Pastillas con vitamina D

Puede que alguna vez te hayas preguntado si necesitas añadir un suplemento de vitamina D a tu dieta. Por eso, en MONEDEROSMART hemos recopilado la información más actual sobre esta molécula y la hemos resumido de forma clara y accesible. Sigue leyendo para resolver todas tus dudas y elegir el suplemento más adecuado para ti.

La vitamina D promueve la absorción de calcio y es esencial para el mantenimiento de la salud ósea. También juega un importante papel en el metabolismo celular, el funcionamiento muscular y la defensa frente a infecciones. Su carencia es cada vez más frecuente y se relaciona con la poca exposición a la luz solar.

Lo más importante

  • La vitamina D regula la absorción de calcio y la formación de un esqueleto sano. Nuestro organismo es capaz de sintetizar la mayoría de la vitamina D a partir de la exposición a la luz solar.
  • Otras fuentes de vitamina D son determinados alimentos (como el pescado) y los suplementos.
  • El déficit de vitamina D producirá alteraciones del crecimiento en niños (raquitismo). En adultos, producirá osteoporosis y aumentará la incidencia de enfermedades metabólicas, cardiacas o neurológicas.

Los mejores suplementos de vitamina D del mercado: nuestras recomendaciones

Existen cientos de suplementos de vitamina D. La tarea de elegir el más adecuado para ti puede llevarte horas o días de investigación. Para facilitarte la elección, en Monedero Smart hemos decidido seleccionar los mejores artículos a la venta en el mercado online. Continúa leyendo para escoger uno de los mejores suplementos de vitamina D disponibles en el momento.

El mejor suplemento de vitamina D3 en cápsulas apto para celíacos

Comenzamos esta lista con uno de los artículos de vitamina D más vendidos en el mercado online, el cual está disponible en envases de 90 o 360 cápsulas.

Cada una de ellas aporta 5,000 UI de vitamina D3 y está contenida en cápsulas hechas con gelatina halal, glicerina y agua purificada. Es además un producto ecológico que incluye aceite de oliva virgen prensado en frío. Es apto para celíacos.

El mejor suplemento de vitamina D3 en formato líquido

Este suplemento en formato líquido contiene 2,000 UI de vitamina D3 por cada gota. En esta ocasión, además, esta vitamina también está combinada con aceite de oliva.

No contiene OMG, conservantes artificiales, leche, huevo, pescado, cacahuete, trigo o soya. Cada envase cuenta con 900 dosis de producto. Está presentado además en un formato muy sencillo de consumir.

El mejor suplemento de vitamina D2 para vegetarianos y veganos

A diferencia de los artículos anteriores, este contiene vitamina D2, la cual procede exclusivamente de fuentes de origen vegetal. Esto la convierte en un suplemento ideal para aquellas personas que están siguiendo dietas vegetarianas o veganas.

En cada envase encontramos 90 tabletas de este producto y cada una de ellas aporta 2,400 UI de vitamina D2, por lo que se trata de un suplemento con un alto contenido en esta vitamina.

El mejor suplemento ecológico de vitamina D3 en forma de gummies

Nos encontramos ante un artículo con unas valoraciones excelentes en el mercado online. Y es que el hecho de que se trate de gummies con delicioso sabor a frutas silvestres hace de este un suplemento muy popular y muy fácil de consumir.

Cada gummie contiene tan solo 10 calorías, 2 gramos de carbohidratos (de entre ellos, 1 gramo de azúcar) y 1,000 UI de vitamina D3. El azúcar que contiene es de caña y orgánico.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la vitamina D

La vitamina D asegura una correcta absorción del calcio y mantiene nuestros huesos sanos. También interviene en el mantenimiento de la salud cardíaca, neurológica y metabólica. Hasta un 50 % de la población mundial presenta déficit de vitamina D. Los responsables de esta carencia son la falta de sol y una dieta pobre en nutrientes.

chica en playa

La vitamina D, conocida como “vitamina del sol”, es esencial para nuestro bienestar.
(Fuente: Puhha: 54194400/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente la vitamina D?

Cuando hablamos de “vitaminas”, estamos refiriéndonos a una serie de moléculas imprescindibles para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Normalmente, se necesitan en pequeña cantidad y deben ser obtenidas directamente mediante la dieta. Actúan regulando el funcionamiento de diferentes hormonas y enzimas (1).

La vitamina D es un compuesto con una estructura derivada del colesterol.

Existen diferentes tipos de vitamina D, ordenados del 1 al 5. El cuerpo humano es capaz de utilizar la vitamina D2 (ergocalciferol) y la vitamina D3 (colecalciferol). Un suplemento que lleva en su etiquetado “vitamina D” incluye alguna de estas dos moléculas.

La vitamina D2 se encuentra en alimentos de origen vegetal, mientras que la vitamina D3 aparece en alimentos de origen animal. Nuestra piel puede sintetizar colecalciferol tras la exposición solar. Debido a esto, algunos científicos prefieren que se considere a esta molécula una hormona en lugar de una vitamina esencial (2).

¿Cuál es la función de la vitamina D?

La vitamina D no solo actúa a nivel óseo. En las últimas décadas los científicos han descubierto su rol como reguladora de infinidad de procesos corporales. Esta molécula es esencial para mantener nuestro corazón, nuestro cerebro y nuestras defensas en buena forma.

En la siguiente tabla tienes un resumen de sus principales funciones.

Sistema Función
Óseo Absorción de calcio en el intestino. Formación de nuevo hueso y sustitución del hueso deteriorado.
Muscular Aumento de la fuerza de la contracción muscular
Cardiovascular Dilatación arterial y reducción de la presión arterial.
Renal Regulación de la función renal. Control de los niveles de fósforo y calcio.
Reproductor Creación de hormonas sexuales (testosterona y estrógeno).
Inmunitario  Activación del sistema defensivo. Regulación de la autoinmunidad.
Nervioso  Protección neuronal. Estabilización del ánimo.

Hoy en día no se conocen todos los mecanismos que intervienen en las diferentes funciones de la vitamina D. No obstante, existe un gran número de estudios que relacionan su déficit con alteraciones negativas en los diferentes órganos. Esta molécula, por lo tanto, tiene un valor inestimable para nuestra salud (2).

¿Cómo se absorbe la vitamina D en mi organismo?

La vitamina D accede al cuerpo mediante la alimentación o se sintetiza tras la exposición a la luz solar. Esta molécula se encuentra en forma inactiva y debe someterse a una serie de reacciones antes de que el organismo pueda utilizarla. La forma activa de la vitamina D es una hormona conocida como calcitriol.

En este proceso de activación intervendrán el hígado y el riñón.

Consulta a tu médico si sufres de alguna condición que afecte a la función de estos órganos. Tu cuerpo podría ser incapaz de activar estas moléculas. En este caso, la suplementación con vitamina D2 o D3 debería ser supervisada por un profesional (3, 4).

La forma más eficaz a la hora de asegurar un aporte diario óptimo de vitamina D es la exposición solar. Si prefieres las actividades de interior o utilizas protección solar que bloquea los rayos UVB, consume alimentos ricos en vitamina D. También puedes añadir un suplemento a tu dieta para asegurarte de que tus niveles son los adecuados (2).

¿Cómo afecta la luz del sol a mis niveles de vitamina D?

Cuando la luz ultravioleta incide sobre la piel, tiene lugar una reacción química que transforma el colesterol en vitamina D3. En este proceso intervienen los rayos ultravioleta de tipo B. Los expertos recomiendan una exposición a la luz solar diaria de cinco a quince minutos. Este tiempo puede variar dependiendo de varios factores (5, 6).

Las personas mayores y de piel oscura sintetizarán una menor cantidad de colecalciferol. La menor exposición solar que ocurre en las regiones más frías también afectará a la síntesis de esta vitamina. Se discute el efecto del protector solar sobre los niveles de colecalciferol, no pudiendo asegurar actualmente que las lociones o cremas impidan su fabricación (7).

foco

¿Sabías que la vitamina D pertenece al grupo de las vitaminas liposolubles y se almacena en los tejidos grasos del organismo?

¿Cuál es la dosis recomendada de vitamina D?

La concentración de vitamina D activa en sangre se mide en microgramos (μg) o nanogramos (ng). Se recomienda mantener los niveles de esta molécula por encima de los 30 ng. La cantidad de vitamina D2 o D3 necesaria para obtener una concentración de calcitriol adecuada se estima en Unidades Internacionales (UI):

Grupo poblacional Dosis diaria recomendada*
Bebés 0-6 meses 400 UI
Bebés 6-12 meses 400 UI
Niños 1-3 años 600 UI
Niños 4-8 años 600 UI
Adolescentes 9-18 años 600 UI
Adultos hasta 70 años 600 UI
Mayores de 70 años 800 UI

*(8, 9)

Como puedes ver, la dosis diaria recomendada de vitamina D aumenta con la edad. Los adolescentes se encuentran en una fase de crecimiento y necesitan esta molécula para asegurarse unos huesos fuertes. Los mayores de 70 años requieren dosis altas de vitamina D para mantener en buen estado músculos, huesos y sistema inmune.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina D?

Los alimentos aportan una cantidad menor de vitamina D, comparada con la producción a nivel cutáneo. Aun así, podemos encontrar verdaderas fuentes de esta molécula en ciertos grupos alimentarios. El colecalciferol (D3) se encuentra en alimentos de origen animal, mientras que el ergocalciferol (D2) abundará en alimentos de origen vegetal.

Los alimentos más ricos en vitamina D son los de origen animal. El pescado azul, el hígado (de pollo o res) y la yema de huevo son ricos en colecalciferol. Los vegetales son generalmente pobres en vitamina D, por lo que los veganos deben buscar fuentes alternativas. Por ejemplo, algunos hongos o alimentos enriquecidos artificialmente.

Alimento Tipo de vitamina D Concentración aproximada (UI)*
Aceite de hígado de bacalao (1 cucharada) D3 500
Salmón (75 g) D3 350
Atún D3 150
Sardinas (75g) D3 145
Bebida vegetal fortificada (250 ml) D2 (vegana) 100
Yema de huevo (unidad) D3 45
Margarina fortificada (1 cucharada) D2/D3 30

*(10)

Los veganos y vegetarianos deben tener en cuenta que el ergocalciferol se absorbe peor que la vitamina D de origen animal. Afortunadamente, hoy en día existen suplementos y alimentos fortificados que ofrecen un aporte extra de esta molécula. Por ejemplo, se cultivan especies de hongos que contienen hasta 200 UI de vitamina D por 100 g.

Alimentos con vitamina

La vitamina D regula la producción hormonal, especialmente de insulina.
(Fuente: Baibakova: 61624754/ 123rf.com)

¿A quién afecta el déficit de vitamina D?

El déficit de vitamina D afecta a una gran parte de la población mundial. Los estudios más modestos sitúan esta cifra en un 30 %. Otros expertos aseguran que hasta el 80 % de las personas presentan una carencia de calcitriol. El estilo de vida sedentario y una menor exposición a la luz solar son los principales responsables (2, 9).

Los grupos que presentan un mayor riesgo de sufrir un déficit de vitamina D son los siguientes:

  • Adultos mayores de 55 años: Conforme aumenta la edad, la piel reduce su capacidad de sintetizar colecalciferol.
  • Trabajadores de oficina y estudiantes: Pasan la mayor parte del tiempo en interiores y no reciben suficiente luz solar.
  • Personas de piel oscura: La mayor cantidad de melanina de la piel dificulta la creación de vitamina D.
  • Veganos y vegetarianos: El ergosterol es más difícil de absorber y utilizar que la vitamina D de origen animal.
  • Personas que utilizan protector solar con frecuencia: Este producto bloquea los rayos UVB e impide la formación de la vitamina.
  • Personas con enfermedades intestinales crónicas: Dificultan la asimilación de la vitamina D en el tracto digestivo.

¿Cómo se manifiesta el déficit de vitamina D?

Desde hace años se conoce que la hipovitaminosis D produce alteraciones en el metabolismo de los huesos. Una carencia de esta molécula producirá dificultades a la hora de la absorción del calcio y el fósforo. En consecuencia, aparecerán alteraciones en el funcionamiento de la glándula paratiroides y en la formación de nuevo hueso.

Oficinista con dolor de cabeza

Los estudiantes y los oficinistas que pasan mucho tiempo en interiores pueden sufrir una carencia de vitamina D.
(Fuente: Gstockstudio: 53684166/ 123rf.com)

El déficit de vitamina D también se asocia a una sintomatología más extensa. En algunas personas puede comenzar como una sensación subjetiva de fatiga y somnolencia. También pueden aparecer dolores de cabeza que no se relacionan con otra enfermedad. En la siguiente tabla puedes consultar los principales síntomas asociados a la carencia de vitamina D (11):

  • Aparición de osteoporosis, osteomalacia y raquitismo en niños
  • Dolores óseos (especialmente de espalda baja)
  • Dolores musculares
  • Infecciones frecuentes
  • Fatiga y somnolencia acompañadas de cefalea
  • Depresión
  • Dificultad para la curación de heridas
  • Pérdida de pelo y calvicie
  • Demencia
  • Aumento de la gravedad de enfermedades autoinmunes
  • Posible aumento de la incidencia de cáncer (2, 12)

¿Quién debe tomar un suplemento de vitamina D?

Existe un debate sobre la necesidad de suplementación con vitamina D. Se calcula que un 40-50 % de las personas presentan algún tipo de carencia. Por lo tanto, algunos expertos aconsejan administrar vitamina D a toda la población. Otras fuentes recomiendan administrar un suplemento sólo a determinados grupos (13):

  • Mayores de 55 años
  • Veganos o vegetarianos estrictos
  • Personas de piel oscura, especialmente si pasan mucho tiempo en interiores
  • Mujeres embarazadas (bajo supervisión médica) y postmenopáusicas
  • Adolescentes que pasan mucho tiempo en interiores
  • Trabajadores de oficina, estudiantes o personas que no se exponen a la luz solar
  • Personas obesas
  • Personas que se han sometido a cirugía bariátrica
  • Personas con problemas cardiovasculares (hipertensión, insuficiencia cardiaca)
  • Personas con una dieta pobre en vitamina D por cualquier causa
  • Personas con insuficiencia renal
Dr. Miguel Sánchez VieraDirector del Instituto de Dermatología Integral

“Los grupos que más necesitan este tipo de vitamina son precisamente los que más se protegen del sol: como los bebés, ancianos y mujeres embarazadas”.

¿Cómo puede beneficiarme un suplemento de vitamina D?

Unos niveles saludables de vitamina D se han asociado con una disminución de la mortalidad por cualquier causa. En numerosos estudios se ha visto una menor incidencia de osteoporosis, osteomalacia y raquitismo. También aparecieron otros beneficios relacionados con la actividad del calcitriol a nivel neuronal, muscular y cardiovascular (2, 11, 13):

  • Mejora de la fuerza y la resistencia
  • Sensación subjetiva de bienestar
  • Menor incidencia de infecciones (gripe y resfriados)
  • Menor incidencia de fatiga
  • Mejora del humor, alivio de la depresión
  • Mejor control de la presión sanguínea
  • Mejor control de las enfermedades autoinmunes (como el lupus)
  • Mejoras en la memoria y en la concentración
  • Disminución del IMC, del perímetro abdominal y del colesterol LDL (colesterol “malo”)
  • Menor progresión de enfermedades degenerativas (como la degeneración macular asociada a la edad)

¿Es posible tomar demasiada vitamina D?

La vitamina D es de tipo liposoluble. Esto quiere decir que se almacena en los tejidos grasos del cuerpo y se elimina con dificultad. Por lo tanto, es posible intoxicarse con la vitamina D si se consume en cantidades excesivas. Esto no ocurriría con las vitaminas hidrosolubles, como la C, cuyo exceso se elimina inmediatamente por la orina.

Se recomienda no superar las 4000 UI diarias de vitamina D. Un exceso de suplementos o de alimentos fortificados provocará debilidad, vómitos, cólicos renales y calcificaciones arteriales. La exposición solar únicamente crea la cantidad de vitamina necesaria y nunca se ha relacionado con una intoxicación por colecalciferol (8).

Dr. Alejandro Ernesto MacíasDoctor en medicina

“La intoxicación por vitamina D es muy poco común porque cuando la hay en exceso el organismo deja de producirla”.

¿Qué tipos de suplementos de vitamina D existen?

Los suplementos de venta libre de vitamina D contienen vitamina D3 (colecalciferol) o vitamina D2 (ergocalciferol). Estos compuestos serán procesados por tu hígado y por tus riñones, creando la forma activa de esta vitamina (calcitriol). El calcitriol sólo está disponible con receta médica, ya que asocia un mayor riesgo de intoxicación.

  • Vitamina D3 (colecalciferol): Esta molécula se encuentra en los productos de origen animal y se sintetiza en la piel tras la exposición solar. Es la forma más biodisponible y la principal recomendación a la hora de elegir un producto con vitamina D. No es apta para veganos ni vegetarianos debido a su origen animal.
  • Vitamina D2 (ergocalciferol): Este compuesto se encuentra en hongos y alimentos de origen vegetal. Por lo tanto, los suplementos con D2 son aptos para veganos y vegetarianos. Sin embargo, esta forma se asimila y se almacena peor que la vitamina D3. Se recomienda elegir este tipo de suplemento si se sigue una dieta vegetariana estricta.

¿Por qué un suplemento de vitamina D y no uno de calcio?

Hace algunos años se aconsejaba asociar un suplemento de calcio a la dieta de las personas mayores. Esto era especialmente cierto en el caso de las mujeres menopáusicas en riesgo de sufrir lesiones óseas. Recientemente, se ha comenzado a dudar de la efectividad de estos suplementos a la hora de prevenir las fracturas óseas.

Por si fuese poco, el consumo excesivo de suplementos de calcio conlleva efectos secundarios indeseables, como los cálculos renales y las calcificaciones arteriales. Sin embargo, la vitamina D ayuda a la formación de huesos fuertes y no se asocia con tanta intensidad a estos eventos desagradables, siendo una buena alternativa a los suplementos de calcio (14, 15, 16).

Criterios de compra

La búsqueda del suplemento perfecto puede darte más de un dolor de cabeza. Para facilitarte esta tarea, en Monedero Smart hemos reunido los factores de compra más relevantes a la hora de elegir un complemento con vitamina D. Valora las siguientes características y asegúrate de encontrar el producto que mejor se ajuste a tus exigencias:

Alérgenos

Lamentablemente, los suplementos de vitamina D pueden producir reacciones alérgicas. Comprueba los ingredientes del suplemento de tu elección, especialmente los excipientes. Puedes encontrar trazas de soya, maíz o frutos secos. Si no estás seguro de si eres sensible a un determinado componente, consulta con el fabricante o con tu médico.

Interacciones farmacológicas

La vitamina D es capaz de producir interacciones con un amplio número de medicamentos. Una interacción farmacológica puede hacer que la acción de un medicamento se vuelva más intensa o menos efectiva de lo esperado.

Consulta con tu médico antes de utilizar un suplemento de vitamina D si utilizas alguno de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos para la insuficiencia renal crónica
  • Antiepilépticos
  • Hipolipemiantes (medicamentos para bajar el colesterol)
  • Medicamentos para el tratamiento de la psoriasis
  • Algunos antibióticos
  • Digoxina (tratamiento antiarrítmico)
  • Tratamiento antihipertensivo
  • Algunos diuréticos
  • Corticoides
  • Laxantes

Nutrición vegana o vegetariana

Si has decidido que quieres seguir una dieta vegetariana estricta, presta especial atención a tu suplemento de vitamina D. La vitamina D3 procede de fuentes animales como el aceite de pescado azul y no es apta para veganos. Los suplementos de D2 o ergocalciferol son los únicos con un origen 100 % vegetal.

Hay fabricantes que anuncian sus suplementos como “vitamina D3 vegana”. Por ejemplo, una compañía consultada reporta obtener colecalciferol a partir de un liquen. Es difícil asegurar la veracidad de estas promesas, por lo que si quieres estar seguro de que consumes un producto 100 % vegano, te recomendamos que utilices ergocalciferol.

Chica tomando pastilla

Es posible administrar la vitamina D en cápsulas. Esta formulación se usa especialmente en adultos.
(Fuente: Puhhhar: 47895081/ 123rf.com)

Forma de administración

A la hora de elegir tu suplemento, es importante utilizar una forma de administración con la que te encuentres cómodo. Para obtener un aporte adecuado de vitamina D debes tomar tu tratamiento de forma constante. Esto te será mucho más fácil si eliges un producto que se adapte a ti.

Puedes encontrar suplementos de vitamina D en forma de:

  • Tabletas: Son comprimidos recubiertos con un excipiente que les otorga mejor sabor y los hace más fáciles de tragar.
  • Cápsulas blandas: Facilitan la ingesta y hacen que la absorción sea más rápida. La cubierta es de gelatina (o una alternativa vegana).
  • Spray oral: Diseñados para aquellas personas que tienen dificultades a la hora de tragar comprimidos. Se recomienda su pulverización en la boca, aunque hay personas que lo usan sobre la comida con buenos resultados.
  • Gotas: Al igual que el spray, es un formato útil para aquellas personas con dificultades para tragar. El uso de un gotero permite dosificar mejor la cantidad de suplemento.

Relación calidad-precio

Existen envases que contienen una cantidad de vitamina D suficiente para todo un año. Si necesitas suplementarte durante mucho tiempo, te aconsejamos que te inclines por estos productos. Supondrán una inversión mayor (unos 5 dólares más que un envase de duración trimestral), pero ahorrarás a largo plazo.

Resumen

La vitamina D, conocida como “vitamina del sol”, nos brinda fuerza y vitalidad. Sin embargo, nuestro estilo de vida cada vez más sedentario nos expone a sufrir una carencia de esta molécula. Si quieres unos huesos fuertes, un sistema inmune activo y una mente ágil, considera añadir un suplemento de vitamina D2 o D3 a tu dieta.

Deseamos que nuestro artículo te haya resultado útil a la hora de comprender mejor este nutriente. Utiliza esta información para elegir el suplemento adecuado para ti y obtener todos los beneficios de la vitamina D. Si te suplementas de forma consciente y responsable, podrás disfrutar de una vida plena, activa y feliz.

Si te ha gustado nuestra guía sobre vitamina D, por favor, deja un comentario y comparte este artículo.

(Fuente de la imagen destacada: Songpracone: 53649602/ 123rf.com)

Referencias (16)

1. H. Stipanuk M, A. Caudill M. Biochemical, physiological, and molecular aspects of human nutrition. 3rd edition. Elsevier; 2013. 948 p.
Fuente

2. Nair R, Maseeh A. Vitamin D: The sunshine vitamin. Vol. 3, Journal of Pharmacology and Pharmacotherapeutics. 2012. p. 118–26.
Fuente

3. Keane JT, Elangovan H, Stokes RA, Gunton JE. Vitamin D and the liver—correlation or cause? Vol. 10, Nutrients. MDPI AG; 2018.
Fuente

4. Gois PHF, Wolley M, Ranganathan D, Seguro AC. Vitamin D deficiency in chronic kidney disease: Recent evidence and controversies. Vol. 15, International Journal of Environmental Research and Public Health. MDPI AG; 2018.

5. Skin pigmentation and vitamin D status: A single-center, cross-sectional study. J Am Acad Dermatol. 2017 Jun;76(6): AB237.

6. Feldman D, Krishnan A V., Swami S. Vitamin D. Biology, Actions, and Clinical Implications. In: Osteoporosis: Fourth Edition. Elsevier Inc.; 2013. p. 283–328.
Fuente

7. Young AR, Narbutt J, Harrison GI, Lawrence KP, Bell M, O’Connor C, et al. Optimal sunscreen use, during a sun holiday with a very high ultraviolet index, allows vitamin D synthesis without sunburn. Br J Dermatol. 2019.
Fuente

8. Vitamin D — Health Professional Fact Sheet [Internet]. [cited 2019 Sep 1].
Fuente

9. Cancer Research UK. Certain groups of people have a higher risk of vitamin D deficiency including those with darker skin. Vitam D Expert Rev. 2010;25:6.

10. USDA Food Composition Databases [Internet]. [cited 2019 Sep 1].
Fuente

11. Gani LU, How CH. PILL Series. Vitamin D deficiency. Singapore Med J [Internet]. 2015 [cited 2019 Sep 1];56(8):433–6; quiz 437.
Fuente

12. Garland CF, Garland FC, Gorham ED, Lipkin M, Newmark H, Mohr SB, et al. The Role of Vitamin D in Cancer Prevention. Am J Public Health. 2006.
Fuente

13. Varsavsky M, Rozas Moreno P, Becerra Fernández A, Luque Fernández I, Quesada Gómez JM, Ávila Rubio V, et al. Recommended vitamin D levels in the general population. Endocrinol Diabetes y Nutr. 2017 Mar 1;64:7–14.
Fuente

14. Li K, Wang XF, Li DY, Chen YC, Zhao LJ, Liu XG, et al. The good, the bad, and the ugly of calcium supplementation: A review of calcium intake on human health. Vol. 13, Clinical Interventions in Aging. Dove Medical Press Ltd.; 2018. p. 2443–52.
Fuente

15. Bolland MJ, Leung W, Tai V, Bastin S, Gamble GD, Grey A, et al. Calcium intake and risk of fracture: Systematic review. BMJ. 2015 Sep 29;351
Fuente

16. Holick MF. The role of vitamin D for bone health and fracture prevention. Vol. 4, Current Osteoporosis Reports. 2006. p. 96–102.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Anabel Rodríguez Doctora en Medicina
Graduada en Medicina. Mi misión: Utilizar el método científico para encontrar nuevas formas de potenciar el rendimiento deportivo e intelectual de las personas sanas. Mi público: Aquellas personas que deseen información sobre la suplementación basada en la evidencia. Mis suplementos favoritos: L-teanina y vitaminas del grupo B.
Naiara Porras Redactora
Graduada en Traducción e Interpretación con un máster en Literatura y Cine. Mi misión: Ayudar a nuestros lectores a encontrar aquellos productos que puedan hacer su vida más cómoda y mejorar su calidad de vida. Mi público: toda persona interesada en beneficiarse del conocimiento que puede encontrar en internet para mejorar y hacer más sencillo su día a día.
Libro de medicina
H. Stipanuk M, A. Caudill M. Biochemical, physiological, and molecular aspects of human nutrition. 3rd edition. Elsevier; 2013. 948 p.
Ir a la fuente
Artículo médico
Nair R, Maseeh A. Vitamin D: The sunshine vitamin. Vol. 3, Journal of Pharmacology and Pharmacotherapeutics. 2012. p. 118–26.
Ir a la fuente
Artículo médico
Keane JT, Elangovan H, Stokes RA, Gunton JE. Vitamin D and the liver—correlation or cause? Vol. 10, Nutrients. MDPI AG; 2018.
Ir a la fuente
Estudio médico
Gois PHF, Wolley M, Ranganathan D, Seguro AC. Vitamin D deficiency in chronic kidney disease: Recent evidence and controversies. Vol. 15, International Journal of Environmental Research and Public Health. MDPI AG; 2018.
Estudio médico
Skin pigmentation and vitamin D status: A single-center, cross-sectional study. J Am Acad Dermatol. 2017 Jun;76(6): AB237.
Artículo médico
Feldman D, Krishnan A V., Swami S. Vitamin D. Biology, Actions, and Clinical Implications. In: Osteoporosis: Fourth Edition. Elsevier Inc.; 2013. p. 283–328.
Ir a la fuente
Estudio médico
Young AR, Narbutt J, Harrison GI, Lawrence KP, Bell M, O’Connor C, et al. Optimal sunscreen use, during a sun holiday with a very high ultraviolet index, allows vitamin D synthesis without sunburn. Br J Dermatol. 2019.
Ir a la fuente
Artículo médico
Vitamin D — Health Professional Fact Sheet [Internet]. [cited 2019 Sep 1].
Ir a la fuente
Estudio médico
Cancer Research UK. Certain groups of people have a higher risk of vitamin D deficiency including those with darker skin. Vitam D Expert Rev. 2010;25:6.
Estudio médico
USDA Food Composition Databases [Internet]. [cited 2019 Sep 1].
Ir a la fuente
Artículo médico
Gani LU, How CH. PILL Series. Vitamin D deficiency. Singapore Med J [Internet]. 2015 [cited 2019 Sep 1];56(8):433–6; quiz 437.
Ir a la fuente
Artículo médico
Garland CF, Garland FC, Gorham ED, Lipkin M, Newmark H, Mohr SB, et al. The Role of Vitamin D in Cancer Prevention. Am J Public Health. 2006.
Ir a la fuente
Artículo médico
Varsavsky M, Rozas Moreno P, Becerra Fernández A, Luque Fernández I, Quesada Gómez JM, Ávila Rubio V, et al. Recommended vitamin D levels in the general population. Endocrinol Diabetes y Nutr. 2017 Mar 1;64:7–14.
Ir a la fuente
Artículo médico
Li K, Wang XF, Li DY, Chen YC, Zhao LJ, Liu XG, et al. The good, the bad, and the ugly of calcium supplementation: A review of calcium intake on human health. Vol. 13, Clinical Interventions in Aging. Dove Medical Press Ltd.; 2018. p. 2443–52.
Ir a la fuente
Artículo médico
Bolland MJ, Leung W, Tai V, Bastin S, Gamble GD, Grey A, et al. Calcium intake and risk of fracture: Systematic review. BMJ. 2015 Sep 29;351
Ir a la fuente
Artículo médico
Holick MF. The role of vitamin D for bone health and fracture prevention. Vol. 4, Current Osteoporosis Reports. 2006. p. 96–102.
Ir a la fuente