Camara sobre fondo amarillo

La primera cámara web de la que se tiene registro se remonta al año 1991, justo un año antes de que apareciera a la venta la primera webcam comercial. Desde entonces, han ocurrido muchas cosas. El desarrollo de Internet y de las nuevas tecnologías han traído una sociedad en la que las cámaras están omnipresentes en nuestro entorno.

Actualmente, existen muchos dispositivos que vienen con su propia cámara. Se trata, por lo general, de cámaras que cada vez ofrecen mejores funciones. Sin embargo, las webcams aún siguen disfrutando de gran popularidad. Su principal uso sigue siendo realizar videoconferencias con amigos y familiares o en un ámbito laboral.



Lo más importante

  • Su uso más común es realizar videollamadas, ya sea de carácter personal o profesional.
  • En general, no se diferencian mucho del resto de cámaras digitales que pueden encontrarse en el mercado.
  • Una de sus grandes ventajas es que se pueden utilizar en distintos dispositivos. Además, dado que son pequeñas y ligeras, se pueden transportar fácilmente.

Las mejores webcams del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, tus amigos de Monedero Smart te presentamos las mejores webcams que hay en el mercado. Te describiremos las características distintivas de cada una para que puedas elegir la mejor según tus necesidades. ¿Preparado? ¡Empecemos!

La webcam favorita de los compradores en línea

Anímate a probar la webcam C920 de la marca Logitech, una de las cámaras web favoritas de los compradores online, no solo por su increíble precio de 58.58 USD, sino por las grandes funciones que ofrece. El dispositivo presenta una resolución de 1920 x 1080 píxeles en HD.

Integra unos micrófonos estéreos dobles con reducción automática de ruido. Asimismo, corrige automáticamente la luz baja. Es compatible desde Windows 7 en adelante.

La webcam más recomendada por tiendas online

Las tiendas online tienen un producto especial para ti, este se llama la webcam Logitech C270, una videocámara para videoconferencias en HD a una resolución de 720 p y grabación de video en HD. Su velocidad es de 2.4 GHz con un procesador Intel Core 2 y una memoria RAM de 2 GB.

Saca fotos nítidas de 3 MP y ofrece una rápida conectividad de USB 2.0. Su micrófono integrado filtra el ruido de fondo.

La mejor webcam para transmisiones en directo

Si eres de las personas que hace muchas transmisiones en directo, ya sea por hobby o por cuestiones laborales, te presentamos la webcam C922 x Pro Steam. Transmite y graba videos en HD a 1080 p / 90 Fps.

Su tecnología de sustitución de fondo te permite integrar tu imagen en directo, así como cualquier escena de fondo, a tus transmisiones en streaming. Su lente HD y enfoque automático te darán una imagen de video nítido y en alta definición.

La webcam para todo lugar

Disfruta de la increíble cámara web LifeCam de la marca Microsoft, un producto ideal para toda condición lumínica. Su tecnología TrueColor proporciona un color y brillo superiores en casi todas las condiciones de iluminación, incluidas las de poca luz y retroiluminación.

Su pantalla es panorámica y ofrece una visión en 3D de 720 p con una proporción 16:9 y una velocidad de 30 fotogramas por segundo.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las webcams

A la hora de adquirir una webcam, es necesario que tengas en cuenta una serie de cuestiones importantes. No olvides que existen muchos modelos de webcams, cada uno con unas características específicas. Por eso, en esta sección responderemos a las preguntas más comunes de los compradores.

Las webcams son el complemento ideal para tus videoconferencias. (Fuente: Guillem: 59307007/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una webcam?

Una webcam, o cámara web en español, es una pequeña cámara digital que se conecta a una computadora con la que se puede capturar vídeo y difundirlo a través de Internet. Estos vídeos se pueden transmitir tanto a través de una página web como directamente a otro dispositivo por medio de distintos programas.

En general, las webcams se componen de un lente, un sensor de imagen y de circuitos electrónicos necesarios para su correcto funcionamiento. En general, no difieren mucho del resto de cámaras digitales. De hecho, a menudo, lo que las distingue de alguna forma y les da nombre es el software que viene con ellas.

¿Un poco de historia de las webcams?

La primera cámara web de la que se tiene registro, la utilizó el Departamento de Informática y de Ciencias de la Universidad de Cambridge, alrededor del año 1991. Un año más tarde, en 1992, salió a la venta la primera webcam comercial denominada XCam. No cabe duda de que, desde entonces, sus funciones han mejorado considerablemente.

Webcam sobre monitor

La mayoría de las cámaras web vienen con algún accesorio extra. En general, por lo menos, suelen traer un soporte para acoplarlas al monitor o a la pantalla del portátil. (Fuente: Selznev: 16250302/ 123rf.com)

¿Cuáles son los principales usos de las webcams?

El uso más común de una webcam consiste en hacer videollamadas mediante Skype o programas similares. Aunque, como puedes imaginar, éste no es su único uso. También se utiliza con frecuencia para grabar vídeos de Youtube de una forma más o menos profesional, como cámara de vigilancia o para emitir vídeo en directo.

Sin embargo, estos no son todos sus usos. De esta manera, se suele emplear en determinadas áreas de investigación científica como la astronomía, la psicología cognitiva o el neuromarketing. Y, por supuesto, se emplean de forma intensiva en el mundo de los videojuegos, hasta el grado de que hay modelos específicos para ello.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las webcams?

Para empezar, contar con una webcam de calidad te permite disponer de una cámara con mejores funciones de las que ofrecen la mayoría de las cámaras que vienen de serie en las laptops. Además, puesto que son un dispositivo independiente, se pueden usar con diferentes equipos y en diferentes lugares.

Con las webcams puedes realizar videollamadas, emitir vídeo en directo o incluso realizar tareas de vigilancia en casa o en la oficina. En ese sentido, puedes elegir una que tenga las funciones que más te convengan. De hecho, te ofrecen mucha más flexibilidad que las cámaras integradas en las laptops, smartphones o tablets.

Ventajas
  • Videoconferencias
  • Te ofrecen una buena calidad de video
  • Puedes utilizarlas en diferentes equipos y en distintos lugares
Desventajas
  • Pueden llegar a poner en riesgo la intimidad de las personas

¿Cómo utilizar una webcam?

Para empezar, es conveniente que fijes la cámara. Si la usas en una laptop, la puedes fijar en la parte central o en uno de los laterales de la pantalla. Por supuesto, conecta la cámara al equipo y enciéndela. Si la cámara requiere de un software específico, debes instalarlo antes de comenzar a utilizarla.

De ser necesario, tendrás que configurar algunos aspectos técnicos de la webcam. Aunque, tal vez, solo necesites ajustar algunas configuraciones básicas como el brillo, el contraste, el nivel de resolución o la cantidad de fotogramas por segundo (fps). Es aconsejable, también, que hagas una prueba antes de comenzar a usarla.

¿Quién debería comprar una webcam?

Es posible que necesites una webcam porque la cámara de tu laptop no te ofrece las funciones que necesitas. O porque tienes una computadora de escritorio, ya que son equipos que vienen sin cámara. También puedes necesitar una webcam si quieres grabar vídeos de Youtube. O, incluso, para utilizarla como cámara de seguridad.

Webcam sobre escritorio

Las cámaras web son mucho más modernas y compactas conforme pasan los años. (Fuente: Sudsawat: 26578293/ 123rf.com)

¿Qué tipos de webcam existen?

Las cámaras webs se pueden clasificar en dos grandes grupos. Por un lado, están las webcams que se han creado sobretodo para realizar videoconferencias. Por el otro, están las orientadas a realizar streaming en directo. Las primeras son mucho más económicas, mientras que las segundas ofrecen mejores funciones.

Webcams para videoconferencia  Webcams para streaming
Precio Son mucho más económicas, ya que son dispositivos más básicos. Su precio normalmente es más alto.
Funciones Ofrecen menores funciones. Ofrecen mucho mejores funciones. Te permiten disfrutar de resoluciones mucho mayores.

¿Cuáles son los mejores programas para las webcams?

Existen muchos y varios programas para aprovechar al máximo tu webcam. Por supuesto, si vas a hacer videoconferencias con ella, seguramente utilizarás Skype o algún programa similar. Si lo que quieres es grabar vídeos y tomar fotografías, te puede interesar YouCam, ya que te permite añadirles una gran cantidad de efectos.

Un programa realmente interesante es FLV Enconder.

Con él, podrás subir a Internet los vídeos que capturas con tu cámara web. Para tareas de vigilancia, puedes utilizar Vitamin D. Por supuesto, si deseas editar algún video de una manera mucho más profesional, puedes contar con Photoshop, una potente y completa herramienta de edición.

foco

Los fabricantes de prestigio son Microsoft, Papalook y Genius. Y si lo que quieres es una webcam gaming, entonces échales un ojo a los dispositivos de Razer.

¿Qué cuidados requiere una webcam?

Una de las cuestiones a la que debes prestar mucha atención con las cámaras webs es a la seguridad de tu equipo informático. Es mejor que tengas un buen antivirus para evitar que te pirateen la señal de la webcam y la utilicen para espiarte. Del mismo modo, es conveniente encenderla únicamente cuando se vaya a utilizar.

Criterios de compra

A continuación, vamos a analizar una serie de criterios importantes que debes tener en cuenta antes de adquirir una webcam. Algunos son comunes cuando hacemos cualquier compra. Otros, en cambio, son pertenecientes a este tipo de dispositivos y a menudo, el público los desconoce en gran manera.

  • Uso que le vas a dar
  • Diseño y la calidad de los materiales
  • Resolución
  • Apertura f
  • Calidad del lente y campo de visión
  • Enfoque automático
  • Frames por segundo
  • Conectividad
  • Micrófono
  • Compatibilidad

Uso que le vas a dar

Ciertamente esta es la primera pregunta que te debes hacer. No vas a necesitar la misma cámara para realizar videoconferencias que para transmitir en directo. En el primer caso, te vendría bien un modelo de gama baja de alguna marca reconocida. Para el segundo, debes optar por una cámara web de gama alta.

Para streaming, necesitas como mínimo una resolución Full HD, 1080p a 30 fps. Además, sería genial que la cámara contara con un campo de visión lo más amplio posible. En cualquier caso, lo ideal sería que llegara a resoluciones 4K a 30 fps. De todos modos, como puedes imaginar, si tiene más funciones, su precio será mayor.

Dispositivos que pueden conectarse a webcam

Ya no es necesario tener tantos diapositivos, ahora las cámaras web traen micrófonos de buena calidad incluidos. (Fuente: Fad82: 71714224/ 123rf.com)

Diseño y calidad de los materiales

Vivimos tiempos en los que la imagen reina sobre muchos otros aspectos. El sector de la tecnología no es ajeno a esta tendencia. De esta forma, los fabricantes de cámaras web tratan de cuidar el diseño de sus dispositivos. Buscan no solo que sean prácticos y funcionales, sino que también sean atractivos a la vista.

En lo que concierne a la calidad de los materiales, este es un aspecto al que no puedes dejar de prestar atención. Especialmente, influirá en la durabilidad del dispositivo que adquieras. Recuerda lo que se dice normalmente: lo barato sale caro. De este modo, nuestro consejo es que compruebes que compras un producto de buena calidad.

Resolución

Es importante que la webcam que adquieras cuente con una alta resolución, ya que cuanto más baja sea, más granulada se mostrará la imagen. Nuestra recomendación es que optes por una resolución de captura de video que sea superior a 720p. Aunque si la quieres para usos más profesionales, puedes elegir modelos con resoluciones hasta 4K.

Apertura f

La apertura f de la cámara es el orificio por el cual pasa la luz. De este modo, define gran parte de la luz que acaba llegando al sensor de una cámara. Una mayor apertura, que se representa por un valor menor del número f, va a permitir que pase más luz. Como bien se puede pensar, una menor apertura dejará pasar menos luz.

Calidad del lente y campo de visión

Por lógica, el tipo de lente afecta al rendimiento de la cámara web. Aunque puedes encontrar en el mercado diferentes cámaras web que tengan lentes de plástico, es recomendable que escojas una de vidrio. De este modo, obtendrás muchos mejores beneficios sin que ello quiera decir que la webcam sea más cara.

El campo de visión del lente se relaciona con la amplitud de plano que recoge la cámara. En general, suele rondar los 90º y 180º. Si necesitas la cámara para hacer videollamadas con amigos y familiares, tendrás más que suficiente una con 90º. Sin embargo, para grabar vídeo en streaming, vas a necesitar un campo mucho mayor.

Enfoque automático

Normalmente, el enfoque de las cámaras web suele ser automático. Sin embargo, como puedes suponer, unos ofrecen mejor rendimiento que otros. Es importante que el enfoque sea rápido y preciso. Además, en los dispositivos de gama alta, vas a poder configurarlo, lo que te permitirá adaptarlo a tus necesidades.

Frames por segundo

A la hora de grabar vídeos con tu webcam, es importante que tengas en cuenta el número de frames por segundo. Nuestra recomendación es que la webcam que compres te permita grabar como mínimo de 30 fps a 1080p. Sin embargo, no olvides que, normalmente, a mayor resolución, la tasa de frames por segundo suele ser menor.

Conectividad

Procura que tenga conexión por puerto USB, para una velocidad de transferencia muy alta. Una de las grandes ventajas de una webcam es poder usarla en distintos dispositivos.

Por este motivo, es importante que disponga de diversas opciones de conexión.

Del mismo modo, te puede interesar que tenga una cámara que también cuente con conexión por WiFi y por Bluetooth. Aunque su velocidad de transferencia es claramente inferior a la de la conexión mediante USB, lo cierto es que a cambio te permitirá conectarla a equipos que carezcan de estos.

Micrófono

La presencia del micrófono se está convirtiendo en un estándar de las cámaras web. En cualquier caso, no está de más que te asegures de que venga con uno de serie y que compruebes sus especificaciones. A fin de cuentas, sea cual sea el uso que le quieres dar a tu webcam, es 100% seguro que necesitarás uno.

Compatibilidad

Antes de comprar una cámara web, asegúrate de que sea compatible con tu sistema operativo. Y no solo eso, comprueba que sus especificaciones no se vean limitadas por el hardware o software de tu equipo. De nada te servirá comprar una webcam de gama alta, si tu computadora no va a poder aprovechar todas sus posibilidades.

A la vez, son mucho más cómodos los dispositivos Plug & Play que te permiten utilizarlos en cuanto los conectas. De esta forma, te librarás de tener que instalar drivers o realizar aburridas configuraciones ¡La enchufas y listo! Por supuesto, si vas a hacer un uso profesional de la webcam, vas a tener que realizar ciertos ajustes.

Resumen

Las cámaras son cada vez más necesarias en nuestras vidas. En resumen, las cámaras webs son ideales para tareas como realizar videoconferencias con amigos, tomar clases a distancia, organizar reuniones de trabajo por videollamadas o realizar emisiones en streaming. Además de la ventaja de poder conectarlas a diferentes dispositivos.

De este modo, pueden ser muchas las causas por las que necesites comprar una webcam. Sin embargo, sea cual sea la razón, es conveniente que cuentes con la información necesaria para realizar una compra acertada. No dejes de considerar los aspectos técnicos como la resolución, el campo de visión, la compatibilidad y el método de conexión.

Esperamos haberte ayudado a elegir la mejor webcam de tus sueños. Si es así, cuéntanos tu experiencia en la sección de comentarios y comparte esta guía con tus amigos y familiares. ¡Juntos extendamos el conocimiento!

(Fuente de la imagen destacada: Blasbike: 17127761/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?