Slackline
Última actualización: abril 9, 2020

Nuestro método

21Productos analizados

18Horas invertidas

7Artículos evaluados

87Opiniones de usuarios

Con la llegada del buen tiempo apetece salir a la calle a disfrutar del aire libre. Si además quieres ponerte en forma y mejorar tu equilibrio y coordinación, el slackline es tu deporte. Tan sólo debes enganchar una cinta de unos 2 pulgadas de anchura a dos árboles u otros dos puntos de anclaje y, ¡a practicar!

Según tu grado de experiencia deberás hacerte con un kit de slackline que te permitirá desde dar simplemente unos pasos hasta hacer yoga e incluso acrobacias. Los kits básicos incluyen todo el material necesario para empezar a practicar este deporte y están formados principalmente por una cinta robusta y resistente, también llamada slack, y una carraca o ratchet para tensar.




Lo más importante

  • El slackline o cuerda floja es un deporte de equilibrio que consiste en andar o hacer acrobacias sobre una cinta elástica atada a dos árboles o puntos de anclaje fijos.
  • Favorece nuestro tono muscular, ya que se trabaja todo el cuerpo, el equilibrio y la coordinación. Pueden practicarlo niños y adultos. Los menores de 12 años necesitarán la supervisión adecuada.
  • A la hora de elegir un kit slackline es necesario valorar, entre otras cosas, la variante del deporte que se va a practicar, el nivel del usuario y las características de la cuerda.

Los mejores slacklines del mercado: nuestros favoritos

En MONEDEROSMART hemos preparado una lista de los kits de slackline más populares del mercado. Los hay tanto para principiantes como para un nivel más avanzado. Sin embargo, no dejes de fijarte en las características de cada uno para que los compares y analices. Sólo así podrás tomar la mejor decisión y comprar el slackline que más se adecúe a ti.

El kit de slackline más vendido

Este completo set incluye una cinta principal de 52 pies de largo y 2” de ancho, un ratchet, una cinta auxiliar para entrenar con ratchet, protectores de árbol, una bolsa transportadora e instrucciones.

Los protectores de árbol tienen una longitud de 5 pies, y son muy fáciles y rápidos de instalar. La cinta auxiliar será además una gran ayuda para aquellos que están comenzando a practicar este deporte.

El kit de slackline mejor valorado

Este kit de slackline tiene unas valoraciones excelentes por parte de sus compradores online. La cinta principal, de 2” de ancho y 49.2 pies de largo, es apta tanto para niños como para adultos.

De uso fácil y seguro, incluye además una cinta de entrenamiento, ratchets, protectores de árbol, bolsa de transporte e instrucciones de uso. Puede soportar de forma segura hasta 300 lb de peso.

El kit de slackline más económico

Al igual que ocurre con los kits anteriores, este set también incluye una cinta principal, otra de entrenamiento, ratchets, protectores de árbol, instrucciones de uso y una bolsa transportadora.

Sin embargo, aunque sus números de ventas no son tan altas como las de los dos primeros, sus valoraciones son también muy positivas y es además más económico. Su cinta principal tiene un ancho de 2” y una longitud de 42 pies.

El mejor slackline para practicar ninja slackline

Este artículo tiene unas valoraciones excepcionales y está específicamente destinado a aquellas personas que quieran comenzar a practicar ninja slackline.

La oferta incorpora accesorios de calidad que propiciaran una práctica segura. Asimismo, te permite acomodar dichos accesorios según tu nivel de experiencia, tanto en orden como en distancia. La cinta principal mide 40 pies de largo y, en total, soporta 250 libras de peso.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el slackline

Antes de adquirir un kit de slackline es importante que aprendas lo esencial sobre este deporte y que sepas todo lo que necesitas para ponerlo en práctica: cinta, carraca y protectores de árboles. A continuación, respondemos a las preguntas más frecuentes de los usuarios para que no tengas dudas a la hora de decidirte por uno u otro artículo.

Chica practicando cuerda floja

Hacer slackline es un deporte completo ya que trabaja todo el cuerpo. (Fuente: Vitalii Nesterchuk: 97146429/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente el slackline?

Se trata de un deporte de equilibrio conocido como cuerda floja en el que se trabaja tanto el cuerpo como la mente, ya que necesitas estar concentrado para no caerte de la cinta. Piernas, espalda, abdominales y brazos se ponen a trabajar para que mantengas el control de tu cuerpo. De esta forma tonificarás todos tus músculos, y fortalecerás tu columna vertebral.

La cinta elástica, de dos pulgadas de ancho, se suele enganchar a dos árboles u otros dos puntos fijos y el tensado de la misma depende de la experiencia del deportista. Estiraremos más la cinta cuanto más inexpertos seamos. ¡Recuerda que no te puedes ayudar de nada para mantener el equilibrio!

¿Quién puede practicar slackline?

El slackline es apto para todos los públicos, pero los menores de 12 años deben usarlo bajo la supervisión de un adulto. No hay edad que no sea recomendable para subirte a la cuerda. Tan solo tienes que tener ganas y poner mucho empeño. Sin embargo, debes tener en cuenta tu nivel, ya sea de iniciación o más avanzado, a la hora de tensar la cinta.

Elegir una longitud y una altura adecuada a la hora de poner la cinta o slack es también importante para que puedas dar tus primeros pasos. Los dos puntos fijos pueden ser perfectamente dos árboles con un tronco medianamente ancho.

Dafne SchneiderModelo y slacker

"Es un deporte muy poco conocido y superpositivo. Desarrolla tu equilibrio, propiocepción, paciencia y concentración".

¿Qué debo tener en cuenta si nunca he hecho slackline?

Lo primero que debes tener en cuenta es el montaje. La cinta debe estar bien tensada, sin arrugas, y a la altura de la rodilla. Lo siguiente que debes hacer es mantener el equilibrio. Al principio necesitarás un punto de apoyo. Alguien que te agarre de la mano y no te suelte hasta que poco a poco consigas mantenerte de pie en la cinta.

El éxito del slackline está en la constancia. Si ya has conseguido mantener el equilibrio es el momento de ponerte a caminar por la cinta. Ten en cuenta que la cuerda está más tensa en los extremos y te será más sencillo andar que si lo haces por el centro. Al principio te caerás una y otra vez tras dar uno o dos pasos. No te rindas.

¿Aguantará mi peso la cinta de slackline?

En los artículos de Amazon las cintas aguantan hasta dos o tres toneladas de peso. Sin embargo, debes tener en cuenta las características de cada kit de slackline, puesto que algunos especifican un peso máximo del usuario que varía desde las 175 o 200 lb de peso hasta las 330. En el caso de los set infantiles, las recomendaciones suelen sobrepasar las 220 lb.

Peronas practicando cuerda floja

La cinta debe estar bien tensada, sin arrugas, y a la altura de la rodilla.(Fuente: Kzenon : 89727336/ 123rf.com)

¿Qué beneficios tiene para la salud la cinta de slackline?

En términos generales, practicar slackline mejora el equilibrio, la motricidad y coordinación y aumenta los reflejos. Además, la inestabilidad de la cinta hace que nuestro sistema propioceptivo (la percepción que cada uno tiene de su cuerpo en el espacio) se ponga a trabajar de forma incansable. Subirse a la cuerda floja refuerza también nuestro autoestima.

Caminar sobre la cinta requiere mucha concentración, ya que de lo contrario nos caeremos una y otra vez. Es por ello que el slackline mejorará nuestra atención. De hecho, los expertos hablan de este deporte como un desafío mental y lo equiparan a la meditación. Además, el slackline nos proporcionará un entrenamiento físico completo, ya que requiere el uso de todo nuestro cuerpo.

Beneficios físicos Beneficios psíquicos
Mejora del equilibrio, motricidad y coordinación. Control de cuerpo y mente mediante respiración. Similar a la meditación en niveles avanzados.
Fortalecimiento de la columna vertebral. Fortaleza mental.
Mejora del tono muscular. Refuerzo del autoestima.
Mejora de la propiocepción. Contacto con la naturaleza. Obtención de vitamina D.
Mayor agilidad. Interacción social. Se suele practicar con amigos. Diversión.

¿Qué es la propiocepción que se entrena con el slackline?

La propiocepción es el punto de referencia de nuestro cerebro a la hora de mover un músculo o articulación. Nuestro sistema propioceptivo, formado por músculos, articulaciones y ligamentos, nos permite tener una visión sobre nuestra postura corporal respecto al medio en el que nos encontramos. De esta forma, tenemos conciencia de nuestro movimiento.

La prevención de lesiones, el aumento de reflejos y el fortalecimiento de las articulaciones son algunos de los beneficios que conlleva el entrenamiento del sistema propioceptivo. La disfunción de este sentido equivale a la torpeza motriz, por lo que es importante su entrenamiento a través de la coordinación y el equilibrio. Las superficies inestables, tales como la cinta del slackline, son muy recomendables para tal fin.

Slackladder

¿Dónde puedo practicar slackline?

En muchos lugares aún no hay un reglamento al respecto, por lo que en algunas zonas públicas no está permitida la práctica del slackline. Esto es por el riesgo que corren las cortezas de los árboles de resultar dañadas por la cuerda. Así que lo mejor es ir a un área privada o a algún lugar destinado a tal fin.

Existe una web llamada SlackMap con una base de datos de lugares donde practicar este deporte en todas partes del mundo. En esta página web podrás encontrar un mapa donde, al introducir tu localización, se te mostrarán los puntos más cercanos donde practicarlo y la longitud de la cuerda de la que dispondrás.

¿A partir de qué edad pueden practicar los niños slackline?

Como ya hemos dicho, el slackline mejora la coordinación, el equilibrio y la motricidad, por lo que puede resultar muy interesante a la hora de iniciar a los más pequeños en este deporte. Su desconocimiento lo hace más atractivo, así que es una buena opción tanto para cumpleaños como para la escuela, sin olvidarnos de, simplemente, pasar un buen rato en familia.

No hay una edad concreta a la hora de subir a los niños a una slackline.

Basta con que tengan equilibrio y se mantengan de pie en la cuerda sujetos a la mano de un adulto. Después de eso, es tan solo cuestión de práctica. Lo ideal en estos casos es comenzar con una cinta de 50 pies de longitud y 2 pulgadas de anchura. Esa es la configuración estándar en la mayoría de las marcas.

Los menores de 12 años siempre deben estar acompañados. No olvides tensar bien la cuerda y situarla a la altura de las rodillas para evitar daños mayores en las caídas.

Hombre practicando Slackline

Existen varias modalidades de slackline, por ejemplo waterline es sobre el agua.
(Fuente: Ian Iankovskii: 77033572/ 123rf.com)

¿Qué modalidades existen de slackline?

En algunos países el slackline es aún un deporte amateur, pero en otros como Francia, Alemania o Estados Unidos está completamente profesionalizado. Campeonatos y exhibiciones congregan a un gran número de deportistas de todo el mundo en las diferentes modalidades. Hay desde variantes más sencillas y populares hasta el slackline más extremo:

  • Trickline: es el slackline más conocido. La cinta se coloca a 4 pies del suelo y tiene una anchura de tan sólo 2 pulgadas. Esta modalidad es la más espectacular, ya que es en la que realizan saltos, giros y acrobacias.
  • Waterline: esta variante del slackline se realiza encima del agua, sin importar la anchura de la cinta. En las piscinas, como no hay peligro en las caídas, puedes hacer acrobacias sin miedo. Inténtalo. No te arrepentirás. Los amantes del riesgo pueden optar por colocar la cinta en un río, arroyo o bahía donde el agua pondrá a prueba su visibilidad y capacidad de orientación.
  • Longline: en esta modalidad se emplean cintas de más de 100 pies de largo y 1 pulgada de ancho, por lo que hacer equilibrios es todo un logro. Al ser tan larga, la slackline es muy flexible, por lo que la concentración es un punto clave a tener en cuenta. La altura a la que debe ser colocada es la justa para que no toque el suelo.
  • Highline: enmarcada dentro de los deportes extremos, hay que situar la cinta, de una anchura de 1 pulgada, a más de 65 pies de altura (altas montañas o cañones). Es necesario llevar un arnés de seguridad (ya sean poleas, eslinga o grilletes) y contar con un punto de anclaje seguro. Hay slakers que prefieren no llevar ningún tipo de medida de seguridad. Esta variante es solo recomendable para expertos.
  • Rodeoline: la cinta se coloca un poco alta y con casi nada de tensión de forma que haya mucho más balanceo. Se busca que la cinta adopte cierta forma de U para conseguir un movimiento similar al del columpio.
  • Slackline Yoga: es necesaria mucha concentración y destreza sobre la cuerda. Además de mejorar tus dotes de meditación, fortalecerás todo tu cuerpo.
Modalidades del slackline Nivel Características de la cinta
Trickline Principiante.

Avanzado.

Experto.

4 pies de altura.

Ancho: 2 pulgadas.

Waterline  Principiante (solo en piscina).

Avanzado.

Experto.

No hay especificaciones.
Longline Avanzado.

Experto.

No se coloca a gran altura.

Longitud: 100 pies.

Ancho: 1 pulgada.

Highline Experto. 65 pies de altura.

Ancho: 1 pulgada.

Es aconsejable anclaje de seguridad.

Rodeoline Avanzado.

Experto.

No se coloca a gran altura.

No requiere gran tensión.

Ancho: no hay especificaciones.

Slackline Yoga Avanzado.

Experto.

No hay especificaciones.

¿Qué incluye mi slackline?

Todos los kits de slackline incluyen la cinta y la carraca (ratchet) necesarias para la práctica. La cinta, habitualmente de nailon o poliéster, variará en función de la complejidad del ejercicio. Cuanto más corta y más ancha sea, más sencillo será dar nuestros primeros pasos sobre ella. La otra parte del kit está formada por la carraca con una cinta algo más corta.

Respecto a la instalación, es necesario buscar dos puntos de anclaje fiables, y habrá que descartar siempre farolas o mobiliario urbano que no vaya a soportar nuestro peso. En este aspecto, lo más recomendable es optar por árboles lo suficientemente gruesos. Eso sí, no olvides proteger su corteza.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de elegir el tejido y ancho de mi cinta de slackline?

Si eres principiante, elige una cinta de 2 pulgadas fabricada con poliéster y nailon. Esta opción te facilitará dar tus primeros pasos sobre tu slack. Las cintas de 1 pulgada suelen tener un tejido en círculo que dificulta el aprendizaje. El tejido de las cintas de 2 pulgadas es plano, por lo que la cinta suele tener mayor firmeza y efecto rebote.

Ancho de la cinta Ventajas Desventajas
1” Nivel medio-avanzado-experto.

Mucho más elástica.

Tejido circular.

De nailon o poliéster.

Indicada para saltos y acrobacias.

No indicada para principiantes.

Nailon: difícil tensado.

Poliéster: sólo indicado para yoga. No muy flexible.

 2” Nivel principiante.

Mezcla de poliéster y nailon.

Tejido plano.

Buen efecto rebote.

Colocación a baja altura del suelo.

Primeros pasos.

Menor flexibilidad.

Mayor rigidez. 

¿Cuánto cuesta un slackline?

Puedes encontrar kits de slackline básicos desde unos $18 USD, pero ten en cuenta que éstos no traen protectores de árboles. Si los quieres más completos puedes encontrarlos con una gran variedad de precios, desde los 30 o 35 dólares hasta los $80 USD. La diferencia radica en la longitud de la cuerda, la carraca y el diseño del mismo.

Criterios de compra

Antes de comprar un kit de slackline debes tener en cuenta ciertos aspectos. En MONEDEROSMART te recomendamos que consideres los factores que destacamos a continuación para que tomes la decisión correcta. Hay varios tipos de slackline con diferente longitud y anchura. Pero no olvides que para tomar la decisión adecuada debes analizar:

Nivel de usuario

El nivel del usuario determinará la longitud de la cuerda, ya que cuanto más corta sea, menor será su experiencia. Ten en cuenta que la cinta es más estable cuando más cerca está de los puntos de anclaje. Lo normal es que, para principiantes, la cinta tenga una longitud de 50 pies y una anchura de 2 pulgadas. Cuanto menos ancha sea, mayor será el nivel del deportista.

Si por el contrario posees un nivel avanzado o de experto, puedes optar por kits con cintas de más de 65 pulgadas de largo y 1 pulgada de ancho, aunque todo depende de la variante de slackline que quieras practicar.

foco

¿Sabías que el récord más alto de slackline es de 0.6 millas? Christian Schou fue el protagonista de la hazaña en el 2006.

Modalidad

Si eres principiante no lo dudes, compra el kit básico. Pero si por el contrario posees un nivel más avanzado, tendrás que estudiar la cuerda empleada en cada caso. Los kits de slackline incluyen también la carraca adecuada para cada modalidad. Es conveniente que si vas a practicar trickline, longline o highline valores la posibilidad de añadir un arnés de seguridad.

Edad

La edad también determinará el kit a comprar. No es lo mismo un kit infantil o destinado a la escuela que uno para adultos o expertos. Si aún no has dado tus primeros pasos en la cuerda, no te preocupes. Adquiere un kit básico apto para toda la familia. No olvides consultar los sitios donde poner en práctica este deporte.

Joven practicando cuerda floja

Unos de los beneficios de hacer slackline es que mejora el equilibro y coordinación. (Fuente: Fabio Di Natale: 82570953/ 123rf.com)

Características de la cinta

Las cintas suelen ser de poliéster o nylon. No obstante, ésta última opción es la más extendida y segura entre los deportistas de nivel avanzado-experto, quienes suelen usarlas de 1 pulgada de ancho. Para principiantes lo más recomendado son las cuerdas de 2 pulgadas hechas con una mezcla de ambos tejidos. Son menos flexibles pero cuentan con un gran efecto rebote.

Tensado

El más extendido es el tensado con carraca. Este sistema cuenta con una palanca que te ayudará a dejar la cinta sin holgura. Es muy importante mantener la cinta recta durante todo el tensado. Los usuarios más expertos pueden utilizar sistemas de tensado con correas para las modalidades más extremas.

Accesorios

Los kits básicos no suelen incluir protectores de árboles, pero es importante que cuides su corteza. Además, de esta forma tu cinta tampoco se verá dañada. Si has decidido adquirir un kit básico puedes optar por comprar aparte un protector de árboles. Los puedes encontrar en Amazon desde cinco dólares. Suelen ser muy resistentes y sencillos de colocar.

Resumen

El slackline o cuerda floja es un deporte aún un poco desconocido que, poco a poco, va ganando adeptos. Cada vez son más los curiosos que se acercan a parques reglados para ello con un kit de slackline. La idea es pasar un buen rato en familia o con amigos. Sin embargo, el truco está en no desistir. No es fácil mantener el equilibrio y andar sobre la cuerda.

Esta dificultad se compensa con unos beneficios innumerables, ya que fortalecemos cuerpo y mente. No hay una edad concreta para subirse a la cinta. Niños y adultos deberían probar este deporte y tomar conciencia de sí mismos. Si eres amante del yoga, también tienes tu modalidad. No hay excusas. ¡Súbete a tu slackline y ponte a practicar!

Si te ha gustado el artículo sobre este deporte, déjanos un comentario o comparte con tus amigos en redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Fesenko: 105261959/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?