Last updated: October 15, 2021

Podemos definirla como el proceso de identificar, analizar, evaluar y priorizar amenazas. A estos pasos se le suma la aplicación de medidas económicas y una coordinación de recursos, en pos de minimizar y controlar los eventos. Si lo pasamos a un vocabulario más simple, consiste en anticiparse a posibles problemas vinculados a los activos y poder reducir su impacto.

Aprender a gestionar los riesgos en las criptomonedas es primordial para evitar pérdidas en el mercado, dada la volatilidad de esta moneda. Incluso los más experimentados pueden perderlo todo en una operación, en caso de no aplicar una correcta gestión.




Lo más importante

  • Antes de iniciar todo tipo de inversión financiera, es fundamental contar con una estrategia de gestión de riesgos.
  • Las criptomonedas son reconocidas como una moneda muy volátil. Por eso, resulta imprescindible analizar el mercado e identificar posibles amenazas para reducir las pérdidas.
  • Una vez aplicadas las medidas de la gestión, es necesario hacer un seguimiento de su evolución y realizar un informe para tomar mejores decisiones futuras.

5 pasos imprescindibles para una correcta gestión de riesgos

Toda gestión de riesgos implica un proceso, el mismo incluye actividades de identificación, análisis, tratamiento y monitoreo de dichas amenazas.
Según los expertos, la gestión tiene un ciclo de vida que comprende ciertos pasos a seguir y te los mencionamos a continuación para que tengas más información antes de operar en el mercado.

La gestión de riesgos comprende de pasos fundamentales y la evolución de este proceso deberías estar presente en todo inversor. (Fuente: AlphaTradeZone: 5833309/ pexels)

1. Identificar los riesgos

Comprende en detectar los posibles riesgos. En este paso se busca identificar los potenciales acontecimientos que pueden aparecer y generen efectos negativos. Resulta imprescindible descubrirlos y definirlos en un formato estructurado. Las amenazas más comunes a tener en cuenta, en relación con las criptomonedas son las siguientes:

Moneda volátil No están reguladas Posibles ataques informáticos
Fluctuaciones repentinas e importantes en el precio No están reguladas por gobiernos ni por bancos centrales Pueden aparecer fallos técnicos o humanos en sus transacciones

2. Evaluar las posibles amenazas identificadas

Una vez identificados los posibles riesgos, se suele estructurar y clasificarlos según su relevancia en términos de impacto y probabilidad. Por el primer criterio se entiende como la gravedad que tendría el suceso en caso de producirse. En cuanto a la segunda variable, tiene que ver con la posibilidad de que la amenaza llegue a ocurrir.

3. Tratar los riesgos

Una vez que clasificamos los posibles riesgos, se debe tomar medidas en las amenazas más relevantes para gestionarlas lo mejor posible. En esta instancia se pueden llevar a cabo distintas decisiones:

Evitar: tomar acciones para lograr que no se produzca.

Reducir: implica minimizar la probabilidad o el impacto que puede llegar a ocurrir.

Actuar: avanzar con medidas para que el riesgo no afecte negativamente, en caso de que ocurra.

Controlar: no implica ninguna actividad. Únicamente monitorear la evolución de la situación, para tomar acciones más adelante si lo requiere.

Asumir: no se suelen tomar medidas si la amenaza no implica grandes consecuencias, ya que eso muchas veces resulta más costoso que los efectos de los riesgos identificados.

4. Seguimiento de la evolución

Hay que tener presente que los riesgos son evolutivos y siempre pueden sufrir cambios, ni hablar si nos referimos a las criptomonedas. Este paso nos permite vigilar los eventos futuros, aprender de los sucesos pasados y evitar que las amenazas vuelvan a ocurrir.

Las criptomonedas sufren fluctuaciones repentinas en su precio. La gestión de riesgos es fundamental para minimizar amenazas y su impacto negativo. (Fuente: lightfieldstudios: 111391284/ pexels)

5. Hacer un informe de la gestión

Para asegurarnos que la gestión implementada tenga buenos resultados y haya valido la pena, es necesario generar un informe. En este reporte, se manifiesta el cumplimiento y las acciones del proceso. Para llevarlo a cabo, requiere de una recopilación y análisis de datos. Esta instancia es de gran ayuda, ya que contribuye a una mejor orientación en las futuras decisiones.

Conclusión

Como ya sabemos, las criptomonedas cada vez pisan más fuerte en lo referido al mundo de las inversiones. Según los expertos, antes de invertir se recomienda crear una estrategia de gestión de riesgos. A pesar de que las amenazas en el mercado financiero siempre van a existir, la idea es lograr el menor impacto posible de la manera más eficiente.

En resumen, se trata de identificar, evaluar, supervisar y generar reportes sobre las posibles amenazas del mercado para estar respaldados por una estrategia. El proceso tiene como fin detectar los riesgos para estructurar y clasificarlos según su relevancia para tomar acciones en el momento correcto.

(Fuente de la imagen destacada: peshkov: 128642936/ 123rf)

Reviews