remaches
Publicado: junio 2, 2020

Nuestro método

17Productos analizados

27Horas invertidas

8Artículos evaluados

85Opiniones de usuarios

Desde el avión que te lleva de vacaciones, hasta la hebilla de tu cinturón, pasando por la placa base de tu ordenador, todo está unido mediante remaches. Las remachadoras son herramientas muy prácticas y económicas que resultan tremendamente útiles en una gran variedad de labores, desde la mecánica a la fabricación de calzado y complementos.

Por supuesto, no será igual una remachadora para las planchas de un avión que la empleada para unir las tiras de un bolso. En el mercado encontrarás equipos manuales, compactos, hidráulicos y eléctricos. En este artículo queremos explicarte todo lo necesario para que escojas la mejor remachadora del mercado y disfrutes de ella.




Lo más importante

  • Las remachadoras son herramientas muy sencillas de utilizar. El remachado es la forma más antigua de unión de materiales que conoce el hombre y se lleva utilizando desde siempre. Estas herramientas funcionan aplicando presión sobre un remache que se abre y une dos piezas.
  • Los remaches suelen estar fabricados en algún tipo de metal. Por lo general, aluminio o aleaciones de acero. Los remaches más fuertes son de aceros tratados para resistir altas presiones. Estos son utilizados en vehículos expuestos a presiones atmosféricas altas.
  • En el mercado encontrarás remachadoras manuales sencillas, ligeras y económicas que podrás utilizar tanto en tu taller como en casa. También neumáticas y eléctricas, recomendadas para trabajos de presión y para unión de materiales duros y, por último, remachadoras industriales. Estas pueden llegar a pesar más de 100 kg y suelen estar sujetas a una columna.

Las mejores remachadoras del mercado: nuestras recomendaciones

Si quieres fijar remaches, unir piezas, ahorrar tiempo y agilizar las tareas de carpintería y mecánica, entonces necesitas una remachadora. Escoger el modelo que necesitas puede resultar complicado, sobre todo si nunca has tenido una. Para ayudarte a elegir, analizamos, comparamos y seleccionamos las mejores remachadoras del mercado actual.

La remachadora favorita de los usuarios online

Esta remachadora manual de 13 pulgadas es ideal para trabajar en áreas difíciles de alcanzar. Es una herramienta un 40 % más compacta que las estándares y, al mismo tiempo, es más potente. Esto se debe a que cuenta con un diseño patentado que aumenta dicha potencia y que, además, reduce los golpes que produce la operación.

Este modelo se puede usar con remaches POP de acero, aluminio, acero inoxidable o cobre, de 1/8" (pulgadas), 5/32", 3/16", 3/32" y 1/4".

La mejor remachadora neumática

Esta remachadora está diseñada para aplicaciones industriales en las que se usan remaches desde 3/32" a 1/4". Para realizar su función, cuenta con un sistema neumático que influye positivamente en la velocidad de la operación y, de esta forma, en el aumento de la productividad.

Así pues, es la herramienta ideal para fábricas que requieren de una alta velocidad de producción. Proporciona de 2 400 a 2 600 libras de fuerza de tracción para fijar los remaches. Además, también remacha tuercas de acero inoxidable de 1/4".

La mejor remachadora para el hogar

Esta remachadora está hecha de acero al carbono con un tratamiento térmico que la hace más resistente y duradera que las convencionales. Incluye cinco boquillas con los tamaños más populares (3/32" 1/8" 5/32" 3/16" y 1/4"), que además son fáciles y rápidas de intercambiar.

La herramienta mide 10 pulgadas y está diseñada con un mango ergonómico curvo y antideslizante. Requerirás de poca fuerza de acción para conseguir tu objetivo y te resultará muy cómoda de usar. Es el modelo ideal para el hogar.

La mejor remachadora por su fácil uso

Usar esta remachadora es tan fácil que podrás realizar todas las operaciones requeridas con una sola mano. De hecho, las boquillas, que vienen en cuatro tamaños diferentes (3/32", 1/8", 5/32" y 3/19"), se pueden intercambiar sin necesidad de utilizar herramientas extras.

El cuerpo de este modelo está fabricado con una aleación de aluminio de alta calidad y el mango está hecho de acero al carbono. Te va a durar muchos años. Adicionalmente, se puede usar con remaches de aluminio, acero y acero inoxidable.

La mejor remachadora de tuercas

Esta es una remachadora de 14 pulgadas que se destaca por tener un brazo largo y ergonómico que se adapta cómodamente a la palma de tu mano. Además de la boquilla que trae puesta, incluye otras seis intercambiables y 60 tuercas de remache. Son 10 tuercas para cada tamaño de boquilla (M6, M8, M10, 1/4", 5/16" y 3/8").

Adicionalmente, todas las piezas vienen empacadas en un estuche resistente y compacto que facilita su almacenamiento y portabilidad.

Guía de compra: Lo que debes saber de las remachadoras

Si estás decidido a comprar una remachadora, antes de hacerlo deberías poder comparar las diferentes opciones disponibles en el mercado y, más allá de esto, conocer la herramienta. Para ayudarte en este proceso, elaboramos una completa guía de compra con las preguntas más habituales sobre las remachadoras.

hombre remachando

En el mercado encontrarás remachadoras manuales sencillas, ligeras y económicas que podrás utilizar tanto en tu taller como en casa. (Fuente: Dmitriy Shironosov: 67859210/ 123rf.com)

¿Qué es una remachadora?

La remachadora es una herramienta que se suele utilizar mucho por su versatilidad. Tiene un diseño parecido al de una pinza, pero varía en el tamaño, ya que es más grande. La función de las remachadoras es unir dos piezas del mismo o distinto material. Dependiendo del tipo de remache usado, la herramienta puede variar.

Existen diferentes tipos de remachadoras, desde las manuales compactas, hasta las remachadoras industriales. Algunas de estas herramientas, especialmente las neumáticas, pueden llegar a pesar más de 100 kg.

Estos equipos son utilizados para remachar planchas muy duras, por ejemplo, para el fuselaje de aviones, barcos o trasatlánticos.

¿Cómo funciona una remachadora?

Las remachadoras manuales funcionan mediante presión. Normalmente, disponen de boquillas con diferentes medidas para los distintos tipos de remaches que existen. Se coloca el remache en la boquilla del tamaño adecuado y se ejerce presión las manillas hasta que el final del vástago sea más largo y se desprenda por sí mismo.

Las remachadoras neumáticas funcionan con aire comprimido. Estas herramientas emplean el aire de un compresor y, con solo apretar el gatillo, lanzan el remache con fuerza. Este tipo de equipo es utilizado, sobre todo, para trabajos que requieren mucha presión, por ejemplo, para remachar planchas de metal o de acero.

herramientas

Los remaches o roblones son elementos de fijación que se emplean para unir de forma permanente dos o más piezas. (Fuente: Pawelproc: 105532922/ 123rf.com)

¿Cuántos tipos de remachadoras hay en el mercado?

Las remachadoras suelen variar según la función que desempeñan. Ya sabes que puedes encontrar remachadoras manuales y neumáticas. Sin embargo, en el mercado encontrarás otros modelos con algunas características propias que deberías conocer antes de escoger la mejor herramienta para tu casa o negocio.

Tipo de remachadora Características
Remachadora de mano La más habitual. Más económica. Dispone de boquillas para diferentes tamaños. Conocida como remachadora pop.
Remachadora de acordeón De funcionamiento manual. Solo se usa con remaches cortos: 2.4, 3.2, 4.0, 4.8, 5 y 6 mm. Suelen ser más adecuadas para trabajos profesionales.
Remachadoras de pinza C Diferentes tamaños según su función. Se acciona por pedal y trabaja junto a una bomba oleoneumática. Disponen de diferentes buterolas según la función a desempeñar. Las buterolas se utilizan para extraer remaches. Permite perforar chapa de aluminio.
Remachadora T-Columna Pesa más de 100 kg. Accionada mediante pedal neumático. Funcionan con aire comprimido. Disponen de válvulas para regular el caudal de aire y la presión.
Remachadora de bancada Muy parecida a la de T-Columna. Pesa 60 kg. Cuenta con punción intercambiable.

¿Qué tipos de remachadoras neumáticas existen?

Estas herramientas son perfectas para trabajos profesionales que requieren velocidad de producción. Habitualmente, se emplean remaches más duros que serían prácticamente imposibles de remachar a mano.

A continuación, te detallamos los diferentes tipos de remachadoras neumáticas y algunas de sus características:

Uso Características Tipos
Neumáticas manuales

Operan de forma sencilla
Ligeras y compactas
Con vaso recogedor
Succión de vástagos
Contador de ciclos
Boquillas intercambiables
Más eficientes, pues utilizan menos aire

Para insertos roscados

Neumática de impacto

De banco o de pie

Mayor tamaño
Peso a partir de los 60 kg
Uso industrial
No son portátiles
Quedan sujetas a un banco o una columna

Deformación radial de metal

Deformación radial doble de metal

Insertos hexagonales roscados

¿Qué usos tiene una remachadora?

La remachadora se emplea sobre todo en talleres de carpintería y mecánica. Su uso principal es unir dos o más piezas que van a quedar fijas (a este proceso se le llama remachar). Así, mientras que el remache es el elemento que fija las piezas, la remachadora cumple el papel de ser la cabeza del remache y de ejercer la presión que se necesita para que las piezas queden unidas.

Asimismo, las remachadoras se utilizan en aeronáutica, fabricación de automóviles, fabricación de piezas para computadoras, talleres mecánicos, carpintería y todo tipo de profesiones relacionadas con la construcción. Los tamaños y materiales de los remaches varían según el tamaño y material de las piezas a unir.

¿Qué son los remaches?

Los remaches o roblones son elementos de fijación que se emplean para unir de forma permanente dos o más piezas. Consisten en un tubo cilíndrico llamado vástago y que disponen de una cabeza. Las cabezas tienen un diámetro algo mayor que el resto del cuerpo del remache y que la perforación donde se va a introducir este remache.

El remache es uno de los métodos de unión más antiguos que existe. Hoy en día, su importancia como técnica de montaje es más relevante que nunca. Esto se debe, en parte, al desarrollo de técnicas de automatización que consiguen hacer más económico el proceso de unión.


¿Qué tipos de remaches existen?

Como te comentábamos, cada remache responde a un tipo de unión en concreto. Estos son los que existen:

  • Remaches de compresión: los más comunes. Formados por un vástago y una cabeza que se aplana y une ambas partes.
  • Remaches ciegos: pueden ser con boquilla de estiramiento, con pasador guiado, roscados o expandidos químicamente.
  • Remaches de golpe: este tipo de remache emplea un martillo para su instalación.

¿Cuáles son las recomendaciones para el uso de remachadoras?

Debes tener en cuenta que, al momento de unir dos superficies, debes tener los remaches adecuados. Para saber cual es el correcto, es fundamental tener en cuenta el grosor de ambas superficies para así determinar el largo del remache a utilizar. También es importante el diámetro de la perforación por donde pasará el remache, así como los materiales a unir.

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones básicas sobre el uso de las remachadoras:

  • La resistencia alcanzable con un remache es inferior a la que se puede conseguir con un tornillo.
  • La unión con remaches no es desmontable, lo que acaba por dificultar su mantenimiento. Más allá de esto, retirar el remache es sencillo, aunque requiere el uso de un taladro con un diámetro igual al del remache.
  • Una vez retirados, los remaches no pueden volver a utilizarse.
  • Los remaches no son adecuados para unir piezas de gran espesor.

Criterios de compra

Las remachadoras son una de esas herramientas que no puede faltar en la caja de herramientas de cualquier hogar. También deberían estar presentes en cualquier taller, ya sea mecánico, de fontanería o de electricidad. Con el fin de escoger la mejor remachadora del mercado, seleccionamos algunos criterios de compra en los que debes fijarte:

Mecanismo de funcionamiento

Es importante que consideres el mecanismo de funcionamiento a la hora de escoger una remachadora. En el mercado puedes encontrar tres tipos básicos: manuales, eléctricas y neumáticas. Cada tipo tiene sus ventajas y desventajas y serán conveniente de acuerdo a las necesidades y usos que le vayas a dar.

En este sentido, las remachadoras manuales son más utilizadas para trabajos de bricolaje y arreglos domésticos. Tienen una gran variedad de aplicaciones, pero necesitan fuerza manual para usarse. Las neumáticas y eléctricas son más utilizadas en ámbitos profesionales e industriales, ya que ejercen mayor presión.

Peso

El peso es un factor fundamental a la hora de seleccionar el modelo y diseño de tu remachadora, ya que de él dependerá el hecho de cansarte más o menos durante su uso. Este lo condiciona en gran medida el tipo de funcionamiento. Las manuales, por ejemplo, suelen pesar mucho menos, ya que requieren mayor esfuerzo.

Las eléctricas, y sobre todo las neumáticas, son herramientas muy pesadas, pues su funcionamiento es automático. Algunos modelos de remachadoras neumáticas pueden llegar a pesar 100 kg.

¿Sabías que las remachadoras de uso doméstico, no suelen superar los 900 gramos y las eléctricas no deberían pesar más de 5 kg?

Ergonomía

Al tratarse de herramientas de trabajo para un taller, hogar o carpintería, es importante que la remachadora sea de buena calidad y económica. Pero también es importante que disponga de un diseño ergonómico que facilite su manejo continuo. Las remachadoras antiguas eran pesadas y molestas, y acababan dañando las manos y los brazos por el uso.

Los modelos más modernos disponen de mangos o asas de sujeción. La mayoría están fabricadas en metales ligeros y tiene el mango recubierto de algún tipo de plástico o goma antideslizante y cómodo al agarre. De esta forma se evita que los brazos o las manos sufran por el cansancio durante el trabajo.

Materiales de fabricación

Si quieres saber cuánto cuesta una remachadora, deberás preguntarte qué materiales usaron los fabricantes en su construcción. De acuerdo a ellos, podrás hacerte una idea del valor de la herramienta. Considera que cuánto mejores sean esos materiales, más cara será la remachadora. En este sentido, encontrarás herramientas para todos los bolsillos.

En el caso de las remachadoras manuales, busca que estén fabricadas con metales que combinen el acero con algún tipo de revestimiento para los mangos que mejore el agarre. Las remachadoras neumáticas y eléctricas se suelen fabricar con metal y plástico de alto nivel de resistencia para que resulten más atractivas y funcionales.

Accesorios

Los usuarios y expertos recomiendan que analices si el modelo que has seleccionado incluye accesorios. Lo más recomendable es que elijas un modelo con el mayor número de piezas por el menor precio y, de esta forma, adquirir todos los complementos sin tener que hacer gastos adicionales en el primer uso.

De este modo, hay algunas remachadoras que incorporan un completo maletín con accesorios. La mayoría posee boquillas intercambiables. Otras disponen de varios paquetes de remaches de diferentes medidas y grosores. El maletín, aunque no lo parezca, es un accesorio muy útil, pues te permite mantener la herramienta a cuidada y ordenada.

Resumen

Como vimos, las remachadoras son herramientas fundamentales en cualquier taller y, si eres un aficionado al bricolaje, tampoco podrán faltar en tu caja de herramientas. Si buscas un método para unir dos piezas de metal, el remache es el más indicado, ya que es económico, rápido y muy duradero.

En el mercado encontrarás nuevos modelos de remachadoras. Las hay de muchos tipos, con funcionalidades y diseños muy diferentes. Cada una está pensada para un uso concreto. Antes de escoger la remachadora perfecta para ti, piensa en tus necesidades, en el espacio del que dispones y en el uso que tienes pensado darle.

Si te gustó el artículo, deja un comentario o comparte con tus amigos y familiares para que ellos también encuentren la mejor remachadora del mercado.

(Fuente de la imagen destacada: Cuchina: 90995935/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Evaluaciones