chica mordiendo el labio
Última actualización: septiembre 2, 2020

Nuestro método

21Productos analizados

19Horas invertidas

15Artículos evaluados

138Opiniones de usuarios

Hasta hace apenas unos meses, la mayoría no habíamos oído hablar del succionador de clítoris. ¿Qué nos ha pasado para que ahora todas queramos uno y sea el el centro de atención? Este juguete sexual está diseñado para proporcionar placer a un órgano cuya historia ha estado «marcada por el silencio, la ocultación y la violencia» (1).

Aunque a todas nos viene la misma marca a la cabeza cuando hablamos de succionadores, en el mercado hay muchas otras opciones en cuanto a modelos y fabricantes. No tienes por qué conformarte con lo ya conocido: en este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber para adquirir un succionador de clítoris que se adapte a tus necesidades, ¿estás preparada?




Lo más importante

  • Un succionador de clítoris funciona sin contacto, así que es perfecto para chicas a quienes les moleste el rozamiento. Como no provoca hipersensibilidad, puede ayudar a muchas mujeres a disfrutar de varios orgasmos simultáneos.
  • Sus fabricantes prometen que la enorme mayoría de sus usuarias alcanzan el orgasmo y que muchas de ellas lo hacen en dos minutos o menos, de modo que es muy recomendable para mujeres a quienes les cuesta llegar al clímax.
  • Cuando te animes a adquirir un succionador, te recomendamos que tengas en cuenta sus materiales de fabricación, su potencia o la disponibilidad de repuestos. Hablaremos en profundidad sobre los criterios de compra en el último apartado.

Los mejores succionadores de clítoris: nuestros favoritos

Aquí te presentamos varios modelos de succionadores de clítoris que quizá no conocías —marcas y modelos alternativos— y que te prometen mucho placer con una relación calidad-precio óptima.

El succionador de clítoris prémium

Este es el Satisfier. Si, el mismo del que, seguramente, has escuchado tantísimo. Es el succionador de clítoris que se usa como punto de comparación para evaluar otros succionadores. Así que, no es de extrañar que resulte el modelo prémium que todos desean.

Este succionador cuenta con 11 intensidades de succión, lo cual te rendirá para jugar bastante. Además, puede aguantar hasta 30 minutos sumergido, por lo que podrás usarlo en la tina o piscinas. Será satisfactorio tanto para quienes se inician en el mundo de los juguetes como para quienes tienen cierta experiencia ya.

El mejor succionador con lengüeta estimuladora

Este succionador de clítoris sin duda lleva las posibilidades de juegos a otro nivel. Es un dispositivo que, además de succionar, cuenta con una lengüeta destinada a estimular el clítoris por roce. Si disfrutas del contacto, debes optar por esta alternativa.

Existen varios modelos de succionador con lengüeta, pero te recomendamos este porque es el que brinda vibraciones menos bruscas, por lo que no lastimarán al delicado clítoris con un movimiento violento. Es a prueba de agua, pero no es sumergible.

El mejor succionador de clítoris silencioso

Normalmente, los succionadores de clítoris producen hasta 60 decibeles de ruido. Si eres de los que prefiere un dispositivo más discreto, entonces este es el que necesitas, ya que, a diferencia de otros modelos, solo produce 40 decibeles de ruido.

Además de ser muy silencioso, este succionador también destaca porque tiene 10 intensidades en las que combina succión y vibración. Está hecho de silicona de grado médico y es sumergible.

El succionador con mejor balance entre costo y calidad

Existe una fina franja de productos en los que la calidad no implica un aumento enorme del precio. Este succionador está en esa franja, así que es el ideal para los que buscan placer, pero no pueden invertir mucho dinero.

Es un modelo que cuenta con 12 velocidades de succión (leíste bien, ¡12!) y el extremo contrario a la cabeza succionadora es una varita que se calienta. Así, podrás diversificar tus juegos usando ambos extremos.

El succionador de clítoris con dildo incorporado

Hay quienes dicen que no se puede tener todo, pero los fabricantes de este succionador no se dejan llevar por esa creencia. Este es un modelo "todo en 1" que, además de tener un cabezal succional, cuenta con un dildo en el otro extremo.

El uso máximo que puedes darle es introducir el dildo en tu vagina y dejar el cabezal sobre tu clítoris. Así, estimulas ambos de forma simultánea y puede llevar tu experiencia a otro nivel. Un juguete poco común e ideal para las que no tienen miedo a experimentar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre succionadores de clítoris

Ya seas la primera de tus amigas en comprártelo, y debas resolver las dudas de las demás, o seas la última y te dé vergüenza preguntarles, no debes perderte este apartado. Aquí vamos a responder a las preguntas más comunes entre las consumidoras.

chica en cama

Un succionador de clítoris funciona sin contacto, así que es perfecto para chicas a quienes les moleste el rozamiento. (Fuente: Dolmatov: 79519837/ 123rf.com)

¿Qué es un succionador de clítoris?

Pese a su nombre, que puede sonar un poco técnico, los succionadores de clítoris han llegado para poner patas arriba el sector de los estimuladores femeninos. ¿Quieres saber el motivo? Prepárate: este juguete sexual promete orgasmos en un tiempo aproximado de dos minutos y muchas de las chicas que ya lo han probado dicen que es verdad.

Aunque de forma genérica se hable de «succionador», lo cierto es que lo que hace no es exactamente succionar, sino más bien provocar un efecto de vacío que estimula las terminaciones nerviosas en la cabeza del clítoris. Por si no lo sabías, el clítoris es un órgano eréctil que puede tener un tamaño de más de diez centímetros hacia dentro del cuerpo (2). Es lo más parecido a un iceberg.

¿Cómo funciona?

La mecánica de un succionador de clítoris es muy distinta a la de un aspirador, así que puedes estar tranquila, porque en realidad no te va a aspirar nada —qué alivio, ¿no?—. Los succionadores de clítoris estimulan este órgano sin tocarlo, ¿cómo? Con el pequeño motor que tienen en su interior, el cual bombea aire y produce suaves pulsaciones y ondas expansivas.

Lo que se consigue así es concentrar más sangre en el clítoris para después crear un vacío, estimulando así las más de ocho mil terminaciones nerviosas que tenemos en este «pequeño» botón (3). Una de las ventajas de este sistema es que no produce irritación en la zona porque, sencillamente, no hay contacto ni rozamiento.

Francisco CabelloDoctor en Medicina y psicólogo

"Como herramienta terapéutica, [el succionador de clítoris] resulta genial porque la segunda causa de consulta, después de la falta de deseo, es la anorgasmia".

Les funciona a todas las mujeres, ¿es cierto?

Hay estudios que prueban que la masturbación en solitario proporciona orgasmos más intensos que los experimentados en pareja (4). Ahora bien, ¿el succionador es infalible o es un cuento alimentado por las campañas publicitarias? Como dato, podemos contarte que, aunque las usuarias de a pie lo hayamos conocido hace pocos meses, en contextos médicos lleva usándose más de veinte años.

Un juguete de este tipo les funcionará especialmente bien a las clitorianas, es decir, a las mujeres que lleguen al orgasmo por estimulación de clítoris —la buena noticia es que somos mayoría—. Para las mujeres vaginales, en cambio, puede no ser tan adecuado. Ahora, uno de estos aparatos puede usarse «en equipo» con un dildo sin problemas, así que, ¿por qué no probarlo?

No es oro todo lo que reluce, pero casi

En efecto, puede que los succionadores de clítoris no sean tan maravillosos como te cuenta tu compañera, esa que desde hace meses no habla de otra cosa, pero sí que es verdad que tienen muchas cosas buenas. Y otras menos buenas.

Ventajas
  • Según la marca alemana Satisfyer, un 83 % de sus usuarias llega al orgasmo.
  • Muchas de ellas lo hacen en apenas dos minutos.
  • Por estos dos motivos, está especialmente recomendado para mujeres que padecen anorgasmia.
  • Dado que no producen hipersensibilidad, te permiten tener un orgasmo tras otro: el multiorgasmo deja de ser un mito.
  • Perfecto para mujeres muy sensibles, dado que no hay roce de ningún tipo.
  • Favorece el riesgo sanguíneo de la zona, lo cual repercute positivamente en la lubricación vaginal y ayuda a evitar el uso de lubricantes.
  • También fortalece el tono muscular de la zona pélvica y anal, lo cual reduce las posibilidades de pérdidas involuntarias de orina o prolapsos (5).
Desventajas
  • Es un juguete que se centra «demasiado en el orgasmo».
  • Los orgasmos tan rápidos nos recuerdan un poco a la comida rápida, ¿a quién no le gusta disfrutar sin prisas de un momento para sí misma?
  • El placer está muy localizado en el clítoris.
  • Aunque no es lo más frecuente, puede que, después de acostumbrarte a llegar al orgasmo con el succionador, te cueste alcanzarlo por otras vías.

¿Cómo se usa un succionador de clítoris?

Lo cierto es que no tenemos mucho que contarte al respecto, porque el modo de uso de este tipo de estimuladores es bastante intuitivo. Puede que lo más complicado sea «colocarlo», o sea, posicionarlo exactamente sobre el punto que nos importa: el clítoris.

  1. Lo primero que debes hacer es separar los labios mayores y después los labios menores para tener acceso a este órgano, que se encuentra exactamente encima de la uretra y tiene forma de pequeño botón. No hay pérdida.
  2. Después, activa el succionador a la velocidad más baja y acércalo al clítoris. La boquilla del aparato debe cubrirlo por completo. No te preocupes, cuando esté bien colocado, lo sabrás.
  3. Una vez que hayas posicionado el estimulador, juega con las distintas velocidades. Y, ya sabes, date prisa, porque no te va a sobrar el tiempo.

chica con labios rojos

Los succionadores de clítoris estimulan este órgano sin tocarlo, ¿cómo? Con el pequeño motor que tienen en su interior, el cual bombea aire y produce suaves pulsaciones y ondas expansivas. (Fuente: Samborskyi: 104366512/ 123rf.com)

¿Hacen mucho ruido?

Los succionadores de clítoris producen un sonido de menos de 60 dB (decibelios), lo cual equivale al ruido de fondo de una conversación a tono normal o al murmullo de un chaparrón. En una sala de estudio, para que te hagas idea, hay alrededor de 30 dB y una respiración tranquila produce apenas 10 dB. Como ves, no son del todo silenciosos, pero tampoco producen un ruido molesto.

Hay modelos que incorporan un modo de silencio para momentos en que necesitamos mayor discreción. Ahora bien, piensa que, mientras lo estás usando —que es cuando produce ruido—, lo que haces es tapar literalmente con el clítoris la boquilla que conecta con el motor, de modo que los succionadores son en realidad mucho más discretos de lo que parecen.

¿Los succionadores pueden crear adicción?

Hasta hace poco, las mujeres comenzábamos a involucrarnos «en actividades eróticas primeramente en un contexto relacional o de interacción (...), para después incursionar en la exploración de

[nuestro] autoerotismo» (6). Esto está cambiando con la irrupción y la popularización de nuevos juguetes sexuales para mujeres que han dejado de ser tabú y que no se perciben como una amenaza.

El succionador de clítoris no crea adicción y tampoco hace que perdamos las ganas de acostarnos con otras personas. Ahora bien, sí que puede ocurrir que las mujeres que los usan se acostumbren a llegar de forma muy rápida al orgasmo y que se vean afectadas sus expectativas «sobre la facilidad de llegar al clímax con la masturbación manual, la penetración o el sexo oral» (7).

Arola PochPsicóloga y sexóloga

"La sexualidad se ha basado en el modelo tradicional de la penetración y los objetos vinculados al placer han seguido ese modelo. Muchos juguetes son dildos y, aunque algunos incorporan un pequeño apéndice para la estimulación del clítoris, siguen esa idea del placer en la penetración; pero el clítoris está reclamando su sitio y las mujeres, nuestro placer. La industria se adapta a ello".

Criterios de compra

En caso de que estés pensando en comprarte un succionador y creas que no importa con cuál te quedes porque, total, son todos más o menos lo mismo, sentimos decirte que te equivocas. ¡Considera estos criterios de compra para que tu succionador sea tu mejor amigo!

No escatimes en materiales de buena calidad

Los succionadores de clítoris suelen estar fabricados con dos tipos de material —sin contar los componentes interiores—, que suelen ser plástico ABS y silicona médica hipoalergénica en las boquillas. Las marcas más conocidas, como pueden ser Satisfyer, Womanizer o Lelo, emplean estos materiales en sus estimuladores.

Aunque en el mercado podrás encontrar modelos de otras formas menos conocidas, o incluso sin marca, que parezcan «casi lo mismo», nuestra recomendación es que solamente compres aquellos que te ofrezcan total confianza. ¿Cómo? Mediante evaluaciones, sellos y exponiendo siempre toda la información sobre los materiales con los que trabajan.

chica con sabanas moradas

Los modelos más avanzados del mercado funcionan con baterías que se cargan mediante USB o enchufados a la corriente con un adaptador. (Fuente: Cherepanov: 59198929/ 123rf.com)

¿Qué tipo de estimulación buscas?

Si bien los succionadores, como su nombre indica, normalmente se centran en el proceso de bombeo de aire del que hemos hablado anteriormente, hay modelos que también incorporan tecnología ultrasónica para llegar a la parte oculta del clítoris —la parte del iceberg que no se ve, ¿recuerdas?— o una especie de lengua móvil para simular el sexo oral.

También hay opciones pensadas para mujeres que disfrutan de la penetración vaginal, e incorporan una estructura alargada que funciona e modo de dildo convencional, con o sin vibración. Dado que los succionadores de clítoris están pisando fuerte en los últimos tiempos, cada vez hay más opciones y combinaciones entre las que elegir. No tienes por qué quedarte solo con una.

Ande o no ande, succionador potente

Siempre que hablamos de juguetes sexuales con motor, la potencia es un aspecto muy importante a tener en cuenta, pues de ella depende el nivel de placer que nos pueda proporcionar el aparato. Ahora bien, si estás comprando tu primer estimulador de este tipo, te recomendamos que no compres el succionador más potente, pues podría ser demasiado.

Por otro lado, debes saber que el tamaño no determina la potencia del estimulador. Hay succionadores pequeños o «de viaje», como los que te hemos mostrado en el primer apartado, que son realmente potentes y que no tienen nada que envidiar a sus hermanos mayores. Una buena opción para principiantes es el Satisfyer Pro Penguin Next Generation.

foco

¿Sabías que el primer estimulador con batería fue inventado por Joseph Mortimer Granville, un médico británico, en 1880? Estaba pensado para su uso en consultorios médicos a modo de herramienta terapéutica para combatir lo que entonces se conocía como histeria femenina.

Repuestos, ¡no los pases por alto!

Con el tiempo y el uso, no te quedará más remedio que cambiar las boquillas del succionador. Nos referimos a la parte de silicona que va en contacto directo con tu cuerpo. Por este motivo, es más que recomendable que, antes de adquirir el estimulador, te asegures de que podrás encontrarlas en tiendas. Tampoco es mala idea comprar estos repuestos cuando adquieras el aparato.

Sumergible, por favor

Aunque depende del uso que tú pretendas darle, nosotros siempre pensamos que, ante la duda, lo mejor es optar por juguetes sumergibles —y no solo impermeables—. Por un lado, son más resistentes, pero, además, te permiten disfrutar en un momento dado de las sensaciones de usarlos debajo del agua. Créenos, la cosa puede cambiar mucho.

¿Pilas o batería?

Los modelos más avanzados del mercado funcionan con baterías que se cargan mediante USB o enchufados a la corriente con un adaptador. Hay personas que aún buscan aparatos a pilas, pero nosotros pensamos que las baterías son más cómodas, dado que no te obligan a comprar repuestos cada poco tiempo y están más aisladas de cara a la humedad.

Resumen

Los succionadores de clítoris parecen haber llegado para quedarse entre nosotras. Aunque muchas personas achacan su éxito a la publicidad masiva, nadie puede quitarles el mérito de habernos despojado de unos cuantos tabúes en torno a la masturbación femenina o de haber captado la atención tanto de chicas muy jóvenes como de mujeres más maduras.

En este artículo hemos intentado contarte todo lo que necesitas saber antes de adquirir un succionador. Recuerda que, dado que es un aparato que está teniendo un enorme éxito en los últimos tiempos, varios fabricantes están lanzando al mercado modelos pensados para mujeres que también disfrutan de la estimulación vaginal o para su uso en pareja, entre otras posibilidades.

Y tú, ¿eres la última de tus amigas en hacerte con uno? Cuéntanoslo en los comentarios y no dudes en compartir este artículo en caso de que te haya resultado interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Samborskyi: 149317118/ 123rf.com)

Referencias (7)

1. María Lameiras Fernández, María Victoria Carrera Fernández y Yolanda Rodríguez Castro (2013): El clítoris y sus secretos, Vigo: Difusora de Letras, Artes e Ideas.
Fuente

2. Nelson Velásquez, Roxana Delgado y Noramaika Briñez (2015): «Clítoris: aspectos anatomofisiológicos y patológicos», en Revista de Obstetricia y Ginecología de Venezuela, vol. 75, núm. 2.
Fuente

3. Asociación Española de Ginecología y Obstetricia (2020): «Anatomía del aparato genital femenino», en Temas de interés.
Fuente

4. Juan Carlos Sierra, Ana Ortiz, Cristóbal Calvillo, Ana Isabel Arcos-Romero (2020): «Experiencia subjetiva del orgasmo en el contexto de la masturbación en solitario», en Revista Internacional de Andrología.
Fuente

5. Planned Parenthood Federation of America (2002): «Masturbación: del estigma a la salud sexual», en Informe.
Fuente

6. Cinthia Cruz del Castillo, Angélica Romero, Flor de María Erari Gil-Bernal (2013): «Indicadores de Deseo, Autoerotismo e Impulsividad Sexual en Mujeres de la Ciudad de México», en Acta de Investigación Psicológica, vol. 3, núm 1.
Fuente

7. Nani F. Cores (2020): «¿El vibrador o el succionador de clítoris puede crear adicción o dificultar el disfrute de otras prácticas sexuales?», en 20 minutos.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Elena Pérez Redactora
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.
Soy escritora académica y creativa. He trabajado desarrollando contenido para sitios web desde el 2015. Mi enfoque está en crear artículos únicos con información auténtica para ayudarte en la compra ideal. Para mí, más que un oficio, escribir es una forma de vida.
Artículo informativo
María Lameiras Fernández, María Victoria Carrera Fernández y Yolanda Rodríguez Castro (2013): El clítoris y sus secretos, Vigo: Difusora de Letras, Artes e Ideas.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Nelson Velásquez, Roxana Delgado y Noramaika Briñez (2015): «Clítoris: aspectos anatomofisiológicos y patológicos», en Revista de Obstetricia y Ginecología de Venezuela, vol. 75, núm. 2.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Asociación Española de Ginecología y Obstetricia (2020): «Anatomía del aparato genital femenino», en Temas de interés.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Juan Carlos Sierra, Ana Ortiz, Cristóbal Calvillo, Ana Isabel Arcos-Romero (2020): «Experiencia subjetiva del orgasmo en el contexto de la masturbación en solitario», en Revista Internacional de Andrología.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Planned Parenthood Federation of America (2002): «Masturbación: del estigma a la salud sexual», en Informe.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Cinthia Cruz del Castillo, Angélica Romero, Flor de María Erari Gil-Bernal (2013): «Indicadores de Deseo, Autoerotismo e Impulsividad Sexual en Mujeres de la Ciudad de México», en Acta de Investigación Psicológica, vol. 3, núm 1.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Nani F. Cores (2020): «¿El vibrador o el succionador de clítoris puede crear adicción o dificultar el disfrute de otras prácticas sexuales?», en 20 minutos.
Ir a la fuente