de casa. Tanto el formato como los accesorios son características que debes valorar en función del uso que vayas a darles a los polvos.

Duración del acabado

No solo es importante la calidad y la perfección del acabado, sino también la duración de este. Los polvos translúcidos son un producto que, aunque puede usarse a diario, es especialmente útil cuando necesitamos estar perfectamente maquilladas durante horas ―en celebraciones, eventos o simplemente cuando queremos que el maquillaje resista un caluroso día de verano―.

Por ejemplo, si vas a tener que maquillarte para una boda y quieres estar impecable todo el día, te recomendamos que busques un producto que ofrezca un efecto de máxima duración. En caso de que tu piel sea seca, te recomendamos que únicamente lo apliques en frente, nariz y barbilla, porque, de lo contrario, podría provocarte una resequedad excesiva.

Tono

Todos los productos que hemos mencionado en este artículo son incoloros, pero también existen polvos translúcidos que tienen un toque de color. A la hora de adquirir unos polvos translúcidos con color, es fundamental que consideres tu subtono de piel ―amarillo, rosado o neutro―, puesto que, de lo contrario, podrías obtener unos resultados muy poco naturales.

Resumen

Los polvos translúcidos son un producto que, hasta hace no mucho, solo lo utilizaban maquilladores profesionales y beauty addicts. Hoy en día, su uso está más generalizado, pero todavía hay muchas mujeres que los rechazan pensando que se notarán mucho si se toman fotos o que no serán adecuados para su tono de piel.

Como has podido comprobar a lo largo de esta guía, esto no es así en lo absoluto. Los polvos translúcidos son un producto que debería ser indispensable en cualquier rutina de maquillaje, dado que mejoran notablemente tanto el aspecto como la duración de este, y además se adaptan a todos los colores de piel, ¡incluso a los más oscuros!

Y tú, ¿empleas polvos translúcidos en tu maquillaje cotidiano? Cuéntanos en los comentarios y no dudes en compartir nuestro artículo en tus redes sociales si te ha resultado interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Marctran: 127845261/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
26 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Loading...