Equipo de trabajo
Last updated: July 30, 2021

Las razones de liquidez forman parte de una serie de ratios que existen en el mundo de las finanzas para evaluar el comportamiento y estado de una empresa a lo largo del tiempo. Estos indicadores son los denominados como “razones financieras”.

Es a través de ellos que las empresas recaban información antes de adentrarse en inversiones, nuevos proyectos o simplemente para realizar evaluaciones de rendimiento y mejora. ¿Quieres saber más sobre este dato tan importante? ¡Sigue leyendo!




Lo más importante

  • Las razones de liquidez son una clase importante de indicadores financieros que se utilizan para determinar la capacidad de un deudor para pagar sus obligaciones de deuda actuales sin obtener capital externo.
  • Existen dentro de las razones de liquidez indicadores que permitirán reconocer si una empresa es “líquida o no”. Los más comunes son la razón o ratio ácido, el ratio circulante o corriente y los de razón de efectivo.
  • Muchas veces se tiende a confundir los conceptos de solvencia y liquidez, pero representan dos cosas diferentes. Las razones de liquidez determinan la capacidad de una empresa para cubrir las obligaciones a corto plazo y los flujos de caja. Sin embargo, los ratios de solvencia se refieren a la capacidad a más largo plazo para pagar las deudas en curso.

Lo que debes saber sobre las razones de liquidez

Las razones de liquidez tienen un objetivo muy importante. Es a través de ellos que las empresas pueden identificar si se encuentran en algún estado de emergencia financiera o no. Esto se debe a que, básicamente, un buen nivel de liquidez implica que una empresa puede hacer frente a sus obligaciones de pago.

Analizando las razones liquidez

Hay que saber identificar bien cada componente a la hora de calcular las razones de liquidez, cada cálculo requiere elementos distintos. (Fuente: Adeolu Eletu: unRkg2jH1j0/ unsplash.com)

¿Qué es la liquidez?

La liquidez se refiere a la seguridad financiera que debe poseer cualquier entidad para poder cubrir los compromisos y deudas que tenga con terceros. Además, dichos compromisos deben cumplirse en el tiempo pactado en un inicio. Por lo tanto, refleja la capacidad que tiene una empresa para llevar a cabo el pago de sus obligaciones financieras a corto plazo según estas se van dando (1).

Es decir, la liquidez es la facilidad con la que un activo de una entidad puede convertirse en dinero en efectivo. En términos económicos, la liquidez representa la cualidad de los activos para ser convertidos en dinero efectivo de forma inmediata. De esta manera, cuanto más fácil y rápido sea convertir un activo en dinero, se dice que es más líquido. Algunos ejemplos de activos líquidos serían los siguientes:

  • Efectivo (siendo este el más líquido de todos los activos posibles).
  • Acciones cotizadas en bolsa y mercados financieros.
  • Activos de renta fija que sean negociables y coticen en los mercados financieros.
  • Fondos de inversión.
  • Depósitos a plazo.
  • Cuentas a cobrar de clientes.
  • Inventarios de una empresa.

¿Cuáles son los principales elementos a tener en cuenta para calcular las razones de liquidez?

Antes de adentrarse en los cálculos, es importante conocer los elementos con los que se trabaja. Cuando se trata de razones de liquidez, existen dos conceptos que hay que dominar a la perfección.

  • El activo corriente, que es aquel que mayor liquidez le puede dar a una empresa. Es decir, se puede transformar en dinero fácilmente.
  • Por el contrario, el pasivo corriente son las deudas u obligaciones a corto plazo.

 Activo corriente

Como ya dijimos, es aquel que puede convertirse en líquido con mayor rapidez. El activo corriente es la sumatoria del valor de todos los activos que utiliza una empresa para pagar sus obligaciones en 12 meses o inferior. Se puede dividir de la siguiente forma:

  • Disponible: Es el dinero que se dispone en efectivo, cajas chicas, bancos, inversiones y depósitos a corto plazo.
  • Exigible: Derecho de la empresa a corto plazo para cobrar a sus deudores. Son cuentas, documentos y efectos por cobrar generados por el financiamiento o crédito que ofrece a sus clientes, empresas vinculadas y empleados o accionistas. También son intereses y arrendamientos por cobrar, así como tributos por compensar o crédito fiscal a favor de la empresa.
  • Realizable: Es el activo corriente de menor liquidez, ya que para convertirse en dinero debe realizarse o venderse. Se trata del stock, inventarios y mercancía destinada a la venta, inversiones a corto plazo, cultivos y activos para la venta. También se incluyen aquí otros activos no financieros que no serán liquidados en efectivo, tales como anticipos y reclamos a proveedores, seguros o intereses prepagados.

Pasivo corriente

Es la sumatoria de todas las deudas que debe pagar una empresa en menos de un año. Este se encuentra en constante movimiento dentro de la empresa, ya sea en sus actividades financieras o compromisos. Puede integrarse por los siguientes elementos:

  • Deudas a corto plazo: Son aquellas que se obtienen a partir de terceros, ya sea mediante préstamos u otro tipo de débito.
  • Deudas con empresas a corto plazo: Cuando se obtienen compromisos financieros con empresas asociadas.
  • Acreedores comerciales: Son los compromisos que adquiere la empresa con las personas que proveen a la misma, ya sea con materia prima u otros servicios.
  • Provisiones a corto plazo: Son aquellos pagos de contratos, impuestos, transacciones y otros movimientos que deben ser cancelados en un periodo menor a un año.

Crisis en empresas

Incluso las empresas "sanas" pueden tener inconvenientes con sus ratios de liquidez. Por lo tanto, hay que controlarlos eventualmente. (Fuente: Markus Winkler: TRcaFMV5vk / unsplash.com)

¿Qué indicadores existen para calcular las razones de liquidez?

La liquidez de las empresas, indiscutiblemente necesaria para su funcionamiento eficiente, constituye uno de los criterios que permite reconocer la salud financiera a clientes, proveedores, bancos y dueños.

Por supuesto, está muy bien que se piense en empresas rentables. Sin embargo, si esta rentabilidad no viene acompañada por la posibilidad de enfrentar las deudas en la medida que vencen, la empresa podría afrontar una crisis. Como nadie quiere que su proyecto fracase, existen una serie de cálculos recurrentes para definir si una empresa cuenta con la liquidez suficiente. Te explicamos los más comunes.

Razón de liquidez, circulante o corriente

Este es el más sencillo y fácil de calcular e interpretar. Este coeficiente mide la capacidad de una empresa para pagar sus pasivos corrientes (en el plazo de un año) con el total de sus activos corrientes, como el efectivo y las cuentas por cobrar. Este cálculo es, si bien el más sencillo, el menos preciso, ya que tiene en consideración absolutamente todos los activos y, en estos, no todos tienen la misma liquidez.

Razón de liquidez circulante = Activo corriente / Pasivo corriente

Tanto el valor del activo como del pasivo circulante o corriente se encuentran generalmente en el balance financiero de la empresa. Se busca que la relación como mínimo sea de 1:1, lo que significa que, por cada euro que tiene la empresa, debe un euro.

Lo ideal siempre será que el resultado sea mayor a 1, ya que esto demuestra que la empresa cuenta con una buena cantidad de recursos a corto plazo. En cambio, si es inferior a uno significa que debe hacer ajustes.

Capital de trabajo

Esto hace referencia a los recursos con los que la empresa cuenta para trabajar, lo que implica la compra de materias primas, pago de salarios, pago de obligaciones, etc. Podríamos definirlo como lo que le queda a la empresa después de saldar sus deudas inmediatas, el dinero del que dispone para poder operar diariamente (2).

Capital de trabajo = Activo corriente - Pasivo corriente

La capacidad que tenga la empresa de generar efectivo con una menor inversión, o una menor utilización de activos, tiene gran efecto en el capital de trabajo. Es el flujo de caja generado por la empresa el que genera los recursos para operar la empresa, para reponer los activos, para pagar la deuda y para distribuir utilidades a los socios.

Prueba ácida o razón rápida

Se trata de un indicador más preciso, ya que en él se descartan del total del activo corriente las cuentas que no son realizables de manera fácil. Proporciona una medida más exigente de la capacidad de pago a corto plazo de una empresa.

Razón prueba ácida: (Activos corrientes – Inventarios) ÷ Pasivos corrientes

La prueba ácida excluye los inventarios, por lo que solo se tiene en cuenta la cartera, el efectivo y algunas inversiones. La razón por la que se excluyen los inventarios es porque se supone que la empresa no debe estar supeditada a la venta de sus inventarios para poder pagar sus deudas.

Razón de efectivo

El coeficiente de caja lleva las razones de liquidez aún más lejos. Este ratio sólo tiene en cuenta los activos más líquidos de una empresa: el efectivo y los valores negociables. Son los activos de los que la empresa puede disponer más fácilmente para pagar sus obligaciones a corto plazo. Es decir, por cada unidad monetaria de pasivo corriente, cuántas unidades monetarias en efectivo se encuentran disponibles.

Razón de efectivo = (Efectivo + Valores negociables) / Pasivo corriente

Para que puedas comprender mejor este cálculo, te explicamos qué son exactamente cada una de sus partes:

  • Efectivo: Es el líquido de la empresa: el dinero.
  • Valores negociables: Son los bienes y derechos que se pueden convertir en dinero con mucha rapidez: los clientes y deudores a corto plazo y las inversiones financieras a corto plazo también.
  • Pasivo corriente: Son las deudas y obligaciones que vencen a corto plazo.

Se excluyen, por ejemplo, las cuentas por cobrar a clientes en largo plazo y los inventarios. Para convertir dichos ítems en efectivo se requiere tiempo para efectuar el cobro o para conseguir un comprador en el mercado.

Solidez financiera

El ratio de solvencia indica cuántos euros tiene una empresa, entre bienes y derechos. Es decir, por cada euro que tiene de deuda. Por ejemplo, si la razón de solvencia es de 2,0, quiere decir que la entidad cuenta en su activo con 2,00 euros por cada euro que tiene de deuda.

Razón de solidez financiera = Activo total / Pasivo total

Para comprender esta medida, veamos los siguientes términos:

  • El activo total: El conjunto de bienes y derechos (lo que la empresa tiene)
  • El pasivo total: Las deudas y obligaciones (lo que la empresa debe)

Este ratio, junto con el de prueba ácida, ponen de manifiesto la capacidad de la empresa para hacer frente a sus deudas. Sin embargo, la diferencia es que la razón de solidez financiera compara el total de los bienes con el total de las deudas, mientras que la razón rápida sólo contempla los niveles de solvencia más inmediatos. Es decir, hace referencia a la relación entre los bienes más líquidos de la empresa con respecto a las deudas a corto plazo.

¿Cuál es la importancia de las razones de liquidez?

Las razones de liquidez pueden utilizarse para cálculos internos a las compañías o externos a las mismas.

Análisis interno Análisis externo
Implica la presentación de informes de varios períodos contables utilizando los mismos métodos etapa tras etapa. Con esto, el encargado de analizar puede hacer un seguimiento de los cambios en el negocio, comparando los períodos anteriores y las actividades actuales. Una razón de liquidez elevada suele demostrar que una empresa tiene más liquidez y una mayor cobertura de la deuda. Requiere la comparación de los ratios de liquidez entre una empresa y otra o el conjunto del sector. Esta información es útil para comparar el posicionamiento estratégico de la empresa respecto a sus competidores a la hora de establecer criterios. También hay que tener en cuenta el tipo de empresas a comparar, ya que cada compañía tiene sus cuestiones. No sería correcto utilizar las razones de liquidez para comparar una empresa de alimentos y una de técnologia. O una empresa con base en Alemania y otra en Colombia. Siempre se debe tener en cuenta el rubro, la ubicación, el tamaño, etc.

Determinar la capacidad de cubrir las obligaciones a corto plazo

Las razones de liquidez son importantes para los inversores y los acreedores. Estos coeficientes les sirven para determinar si una empresa puede cubrir sus obligaciones a corto plazo, y en qué grado.

Si bien un resultado de liquidez igual a 1 es mejor que un ratio inferior a 1, no es lo ideal. A los acreedores e inversores les gusta ver razones de liquidez más altas, como 2 o 3, por ejemplo. Cuanto más alto sea el ratio, más probable es que una empresa pueda pagar sus facturas a corto plazo.

Determinar la solvencia

Conocer las razones de liquidez puede ayudar a las empresas a la hora de conseguir un crédito o cerrar acuerdos. Los bancos, por ejemplo, quieren estar seguros de que la empresa a la que prestan tiene la capacidad de devolver el dinero. Cualquier indicio de inestabilidad financiera puede descalificar a una empresa para obtener un préstamo.

Para que una empresa sea solvente debe estar dispuesta a liquidar los pasivos contraídos al vencimiento de los mismos. Además, debe demostrar su capacidad para mantener una trayectoria normal que le permita manejar un entorno financiero adecuado en el futuro (3).

Determinar el valor de una inversión

Una empresa financieramente sana es una gran oportunidad para aquellos inversionistas de grandes capitales en el mercado. Sin embargo, los inversores analizarán dicha compañía utilizando las razones de liquidez. De esta manera, se aseguran que la entidad merece su inversión. Como ya dijimos, una empresa debe ser capaz de pagar sus facturas a corto plazo con cierto margen de maniobra, es decir, con razones de liquidez mayores a 1.

Tampoco es correcto pensar que “más es mejor”. Por ejemplo, una empresa que presenta un coeficiente muy superior a 1, como 7,3, puede indicar que la entidad cuenta con un exceso de activos líquidos que podría ser aprovechado y no lo está haciendo.

Debe existir un equilibrio entre la posibilidad de cubrir los saldos por pagar y la asignación de capital en nuevas acciones para aumentar el valor de la empresa para los accionistas.

Así, con las razones de liquidez las empresas pueden conocer su capital y evaluar si invertir en otras iniciativas que puedan obtener un mayor rendimiento, y no simplemente almacenar el efectivo en el banco para que este siga ganando con su interés.

Ejemplos de uso de las razones de liquidez

Existen varios indicadores que pueden demostrar la liquidez de una empresa. Entre todos estos, hay que saber interpretar sus elementos para llegar a un resultado óptimo y, así, encontrar las fortalezas y debilidades de una entidad. En este caso, te dejamos un video que demuestra un ejemplo de cálculo con datos de una compañía completa.

¿Qué ocurre si las razones de liquidez demuestran que una empresa no tiene liquidez?

La liquidez puede llevar consigo diversas consecuencias, como limitaciones en la capacidad de pago de deudas y en el proceso de toma de decisiones financieras eficientes. Otros ejemplos son la disminución del nivel de actividades operativas y la venta forzada de activos necesarios para el proceso productivo.

Como consecuencia, se puede producir una disminución en la rentabilidad, el no aprovechamiento de oportunidades de expansión, descontrol en las operaciones, inversiones e incluso la quiebra de la compañía.

Un ejemplo de crisis de liquidez de gran alcance de la historia reciente es la crisis crediticia mundial de 2007-09 (4). En ella, muchas empresas se encontraron con la imposibilidad de conseguir financiación a corto plazo para pagar sus obligaciones inmediatas.

Echar un vistazo a las razones de liquidez es incluso importante para aquellas empresas que pueden considerarse “sanas”. En toda entidad pueden surgir circunstancias que dificulten el cumplimiento de las obligaciones a corto plazo, como el reembolso de sus préstamos y el pago a sus empleados o proveedores.

Crisis de liquidez

Una crisis de liquidez se da cuando múltiples empresas se encuentran en simultáneo en una situación financiera caracterizada por la falta de efectivo o activos fácilmente convertibles en dinero. Es así como cómo los problemas desencadenan en un aumento agudo de la demanda y una disminución de la oferta de liquidez en las distintas instituciones.

Esto puede provocar impagos y la posible quiebra de muchas compañías al mismo tiempo, lo cual puede tener como consecuencia un derrumbe en la economía. Existen etapas por las que una empresa atraviesa que determinan un a crisis de liquidez:

  • La primera: Una pérdida que actúa como evento desencadenante (5).
  • La segunda: Se genera una necesidad de liquidar posiciones para cumplir con los requisitos de margen de los acreedores (5).
  • La tercera: Una nueva caída del valor de los activos del fondo a medida que el mercado reacciona a los intentos del fondo de vender en una cantidad demasiado grande o demasiado rápida para que la liquidez del mercado lo soporte. La caída de los precios provocada por la necesidad de liquidar precipita un nuevo descenso del valor de mercado del fondo y conduce, a su vez, a una nueva liquidación por motivos de márgenes o reembolsos (5).

Si no se puede encontrar nueva financiación, la empresa puede verse obligada a liquidar sus activos de forma forzosa. Y si con esto sigue incumpliendo sus obligaciones, finalmente quebrará.

Diferencia entre los ratios de solvencia y las razones de liquidez

Los conceptos de razones de liquidez y solvencia suelen generar confusión. La solvencia se refleja en la tenencia de cantidades de bienes que una empresa dispone para saldar sus deudas.

Sin embargo, si para esa empresa no es fácil convertir esos bienes en efectivo para realizar sus cancelaciones, entonces no existe liquidez. Por lo tanto, es importante destacar que una empresa con liquidez es solvente, pero no siempre una empresa solvente posee liquidez (2).

Liquidez Solvencia
Consiste en tener el efectivo necesario en el momento oportuno que permita hacer el pago de los compromisos anteriormente contraídos Implica contar con los bienes y recursos suficientes para respaldar los adeudos que se tengan contraídos, aun cuando estos bienes sean diferentes al efectivo.

Conclusión

Las razones de liquidez forman parte de los elementos a tener en cuenta para identificar la salud financiera de una empresa. Siempre es bueno vigilar que no se gaste más de lo que se genera, pero también se debe tener presente que los activos generados no estén en reposo, pudiendo convertirse en nuevas fuentes de ingreso o mejoras para la empresa.

Por suerte, todo esto es deducible gracias a las razones de liquidez. Si tu empresa es pequeña, puedes dedicarle tú mismo tiempo a estas cuestiones. No obstante, si se trata de empresas muy grandes, recomendamos que obtengas la ayuda de profesionales en el campo para no cometer errores que podrían costarte mucho dinero.

(Fuente de la imagen destacada: Krakenimages: 376KN_ISplE/ unsplash.com)

References (5)

1. Aplicación de las razones financieras de actividad en una organización: gestión y repercusiones en la liquidez. (Examen Complexivo). Universidad Técnica de Machala, Machala, Ecuador. Sanjines Dominguez, X.B. (2019)
Source

2. García ID. Evolución de la teoría sobre el análisis y gestión de la liquidez empresarial. COFINHABANA. 2015
Source

3. NAVA ROSILLON, Marbelis Alejandra. Financial Analysis: A Key Technique for Efficient Financial Management. Revista Venezolana de Gerencia [online]. 2009
Source

4. William A. Allen & Dr Richhild Moessner, 2011. "The International Liquidity Crisis of 2008–2009," World Economics, World Economics, 1 Ivory Square, Plantation Wharf, London, United Kingdom
Source

5. Andrew W. Lo. (2001) Risk Management for Hedge Funds: Introduction and Overview. Financial Analysts Journal
Source

Investigación universitaria
Aplicación de las razones financieras de actividad en una organización: gestión y repercusiones en la liquidez. (Examen Complexivo). Universidad Técnica de Machala, Machala, Ecuador. Sanjines Dominguez, X.B. (2019)
Go to source
Publicación de economía y finanzas
García ID. Evolución de la teoría sobre el análisis y gestión de la liquidez empresarial. COFINHABANA. 2015
Go to source
Publicación de economía y finanzas
NAVA ROSILLON, Marbelis Alejandra. Financial Analysis: A Key Technique for Efficient Financial Management. Revista Venezolana de Gerencia [online]. 2009
Go to source
Estudio científico
William A. Allen & Dr Richhild Moessner, 2011. "The International Liquidity Crisis of 2008–2009," World Economics, World Economics, 1 Ivory Square, Plantation Wharf, London, United Kingdom
Go to source
Publicación de economía y finanzas
Andrew W. Lo. (2001) Risk Management for Hedge Funds: Introduction and Overview. Financial Analysts Journal
Go to source
Reviews